spaceglasses

Spaceglasses, más allá de Google Glass

Las Spaceglasses son una gafas inteligentes 3D, basadas en realidad aumentada, que permiten hacer de lo que estamos viendo una interfaz de usuario.

Es probable que en los años siguientes se produzca una explosión del llamado wearable computing, que empezará a comercializarse en masa y se convertirá en una de las tecnologías cotidianas de consumo. Aún estamos lejos de esto, pero la variedad de iniciativas de este tipo es un indicador de lo que está por venir. Una de las propuestas, desarrollada por una startup de Silicon Valley, pretende eliminar el uso de los ordenadores como tal, reuniendo todas las funciones de los dispositivos en una sola interfaz, emitida por unas gafas a base de realidad aumentada y gráficos 3D.

Si bien las gafas de Google, populares con antelación, son el dispositivo más conocido dentro de lo que se puede considerar wearable computing, no son el único. Existen algunas alternativas a Google Glass en camino y se han empezado a vender otro tipo de gadgets, como los smartwatches o las pulseras inteligentes. Las estimaciones de los analistas van por la misma senda floreciente, aunque aún son tímidas. IHS ha previsto que este año se vendan 124.000 unidades de gafas inteligentes, mientras que en 2014 serán 434.000.

En este escenario se cuela la startup Meta con Spaceglasses, su propuesta de gafas 3D basadas en realidad aumentada. Al contrario que Google Glass, funcionan sincronizadas con un ordenador, aunque está previsto que en la segunda generación del producto dispongan de procesador central y GPU propios, así como batería. Su tecnología se basa en la construcción de un modelo de la realidad en tres dimensiones, que se crea en tiempo real.

spaceglasses

A medida que el usuario cambia de visión, ésta es procesada con el software del ordenador, que la reconoce y permite integrarla con otros programas. Entre las aplicaciones que están disponibles por el momento para Spaceglasses se cuentan una para esculpir figuras en 3D sobre el aire o un juego de ajedrez, que despliega un tablero con sus fichas en una superficie plana. El software es capaz de identificar este tipo de formas llanas, donde también ofrece la posibilidad de reproducir vídeos.

Una interfaz para controlarlo todo

La idea de Meron Gribetz, uno de los fundadores de Meta, es que las Spaceglasses sustituyan a los dispositivos que utilizamos en nuestra vida cotidiana. Desde ordenadores a tabletas, incluidos los móviles, las gafas servirían como única interfaz, en la que se podrían desplegar imágenes y aplicaciones a lo largo de todo nuestro campo de visión. Las órdenes se dan con movimientos de las manos, tal y como hace Tony Stark en Iron Man, un personaje al que hace referencia la web oficial.

El pionero de wearable computing y los dispositivos headset, Steve Mann, también profesor de la Universidad de Toronto, ha visto futuro en el proyecto de las Spaceglasses, en el que se ha involucrado como  jefe científico. La campaña que realizó la compañía en Kickstarter recaudó el doble de los 100.000 dólares que pedían. Alrededor de 1.000 desarrolladores ya han pagado para obtener la primera versión de las Spaceglasses, cuyo lanzamiento está previsto para el mes de abril del próximo año. Actualmente se pueden encargar por 667 dólares.

Sobre el autor

Pablo G. Bejerano

Periodista especializado en nuevas tecnologías. Interesado en todo lo que tenga que ver con Internet y sus posibilidades para cambiar la vida de las personas. Más artículos del autor »