Conducción inteligente

Conducción eficiente: 5 técnicas para ahorrar gasolina

La conducción de automóviles es una actividad catalogada como peligrosa. El motivo es que, al conducir, se corre el riesgo de causar o sufrir accidentes, así como de provocar daños al medioambiente. Pero ¿sabías que conducir de manera agresiva (exceso de velocidad, aceleraciones rápidas) también puede ocasionar pérdidas a tu economía al aumentar tu consumo de combustible?

La buena noticia es que conducir no tiene por qué ser una actividad estresante. ¡Solo tienes que aprender a conducir de manera inteligente! Así podrás evitar accidentes, ayudar a preservar el medioambiente y ahorrar en el consumo de gasolina. De hecho, la tecnología inteligente en los autos puede ayudarte a ahorrar en combustible entre el 3 y el 10 % cada año. 

Además, tienes un gran aliado en la tecnología para coches que te aporta: 

  • Sistemas de advertencias. Por ejemplo, para avisos de tráfico, salidas de carril, colisiones frontales y detección de límites de velocidad.
  • Sistemas de control. Por ejemplo, para el frenado automático o el control de crucero.
  • Sistemas de información. Por ejemplo, coche conectado, sistema de GPS para localización, alertas de mantenimiento y notificaciones.

5 formas de conducción inteligente que te permiten ahorrar combustible

El combustible es caro en varios países. Pero, aunque no puedas controlar su costo, lo que sí puedes hacer es seguir estos consejos para conducir inteligentemente. Así será más llevadero para tu bolsillo llenar el depósito.

1. Evita el ralentí

El ralentí o motor muerto es la principal causa de desperdicio de combustible y de contaminación atmosférica. Un motor de 3 litros desperdicia 300 mililitros de combustible por cada 10 minutos de ralentí. Para practicar una conducción eficiente, apaga el motor cuando estés parado por más de 2 minutos. Salvo en caso de tráfico. 

El start-stop es una tecnología que apaga de manera automática el motor del automóvil cuando se encuentra detenido por completo. Por ejemplo, cuando te encuentras detenido esperando por algún servicio. Cuando sueltas el freno, el motor se vuelve a encender suavemente, evitando el ralentí innecesario.

Conducción responsable. Respeta los límites de velocidad

2. Respeta los límites de velocidad

Cada modelo de vehículo tiene su propia configuración óptima de velocidad y consumo de combustible. Sin embargo, la mayoría de los automóviles consumen más combustibles al aumentar la velocidad. 

Por ejemplo, a 120 km por hora, un vehículo utiliza un 20 % más de combustible que a 100 km por hora. En un viaje de 25 km, este aumento supone un ahorro de tiempo de menos de 3 minutos. 

El exceso de velocidad desperdicia combustible. Para eso, algunos vehículos poseen llaves inteligentes que permiten controlar algunas funciones de los autos, entre ellas la velocidad máxima. Al fijar límites a la velocidad, contribuyes a fomentar una conducción segura y ahorras combustible.

3. Mantén una velocidad constante 

Cada vez que frenas y aceleras, tu vehículo consume más combustible. De hecho, cuando pasas de 75 a 85 km por hora cada 18 segundos, puede incrementar el consumo un 20 %.

Considera la posibilidad de utilizar un control de crucero para una conducción más inteligente en autopistas y carreteras. Este dispositivo te ayuda a mantener una velocidad constante y, cuando se activa, un sensor radar puede: 

  • Determinar la velocidad de los demás vehículos en la autopista.
  • Ajustar de manera automática tu velocidad para una conducción segura.

4. Anticipa el tráfico

Si miras con atención lo que hacen los otros conductores y peatones, podrás mantener tu velocidad más constante y consumir menos combustible. Además, puedes reducir la velocidad de tu auto por inercia, disminuyendo la utilización de los frenos y ahorrando gasolina.

Los GPS te permiten saber el lugar preciso donde se encuentra tu vehículo, lo que es muy importante para poder rastrearlo. También te brinda información para determinar las rutas óptimas, las condiciones del tráfico, los hábitos de conducción, entre otras cosas. 

5. Utiliza un coche ecológico

Si quieres ahorrar combustible al conducir y cuidar el medioambiente, puedes utilizar un coche ecológico. Los fabricantes de autos de todas partes del mundo están invirtiendo en diseñar motores más inteligentes y ecológicos. Por ejemplo, el motor EcoBoost puede mejorar hasta un 20 % el ahorro en combustible (Business Tech, 2017) y hasta un 15 % las emisiones de CO2.La conducción inteligente es, sin duda, el mejor hábito que puedes adquirir como conductor y la tecnología te la pone fácil. Te ayuda a disfrutar de una mejor experiencia al manejar, a ahorrar dinero y a contribuir a la sostenibilidad ambiental. ¿Y tú qué opinas?

Foto de portada de Trace Constant en Pexels

RELACIONADOS

Cómo puedo averiguar mi código PUK Movistar

Cuando contratas una línea móvil con Movistar, o cualquier otro operador móvil, obtienes una tarjeta de plástico o cartón que contiene, a su vez, una tarjeta...