Devolver las funciones motoras a los enfermos de esclerosis múltiple puede ser posible

Escrito por , 7 de Abril de 2017 a las 17:30
Devolver las funciones motoras a los enfermos de esclerosis múltiple puede ser posible
Conocimiento

Devolver las funciones motoras a los enfermos de esclerosis múltiple puede ser posible

Escrito por , 7 de Abril de 2017 a las 17:30

Los avances en este campo se han producido en la Universidad de Maryland, donde un grupo de investigadores ha conseguido devolver las funciones motoras a los ratones con los que realizaban el experimento, lo que puede convertirse en un gran avance para esta enfermedad.

La esclerosis múltiple es una de las enfermedades neurodegenerativas más conocidas en la actualidad. En estos momentos, esta enfermedad afecta a cerca de 2,3 millones de personas en todo el mundo, de las cuales, 46.000 son españoles y, en su mayoría, mujeres.

En estos momentos, la patología se engloba dentro de las enfermedades autoinmunes, es decir, son las propias defensas del cuerpo humano las que atacan al organismo. Esto es, la esclerosis múltiple se produce por el ataque del sistema inmune sobre la membrana que protege nuestras neuronas, derivando así en un deterioro progresivo en las funciones motoras de los afectados, ya que la transmisión de impulsos se ve afectada por la degradación de esta membrana.

Pero ahora parece haberse abierto una puerta a la esperanza. Las investigaciones acerca de este tema empiezan a dar resultados más que prometedores. Científicos de la Universidad de Maryland en College Park (Estados Unidos) podrían ser los primeros en tener una respuesta algo más clara para la cura a esta enfermedad.

Han presentado un estudio en la 253ª Reunión Anual de la Sociedad Americana de Química celebrada San Francisco, donde han mostrado un tratamiento experimental empleado en ratones con esclerosis múltiple que ha conseguido reeducar las células que atacaban a esta membrana de las neuronas. Una vez que el ataque había cesado, los ratones iban recuperando poco a poco la movilidad motora.

Un proceso de educación

Para comprender cómo los científicos de Maryland han conseguido este avance en la medicina, primero tenemos que comprender cómo funciona el sistema inmunitario del ser humano.

En un primer momento, el agente externo que entra en nuestra fisionomía (llamado antígeno) es localizado por las células inmunes que viajan a través de nuestra sangre buscando a todos esos agentes infecciosos. Estas células llevan el agente patógeno hacia los nódulos linfáticos o linfocitos T, que serán los encargados de identificar el antígeno y coordinar el ataque del sistema inmunitario contra él. No obstante, en la esclerosis múltiple el problema reside en que los linfocitos T fijan como objetivo las propias células del cuerpo humano, en este caso, las células de la mielina.

El experimento en ratones ha resultado satisfactorio

Por ello, el objetivo de los investigadores era conseguir que los linfocitos T no tomaran las células propias del individuo como un agente infeccioso, sino como otra parte de la anatomía, tal y como sucedería en un individuo normal. Según el director de la investigación, Christopher Jewell, “el problema de las actuales inmunoterapias es que no son específicas. En consecuencia, y dado que actúan de forma amplia y no se centran únicamente en aquellas células inmunes responsables del daño, acaban comprometiendo la funcionalidad de todo el sistema inmunitario poniengo en riesgo la salud de los pacientes”.

De este modo, los investigadores han buscado “reeducar” esas células para que cese el ataque contra la mielina. Para ello, han creado una cápsula de copolímeros llena de un agente inmunodepresor mezclado con el antígeno de la mielina, mostrando así a los linfocitos que estas células no son dañinas. Fruto de este trabajo, los ratones han ido recuperando la movilidad motora.

Pero sin duda, lo más importante de todo este descubrimiento es que estas cápsulas no afectan al funcionamiento normal del sistema inmunológico, por lo que el paciente no sufriría ningún tipo de daño en sus defensas y estas podrían actuar perfectamente frente a cualquier ataque de un agente externo.

Un futuro más que esperanzador

Pero la investigación, obviamente no ha finalizado, simplemente acaba de comenzar. Por ello, las siguientes fases del proceso consistirán en probar estas novedades con sujetos más parecidos a los seres humanos, como pueden ser los simios.

Además, no solo se buscará solucionar el problema de la esclerosis múltiple, sino también otro tipo de enfermedades autoinmunes como la diabetes tipo I.

anterior artículo

El fin de las noticias falsas para Facebook pasa por educar a los usuarios

El fin de las noticias falsas para Facebook pasa por educar a los usuarios
siguiente artículo

Vuelve la semana en un minuto

Vuelve la semana en un minuto

Recomendados