Síguenos en redes sociales:
Futuro
4 de enero de 2017 a las 15:30

Una planta química de la India convierte dióxido de carbono en bicarbonato

Una planta química de la India convierte dióxido de carbono en bicarbonato

Una planta química de la India convierte dióxido de carbono en bicarbonato

Escrito por , 4 de enero de 2017 a las 15:30

Sin buscarlo inicialmente, una planta química se ha convertido en un referente en la lucha contra las emisiones en la India por convertir dióxido de carbono en bicarbonato.

Gracias a una técnica inventada por dos químicos jóvenes de la India y a su empresa, Carbon Clean Solutions, una planta química de la India situada en la ciudad de Tuticorin captura el dióxido de carbono que produce en su actividad y lo convierte en bicarbonato. Aunque la idea del dueño de la empresa no era ser ecológico ni aportar un grano de arena a la lucha contra el cambio climático, la empresa de Ramachadran Gopalan se ha convertido en una bandera de la India contra las emisiones, en cuya lista se sitúa quinta si Europa cuenta como un sólo país.

Para llevar a cabo el proceso ayuda la propia actividad e instalaciones de la planta química. Una caldera de carbón se utiliza para producir vapor, tras lo que su chimenea emite dióxido de carbono. En ese momento, una sustancia lo separa del humo, tras lo que es enviado a la planta para unirse a unas sales y producir el producto final, el bicarbonato. El proceso, según aseguran sus creadores, requiere de menor energía que otros empleados en la actualidad para producir carbonato de sodio. El tratado del acero también resulta más económico así, lo que abarata aun más y hace viable el proceso global.

La eficiencia del proceso de captura del dióxido de carbono es del 90%, y con ello logran ahorrar, sin que hayan aportado demasiados datos que lo corroboren, 60.000 toneladas de emisiones al año. El aspecto más positivo de la empresa es que ha logrado todo ello sin subvenciones por parte del Estado, que en numerosos países lleva años y años costeando todos los intentos de avanzar hacia las energías limpias.

Llevando a cabo esto mismo en más lugares, Carbonclean afirma poder reducir un 5 o 10% la cantidad de dióxido de carbono, una cifra que aunque no cambia la situación, sí puede ayudar a conseguir aliviar las cifras de algunos países. En cuanto a la planta, su dueño espera instalar una segunda caldera que en vez de bicarbonato obtenga fertilizante.

Imagen principal: The Guardian.

Sobre el autor

Antonio Sabán

Antonio Sabán

Futuro e innovación.
Ver todos sus artículos »