¿Quieres jugar online desde cualquier lado? Así se tira cable de red por toda tu casa

Escrito por , 3 de junio de 2021 a las 12:30
¿Quieres jugar online desde cualquier lado? Así se tira cable de red por toda tu casa
Hogar Digital

¿Quieres jugar online desde cualquier lado? Así se tira cable de red por toda tu casa

Escrito por , 3 de junio de 2021 a las 12:30

Hoy en día usamos Internet básicamente sin cables. Es decir, a través de la conectividad WiFi o mediante datos móviles vía 4G o 5G. Es cómodo, rápido y evita tener la casa llena de cables que puedes pisar, romper o tirar. Con todo, los expertos siguen recordándonos que es mejor usar cable de red o cable Ethernet en cualquier red doméstica o profesional. En especial si se trata de llevar Internet en superficies grandes. Pero sacrificamos un poco de velocidad por comodidad.

De todas formas, hay situaciones concretas en las que resulta inevitable acudir al cable Ethernet. Puede que quieras disfrutar de contenido UHD o 4K sin pérdidas, jugar online en una habitación lejos del router, puede que padezcas puntos muertos donde no llega el WiFi y te resulta imposible jugar sin lag… Para todos estos casos, la mejor opción es emplear cable de red o cable Ethernet. Pero que sea la mejor no implica que sea la más fácil de implementar.

Si tu objetivo es jugar online exprimiendo tu fibra óptica al máximo, te proponemos crear una red doméstica mediante cable Ethernet que vaya desde tu router hasta tu habitación o sala de juego. Puede que no sea estéticamente lo mejor, pero con algo de delicadeza podemos ocultar el cable y disfrutar de anchos de banda de 300 MB o 600 MB sin pérdida.

Llevando el cable de red a todos los rincones

El mejor símil que encontramos al hablar de cable de red o cable Ethernet es la instalación eléctrica. Es imprescindible en cualquier hogar, de manera que la instalación es obligada. Además, en la actualidad todo el cableado está integrado de manera que solo vemos interruptores y enchufes. Pero en temas de Internet, todavía queda camino por recorrer.

Hay edificios de nueva construcción que cuentan con alguna instalación de cableado de red ya integrado, pero son anecdóticos. Además, la popularidad del WiFi y la llegada del 5G hacen inviable que en el futuro tengamos nuestros hogares con cable de red en cada habitación. Así que tendremos que ser nosotros quienes lo hagamos posible.

La primera pregunta es, ¿merece la pena tanto esfuerzo? La respuesta rápida es: un cable de red o cable de Ethernet, ofrece una velocidad de 10 GB/s. Si tu fibra óptica es de 600 MB, obtendrás esos 600 MB. Pero si quieres conectar dispositivos entre sí por cable, obtendrás velocidades más altas en caso de crear una red doméstica para jugar en modo local.

Material necesario para una red doméstica

Obviamente, el ingrediente principal es el cable de red o cable Ethernet. Un simple vistazo a cualquier tienda online nos muestra que hay cables para todos los gustos. Desde 0’25 metros hasta 15 metros. Y si te preocupa que se vean más o menos, en la actualidad los hay de distintos colores e incluso se han popularizado los cables de red planos, que son más fáciles de integrar en paredes o suelos.

En función de las distancias que debemos salvar para nuestra red doméstica, seguramente necesitemos acudir a cables de mayor longitud. Los hay de 30, 50, 75 y hasta 100 metros. En algunos casos vienen ya con sus correspondientes cabezas o conectores RJ45. Si no es así, tendremos que hacer un poco de manualidades.

Cable de red + Cable Ethernet + Red doméstica
Fuente: Busohe

Otro elemento que seguramente necesitemos será un Switch. Su equivalente eléctrico es la regleta de toda la vida. Un Switch es básicamente un dispositivo que nos permite conectar cuatro, cinco, ocho, diez o más cables RJ45 o cable Ethernet. Con uno o más de estos dispositivos podemos organizar nuestra red doméstica gestionando el cableado entre habitaciones. Así evitaremos tirar demasiado cable desde el router.

Uno de los temas más peliagudos es el que tiene que ver con las paredes y otros elementos arquitectónicos que separan cada una de las estancias de nuestra casa o de una oficina. En este sentido resulta inevitable usar el taladro para hacer pasar el cable. A no ser que podamos aprovechar la instalación eléctrica.

Cable de red y redes PLC

Si no quieres agujerear tu casa, puedes combinar el cable de red con la tecnología PLC. Es decir, tiramos cable por toda la habitación y, para salvar obstáculos, podemos colocar dispositivos PLC que se comunican entre sí a través de la toma de corriente. Combinando PLC con cable Ethernet, obtendrás lo mejor de ambas tecnologías sin hacer “obras” en casa.

Respecto a las velocidades que ofrecen las redes PLC, en la actualidad puedes alcanzar velocidades de entre 1 y 2’4 Gbps. Además, los dispositivos ofrecen varios puertos Ethernet, de manera que podremos tirar cable para varios equipos sin problemas.

En definitiva, con el cable de red obtendremos una red doméstica de gran velocidad para jugar en local y no veremos pérdida de velocidad al jugar online si nos conectamos a Internet. Por lo demás, las opciones disponibles en el mercado permiten crear una red con apenas esfuerzo y adaptándose a nuestros conocimientos técnicos.

anterior artículo

¿Comprar o no comprar móviles reacondicionados? He ahí la cuestión

¿Comprar o no comprar móviles reacondicionados? He ahí la cuestión
siguiente artículo

Cómo hacerte un experto en Marketing digital y negocios con ThePowerMBA

Cómo hacerte un experto en Marketing digital y negocios con ThePowerMBA