Síguenos en redes sociales:
Digital
5 de enero de 2017 a las 19:30

Cinco ideas tecnológicas que ya no estarán en 2017

Cinco ideas tecnológicas que ya no estarán en 2017

Cinco ideas tecnológicas que ya no estarán en 2017

Escrito por , 5 de enero de 2017 a las 19:30

Grandes ideas que alcanzaron la cima de la tecnología pero que han sido remplazadas por otras mejores

Etiquetas:
CINCO, IDEAS, MIT, TECNOLOGíA

Nadie pone en duda que 2016 ha sido un gran año en cuanto a tecnologías se refiere. La realidad virtual, los servicios de streaming o el comercio social han hecho, entre otros, que el año que nos acaba de dejar haya puesto el listón muy alto a 2017. Sin embargo, 2016 también ha sido el año en que algunas tecnologías han dejado de estar entre nosotros, en concreto, 5 ideas tecnológicas que tuvieron gran repercusión pero que finalmente descansan en paz, según recoge MIT Technology Review.

  1. La entrada jack de auriculares

Todos sabemos que en Apple la belleza de las tecnologías es una de sus prioridades. Por ello, el iPhone 7 huye de los múltiples orificios de los que puede disponer un smartphone, reduciendo a una la entrada por la que conectar hardware externo.

Esta entrada es la que originalmente se utiliza para conectar el teléfono a la red eléctrica, pero que en el último lanzamiento de Apple también sirve para conectar los auriculares, desapareciendo así la entrada común de jack.

shutterstock_544191769

No obstante, Apple también ha comenzado a sentar las bases para que lo inalámbrico se convierta en lo común y deje de ser un extraño para la mayoría de los clientes. Por ello, ha lanzado sus AirPods, que cambian la forma de ver los auriculares. Samsung, como ya estamos acostumbrados a ver, también ha decidido deshacerse en un futuro de esta toma jack de auriculares, por lo que parece que la desaparición de esta tecnología no tardará demasiado en convertirse en realidad.

  1. La fibra óptica de Google

shutterstock_544843741

¿El gran gigante de Internet se da por vencido en un proyecto tan ambicioso como la fibra óptica? Pues parece ser que así es, ya que en octubre de este año pasado el director de Alphabet, la empresa encargada de Internet y tecnologías de Google, anunciaba el stop definitivo a la expansión de la fibra óptica, y que únicamente operará en las ciudades en las que ya está establecida y en las que se encuentra ya en desarrollo. ¿Los motivos? Ninguna fuente es del todo fiable, pero todo apunta a que Google prefiere dedicarse a la tecnología de bajo coste y a los dispositivos inalámbricos.

  1. El proyecto Ara

Probablemente, cuando el mundo comenzó a saber sobre el proyecto Ara, todos pensamos que se trataba de un gran proyecto en el que se embarcaba Google. Un nuevo teléfono con el hardware totalmente personalizable y actualizable, además de tener un precio bastante accesible. Sin embargo, Google sabe leer bien el mercado de la tecnología y las tendencias que dominan la telefonía no se correspondían con este proyecto, haciendo que en septiembre de este año la empresa cesara su trabajo en Ara

.shutterstock_298338080

  1. Pebble

Uno de los primeros relojes inteligentes también ha caído en este 2016. Realmente Pebble marcó un precedente en récords de venta en 2012. Sin embargo, los smartwaches no han llegado a calar del todo en el público, y si a esto le añadimos la competencia tan fuerte que ha creado Apple con “Apple Watch”, la caída de Pebble está más que justificada.

shutterstock_532408753

Tras 7 versiones de este reloj inteligente, la compañía anunció este último año su retirada en la producción de estos dispositivos, asegurando en una carta titulada “El último paso de Pebble” que devolvería el dinero a los usuarios que aún estuvieran esperando la entrega.

  1. Vine

La aplicación con el mayor crecimiento del mundo también descansa en paz desde 2016. Fue creada en 2012 y su popularidad se debe a su principal característica: crear vídeos en bucle de seis segundos de duración.

Vine convirtió a simples usuarios en grandes estrellas de Internet que vieron cómo sus ingresos aumentaban a medida que subían más vídeos y que la aplicación ganaba en popularidad.

shutterstock_229774468

Sin embargo, el resto de aplicaciones tomaron nota de ello. Así, Instagram y Snapchat se convirtieron en los principales competidores de la aplicación de Twitter, que en tres años vio cómo la mayoría de sus estrellas decidían pasarse a estas aplicaciones para hacer su contenido.

Finalmente, Twitter decidió cerrar la aplicación, no sin antes anunciar que creará una nueva app que, aunque no será una red social como sí lo era Vine, permitirá realizar los mismos vídeos de seis segundos. Esta innovación se llamará Vine Camera.

Sobre el autor

Carolina Ferrer Caballero

Carolina Ferrer Caballero

Madrileña de 22 años. El cine, las series y los libros como forma de vida. Soy periodista de vocación y tras pasar por El Mundo ahora escribo para el LAB de Content Marketing de Telefónica Talentum.
Ver todos sus artículos »