Las dudas más frecuentes sobre el cáncer de mama

Escrito por , 19 de Octubre de 2016 a las 15:30
Las dudas más frecuentes sobre el cáncer de mama Conocimiento

Las dudas más frecuentes sobre el cáncer de mama

Escrito por , 19 de Octubre de 2016 a las 15:30

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en mujeres. Respondemos algunas de las preguntas más habituales sobre esta enfermedad oncológica.

Hoy es el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, el tipo de tumor más frecuente en mujeres occidentales. Es una enfermedad grave, pero es posible curarla gracias a los avances de la investigación biomédica. Sin embargo, la falta de información puede generar miedo y ansiedad entre las personas afectadas y su entorno.

Por ello en Think Big aprovechamos para recopilar las dudas más frecuentes acerca del cáncer de mama. Este tumor se diagnosticó en 2008 a más de 1,3 millones de individuos en todo el mundo, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer. Estas son las preguntas y respuestas más habituales sobre la enfermedad:

¿Qué es el cáncer de mama?

Esta patología aparece cuando un grupo de células comienza a dividirse de forma incontrolada y autónoma. Si además adquieren la capacidad de invadir otros tejidos y de trasladarse a otras partes del organismo, hablaremos de un tumor maligno.

En el caso particular del cáncer de mama, las células comienzan a dividirse y proliferar incontroladamente en el tejido de la glándula mamaria. Desde ahí, puede crecer de tres formas: invadiendo estructuras cercanas como huesos y músculos o expandiéndose a través de los vasos sanguíneos y de la red del sistema linfático.

cáncer de mama

¿Por qué aparece este tumor?

Cada una de nuestras células cuenta con mecanismos de regulación que controlan su división y proliferación, funcionando como los “frenos” y “aceleradores” de cualquier automóvil. Sin embargo, si estos sistemas se estropean, podemos tener un accidente en nuestro particular “coche biológico”. En el caso de que ocurra en los tejidos de la glándula mamaria, podríamos estar ante un cáncer de mama siempre que el tumor tenga un carácter maligno.

¿Qué influencia tiene el ADN?

A pesar de casos mediáticos como el de Angelina Jolie, sólo entre el 10 y el 15% de los casos de cáncer de mama tiene un origen hereditario. El ADN juega un papel relevante en la aparición de los tumores, pero no sólo por los antecedentes familiares que podamos tener.

Y es que los daños en el ADN no proceden únicamente de una cierta predisposición genética. Hábitos no saludables y un mal estilo de vida pueden provocar efectos muy perjudiciales, de forma que factores ambientales también están detrás de mutaciones que causen la aparición del tumor. En el caso del cáncer de mama, algunas de las más conocidas son errores en los genes BRCA1 y BRCA2.

cáncer de mama

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Existen factores externos que podemos controlar para reducir el riesgo de padecer un cáncer de mama. Entre otros, no consumir alcohol y evitar el sobrepeso o la obesidad. Aunque no está claro que el tabaco tenga una relación directa con este tipo de tumores, sus documentados efectos perjudiciales sobre la salud aconsejan que dejemos de fumar.

Por otro lado, hay otros factores incontrolables y que se han asociado con un mayor riesgo de sufrir un tumor mamario. La Sociedad Americana del Cáncer enumera algunos ejemplos: el envejecimiento, la raza y la etnia, la existencia de un tejido mamario denso, haber empezado la menstruación antes de los 12 años y la menopausia después de los 55, la exposición a radiación en el pecho o al estrógeno sintético dietilestilbestrol. Sin embargo, el cáncer no está provocado por acumular emociones negativas, como proponen algunas teorías pseudocientíficas como la somatización.

¿Por qué cada vez hay más jóvenes diagnosticadas?

Cada vez vivimos más. Y, como mencionábamos, el envejecimiento es un factor directamente involucrado en el cáncer: cuantos más años sigamos vivos, más posibilidades tendremos de acumular daños en el ADN que pueden convertirse en mutaciones. Estos errores genéticos pueden estar detrás de que aparezcan células malignas y aparezca el tumor, también en el caso del cáncer de mama.

Las técnicas de diagnóstico precoz de estos tumores también han mejorado en los últimos años, lo que permite detectar antes el cáncer y poder tratarlo con más eficacia. La mejora de los sistemas sanitarios y el abordaje médico no deben hacernos olvidar que también han aumentado los factores de riesgo, como la exposición a tóxicos ambientales como el tabaco o la prevalencia del sobrepeso y la obesidad en la sociedad, como consecuencia de una reducida actividad física y una dieta poco saludable.

cáncer de mama

¿Cómo se diagnostica?

Además de los métodos utilizados habitualmente en el diagnóstico del cáncer, la detección de los tumores de mama cuenta con algunas peculiaridades. Por un lado, los expertos de la Sociedad Española de Oncología Médica recuerdan la importancia de la mamografía como técnica de cribado para diagnosticar lo antes posible el cáncer.

Existen otras pruebas de imagen que pueden ayudar a examinar los senos, como pueden ser la ecografía o la resonancia magnética nuclear. En el caso de que haya sospechas de cáncer, los expertos pueden solicitar una biopsia para determinar si una zona del tejido se compone de células benignas o malignas. Asimismo, hay otras técnicas que sirven para valorar la posible diseminación del tumor, tales como la radiografía de tórax, la gammagrafía ósea, el TAC o el PET, entre otras.

¿Cuáles son los síntomas?

El signo indicativo de un posible cáncer de mama es la aparición de un nódulo, bien en la mama, bien en una axila. Aunque esto no siempre sea sinónimo de un tumor, lo cierto es que los especialistas recomiendan realizar de forma regular una autoexploración y, en caso de dudas, acudir lo antes posible al médico.

Sin embargo, algunos estudios apuntan que algunos síntomas son desconocidos para una importante parte de la población. Según una encuesta realizada por el Instituto Dexeus, muchas personas ignoran que síntomas como la retracción fija de los pezones, una hendidura, engrosamiento o descamación de la piel también pueden estar detrás de un cáncer de mama.

cáncer de mama

¿Cómo se trata?

La introducción de las antraciclinas primero, y de los taxanos después, marcó un punto de inflexión en la lucha contra el cáncer de mama. Los múltiples avances en quimioterapia, radioterapia y cirugía, así como en tratamientos biológicos y hormonales, han permitido aumentar entre 15 y 20 puntos las cifras de supervivencia. Sin embargo, es importante saber que no existe un único tumor mamario, sino que se trata de una enfermedad heterogénea y su abordaje depende de cada caso.

¿Los hombres pueden padecer estos tumores?

A pesar de que el cáncer de mama se relaciona con mujeres, lo cierto es que los hombres también pueden padecer esta enfermedad. Estamos, pese a todo, ante situaciones muy poco frecuentes, ya que según la Asociación Española Contra el Cáncer, estos casos representan menos de un 1% del total.

¿Hay una epidemia de cáncer de mama?

No. El tumor de mama es el que se diagnostica de forma más frecuente en mujeres occidentales. De acuerdo a los datos oficiales, una de cada ocho mujeres padecerá este tipo de cáncer a lo largo de su vida. El aumento de incidencia se debe al progresivo envejecimiento de la población y a un diagnóstico cada vez más precoz. Por suerte, los avances en la detección y el tratamiento permiten hacer frente a esta patología.

Imágenes | Pixabay, DRDoubleB (Wikimedia), Ed Uthman (Flickr), Paul Falardeau (Flickr)

anterior artículo

La tecnología como alternativa a las ganancias del petróleo

La tecnología como alternativa a las ganancias del petróleo
siguiente artículo

Llega la detección de emociones con señales wireless, un nuevo paso en neuromarketing

Llega la detección de emociones con señales wireless, un nuevo paso en neuromarketing

Recomendados