Los 10 juegos más importantes de la historia

Escrito por , 20 de Febrero de 2015 a las 17:30
Los 10 juegos más importantes de la historia
Educación

Los 10 juegos más importantes de la historia

Escrito por , 20 de Febrero de 2015 a las 17:30

Los juegos son la herramienta más potente que existe para aprender habilidades, aptitudes y conocimientos. Hacemos un repaso por su historia.

Primero un disclaimer: Esta lista es personal, única, caprichosa, intransferible y un poco accidental. Sólo tiene dos propósitos:

  • Reflexionar sobre la importancia del juego en nuestra cultura y las conclusiones que se puedan sacar sobre gamificación.

  • Responder a la necesidad de nuestras mentes de encontrar patrones, compartimentar el conocimiento y ordenarlo. Básicamente, es una opción motivacional para que leas el artículo. Lo mismo hace la gamificación, pero con herramientas de diseño de juego (primera lección).

Vamos a la lista:

1. El Escondite

La primera sorpresa de la lista, una elección infantil. Probablemente el juego más jugado de la historia. Poco tiene que ver con la gamificación, pero es un ejemplo perfecto de cómo la evolución hace que nos entretengamos con juegos que nos enseñan habilidades necesarias para nuestra supervivencia. Y saber esconderse de forma eficaz es algo sumamente útil en circunstancias peligrosas.

Da pie a múltiples estrategias, incluida el juego colaborativo, y en sus vertientes más sofisticadas (jugado entre adultos) puede incluir el humor y la ironía. Demuestra que el juego es fundamental en la evolución humana. Y ese potencial se puede y se debe usar.

2. Juego Real de Ur

El primer juego de tablero de la historia. Inventado en la Mesopotamia de 3.000 años antes de Cristo, aunque el conocimiento contemporáneo lo descubriera en 1922.

Es un curioso ejemplo de “gamificación” porque, aunque era una especie de carrera de dados similar al juego de la Oca, reflejaba hechos relacionados con la existencia, de forma que quien participaba “jugaba” una vida real con casillas como ‘ankh nefer’ (buena vida), ‘hesty merty’ (eres alabado y amado), o ‘amen or heb sed’ (el festival religioso de los treinta años en el que se podía alcanzar la divinidad).

El juego como método de enseñanza viene de lejos.

3. Ajedrez

Probablemente el juego más famoso de la historia. Inventado en la India y practicado desde hace catorce siglos. Millones de jugadores y algunas de las mentes más brillantes de la humanidad se han dedicado a él en cuerpo y alma (y aún no se han jugado todas las combinaciones posibles).

Es un ejemplo de flow, es adictivo, se basa en decisiones, es ferozmente competitivo, sirve para aprender de táctica y de asunción de tus propios errores. Se ha utilizado para enseñar estrategia militar y como ejemplo de la importancia del análisis psicológico del contrincante (o de la competencia).

4. Tres en Raya

Juego tonto donde los haya, pero importante. Las razones son varias: tiene normas, lleva jugándose desde la antigüedad (en distintos formatos) y demuestra que los mecanismos motivadores de los juegos son similares da igual el contexto, la cultura o la época.

Lo que hace que el tres en raya funcione es que nos encanta juntar tres puntos separados (desordenados) en una sola línea (ordenada y triunfadora). El problema es que tiene una capacidad estratégica tan limitada que en diez minutos lo dominas. Y en un juego, cuando dejas de aprender, te aburras.

Pero el tres en raya se basa en el mismo concepto que el Tetris, uno de los grandes videojuegos de siempre, o, en su versión más contemporánea, el Candy Crush. Sólo por eso merece un puesto en esta lista.

5. El Monopoly

Primer juego con menos de cien años de historia y uno de esos juegos de mesa que todo el mundo ha jugado. Al parecer, durante la gran depresión de 1929 en Estados Unidos, el matrimonio Darrow se entretenía con un juego ‘casero’ de compra y venta de mansiones que también les encantaba a los vecinos. Decidieron ponerle nombre y reglas y lo comercializaron, llamándole Monopoly. Les sacó de la crisis.

También hay otra historia que dice que el juego ‘The Landlord’ fue inventado treinta años antes por Lizzie Magie (Maryland) con un tablero cuadrado, propiedades para comprar, cuatro estaciones de tren, etc. Se creó para mostrar la injusticia social del reparto de tierras. Hasta que los Darrow lo plagiaron, lo vendieron a Parker Brothers y se enriquecieron. Capitalismo al cien por cien y un ejemplo perfecto de gamificación: No hay mejor manera de aprender qué es una hipoteca (para muchos ha sido su única formación financiera)

6. Fútbol

‘The beautiful game’, el deporte rey. Si alguien se extraña de que aparezca en esta lista que piense que nadie dice que va a ‘correr’ al fútbol. Va a jugar.

Es un juego en equipo en donde ocupar los espacios es tan fundamental como las habilidades físicas o con el balón. Se necesita estrategia y táctica. Después de más de cien añosse siguen viendo cosas nuevas. Y, sobre todo, entretiene y enseña a jugaren equipo. Todos los grandes deportes son juegos. Es como si al atletismo le hubieran aplicado la gamificación. Tiene puntos, niveles y medallas. Sobre su presencia en esta lista, no creo que nadie discuta la importancia del fútbol.

7. Futbolín

Ya avisé que esta era una lista completamente arbitraria. Pero en mi defensa diré que el futbolín tiene unas peculiaridades precursoras de algo que hemos visto después potenciado con la revolución digital.

Para quien no lo conozca, el futbolín se jugaba en unas formas prehistóricas de redes sociales que se llamaban BARES. Además no podías jugar sólo, tenías que jugar de forma colaborativa y te enfrentabas a jugadores que desconocías. En su momento competía, y con buena fortuna, contra las máquinas arcade de videojuegos más avanzadas. Hasta que llegó el Pro Evolution Soccer de Konami y el FIFA de Electronic Arts. Ahora las partidas de futbolín son online y juegan millones de jugadores a la vez. Para mí, el precursor de los juegos online colaborativos.

8. El Pong

El primer videojuego que se creó (1972), a partir de ahí derivan todos los demás: Mario Bros, Arcades, Minecraft, GTA, etcétera. También es el primer videojuego de deportes. Su nacimiento dio pie a la incursión de la tecnología en el juego, lo que ha elevado su potencial hasta convertirlo en la principal corriente cultural del siglo XXI.

Hoy día es la tecnología la que está modelando la cultura del juego. Pero es importante saber que el juego y sus motivadores intrínsecos son previos, y tienen una enorme historia detrás.

9. Pokemon

Primer videojuego contemporáneo de la lista. Pikachu al poder. He seleccionado este juego porque además de que Pikachu mola, (un bicho amarillo, simpático y un electrón desatado en plena lucha), es un ejemplo de coleccionismo elevado a la enésima potencia. Y el coleccionismo es una fuerza muy poderosa en los juegos y en la gamificación.

La humanidad es acumuladora. De ahí que nos guste coleccionar monedas, sellos, piedras, huesos, cromos, etc. Pokemon además es un juego multiplataforma, de cartas y consola, que combina el coleccionismo con la competición.

En la actualidad tiene millones de seguidores y 54.000 Pokemon diferentes con los que jugar. En gamificación casi siempre los llamamos Badges.

10. The Last of Us

Un videojuego de última generación que fue elegido el mejor juego de la PlayStation3 (ya estamos por la cuarta versión de esa consola).

‘The Last of Us’ es un ejercicio espectacular de narrativa y juego. Combina todas las artes del cine y te hace protagonista de una gran historia. Lo incluyo porque la narrativa es importante en los juegos y porque, sinceramente, si lo comparamos con los premios Óscar del año en el que salió, sale ganando en capacidad de influencia: Tuvo un número casi similar de espectadores que ’12 Años de esclavitud’ (la ganadora del Óscar), facturó cuatro veces más, se utilizó (en horas)unas diez veces más y además tiene una historia igual de buena.

Apunta al futuro. Igual que la gamificación.

Imágenes: WikipediaPixabay y Flickr

anterior artículo

Telefonica y la UE desarrollarán I-LINC

Telefonica y la UE desarrollarán I-LINC
siguiente artículo

Mesh, o cómo hacer mucho más amigable e intuitivo aprender a programar

Mesh, o cómo hacer mucho más amigable e intuitivo aprender a programar

Recomendados