Síguenos en redes sociales:
Innovación
12 de enero de 2014 a las 18:30

Impresión 3D y comida: una combinación con futuro… y presente

3D printing

Impresión 3D y comida: una combinación con futuro… y presente

Escrito por , 12/01/2014 a las 18:30

La impresión 3D es prometedora en muchas industrias incluyendo la de la comida. Hoy en día ya se pueden crear pizzas, hamburguesas y más con este método.

El mundo de la impresión 3D es completamente fascinante. Es muy interesante que ahora mismo se pueda comprar una impresora 3D de bajo costo para usarla en casa y comenzar a producir objetos de todo tipo por muy poco dinero. Lo más atractivo de esto es la forma cómo funciona una impresión 3D, donde se coloca una capa sobre otra de algún material sustancioso (como plástico) hasta que se crea algo.

El concepto del funcionamiento de la impresión 3D suena muy simple pero sus implicaciones en el futuro serán muy complejas e importantes porque cualquier persona o empresa pequeña podría hacer la inversión necesaria y comenzar la producción de todo tipo de objetos sin necesidad de depender de fabricantes gigantes que monopolicen ciertos productos.

En todos los campos de producción e investigación están sumergidos en la noción de que la impresión 3D será la norma en la fabricación de muchísimos objetos en unos pocos años. La verdad es que, si se avanza lo suficiente con esta tecnología, se podrían imprimir órganos vitales directamente en un paciente que lo necesite, crear vestidos personalizados a la moda, reciclar residuos de plástico en el hogar para reusarlos para otras impresiones, imprimir partes o un auto completo y hasta hacer cualquier tipo de comida.

¿Hacer comida con impresoras 3D? ¿De verdad?

Posiblemente para cualquier amante de la cocina sonará muy extraño esto de poder imprimir cualquier alimento con una impresora 3D, pero si se volviese algo normal en unos años, sería una excelente solución para muchos problemas y se aplicaría en varias áreas de la industria.

Por ejemplo, uno de los grandes inconvenientes de la industria de la alimentación es lo dañino que es la producción de alimentos y otros derivados de animales, no sólo porque se está matando y tratando a un ser vivo de la forma más inhumana posible, sino porque el ambiente se ve altamente afectado porque se gasta demasiada agua y se crea muchísima contaminación por el efecto invernadero. La impresión 3D podría ser la solución a este gran problema y Forgacs ya está desarrollando una carne que se podrá imprimir, que sabrá igual que la original y que no necesitará ni criar ni matar animales.

Por otra parte, podría convertirse en algo revolucionario en el mundo de la nutrición porque cualquiera podría presionar un botón y hacer un plato sano, nutritivo, balanceado y con calorías contadas con exactitud, lo que le vendría muy bien para individuos que deban seguir una dieta estricta.

La NASA cree en imprimir alimentos

La NASA también piensa que el futuro está en la impresión 3D, especialmente para alimentar a sus astronautas cuando salgan del planeta. Esto tiene mucho sentido porque las naves tienen un espacio limitado para todo lo que deben llevar preparado para comer, y sin tener gravedad y estando en un espacio tan cerrado sería realmente difícil cocinar una comida completa. Si se quisiera mandar un grupo de astronautas para visitar Marte, por ejemplo, les llevaría años completar la misión y esto requeriría mucha comida que idealmente debería proveer nutrición adecuada para ellos. Así que la impresión 3D podría ser la respuesta para que no sea solo el robot Curiosity quien visite el planeta rojo.

La NASA ya ha financiado un proyecto de impresora 3D de una empŕesa llamada Systems and Materials Research Corporation que está en Texas, Estados Unidos, y que se dieron a conocer por imprimir una pizza. Con los U$150.000 que les han dado, deberán personalizar la impresora para crear platos balanceados, sanos y nutritivos que ayuden en una misión larga y que además eviten completamente los desperdicios de comida.

Foodini, iniciativa de impresión 3D española

impresión 3D y comida - impresión 3D y comida - impresión 3D y comida

Existe una startup en Barcelona, España, llamada Natural Machines que ha creado una impresora conocida como Foodini, la cual es el primer modelo comercial hecho para imprimir comida y que debería llegar al mercado español a principios de 2014 con un costo de 1000€ aproximadamente. La empresa cree que este tipo de impresoras crearán tanto revuelto como cuando el microondas llegó al mercado, y con todo lo que puede hacer, es posible que sí suceda. Foodini está especializada en crear postres, panes, pastas y hasta de hamburguesas vegetarianas completas.

La impresora tiene seis cápsulas que podrán ser usadas para introducir varios ingredientes que servirán para fabricar los platos. En ellas no se pueden poner nada líquido ni solido, pero sí vienen muy bien para masas. Foodini no cocina la comida, pero sí la prepara evitando desperdicios.

Otras impresoras 3D para comida

creacion con chefjet

Durante la CES 2014 una empresa de Estados Unidos llamada 3D Systems presentó dos impresoras que imprimen con chocolate y azúcar para crear unos dulces que pueden tener hasta partes movibles, lo que te dejaría jugar con las piezas antes de comerlas. Las impresoras se llaman Chefjet y Chefjet Pro. La diferencia entre ambas es en lo que pueden hacer: la primera, que costará unos 4000€, sólo puede hacer impresiones monocromáticas, mientras que la segunda, que costará el doble, puede imprimir en colores.

Las impresoras también incluirán una aplicación llamada Digital Cookbook que ayudará a crear los diseños que se quieran imprimir a aquellos que no sepan hacer diseños en tercera dimensión.

Sobre el autor

Renata Franco

Renata Franco

Blogger a tiempo completo.
Ver todos sus artículos »