Los latidos del corazón, nuestra próxima contraseña

Escrito por , 14 de febrero de 2017 a las 17:30
Los latidos del corazón, nuestra próxima contraseña Futuro

Los latidos del corazón, nuestra próxima contraseña

Escrito por , 14 de febrero de 2017 a las 17:30

Quizá en un futuro podamos iniciar sesión en nuestras redes sociales con el simple latido de nuestro corazón. Eso sí, la seguridad del sistema sanitario va a necesitar una importante mejora.

Actualmente todo nuestro mundo en Internet está protegido por contraseñas. Claves que en muchas ocasiones están compuestas por una simple palabra, acompañada de un número, y cuya dificultad de descifrado es más bien inexistente. La huella digital parecía ser una buena solución al problema de las claves. No obstante, hace poco contábamos en BlogThinkBig.com que ya se ha descubierto un método por el cual clonar estas huellas a través de fotografías es posible. ¿No hay ninguna medida de seguridad efectiva que proteja realmente nuestra información frente a intrusos? Parece que un equipo de investigadores de la Universidad de Binghamton (Nueva York) tiene la respuesta: los latidos de nuestro corazón.

Los latidos de cada persona son únicos. Sólo sería necesario medir la actividad eléctrica del corazón mediante un electrocardiógrafo. Si bien es cierto, esta investigación está orientada a proteger información de tipo médico. Por ello, el proceso se realizará a través de un dispositivo que llevará cada paciente y que recogerá todos sus datos para traspasarlos de forma automática a los médicos.

latidoscorazon

Un sistema simple y rentable

El ahorro de tiempo y dinero con este sistema es bastante significativo, ya que al estar transmitiendo datos automáticamente podemos evitar comenzar estas pruebas desde cero, convirtiéndose en una medida simple y rentable.

Los objetivos de la investigación pasan por que los latidos del corazón se conviertan en un patrón de información muy importante, como puede ser todo el sistema sanitario, ya que se cree improbable que pueda utilizarse en ordenadores o teléfonos móviles. Y es que, debido a la energía que pueden requerir estos dispositivos, la batería puede quemarse fácilmente, sin que el proceso resulte del todo efectivo.

No todo son ventajas

La actividad del corazón no es constante en nuestro cuerpo, como pueden serlo las huellas dactilares, que no varían en toda nuestra vida. Los latidos van variando en función de la edad, la actividad física u otro tipo de anomalías como las enfermedades cardíacas. Es por ello que sería necesario cumplimentar este sistema de seguridad que, sin duda, sería el más seguro del mundo, con otro tipo de dispositivos que nos permitan acceder a nuestra información en caso de cualquier problema al respecto.

Lo cierto es que vivimos en una sociedad donde la seguridad se convierte cada vez en un tema más importante, augurando un futuro más que innovador, y que probablemente ni siquiera imaginemos hoy en día.

anterior artículo

Consejos tecnológicos para ahorrar luz

Consejos tecnológicos para ahorrar luz
siguiente artículo

La colaboración entre inteligencia artificial y seres humanos producirá entornos hiperproductivos

La colaboración entre inteligencia artificial y seres humanos producirá entornos hiperproductivos

Recomendados