médico online

Por teléfono o videollamada: qué es lo mejor hablar con un médico online

Ir al médico sin salir de casa es una realidad cada vez más demandada, gracias a las posibilidades que nos ofrece la telemedicina. Sin embargo, en torno a este escenario pueden surgir dudas acerca de cuándo pedir una cita telefónica o, por el contrario, una videollamada con un médico.

Ahorrar tiempo, mayor flexibilidad, prevenir el autodiagnóstico y la automedicación, menos riesgo de contagio, etc., son algunas de las ventajas que trae consigo esta modalidad. En torno a ello surge el servicio de telemedicina de Movistar con la aplicación Movistar Salud. Si además tienes cualquier duda del servicio, puedes entrar en la Living App Movistar Salud.

A continuación, te damos las claves para conocer cuándo hacer uso de una consulta telefónica o una videollamada.

Cuándo pedir cita telefónica para hablar con un médico online

Para comenzar a explicaros cuándo hacer uso de esta vía, vamos a ejemplificarlo para, posteriormente, daros las claves.

La infección de orina es una de las dolencias más comunes y molestas entre los pacientes. Así, con Movistar Salud, cuando comienzan a aparecer los primeros síntomas, podemos pedir una cita telefónica y que el médico de atención primara directamente nos recete el medicamento adecuado o nos de los consejos necesarios para cada patología.

En base a lo anterior y según los expertos, el uso de las llamadas telefónicas se recomienda cuando:

  • Necesitas recoger unos resultados.
  • Tienes dudas acerca de medicamentos concretos o quieres renovar recetas.
  • Padeces síntomas que no son alarmantes, como una conjuntivitis, un resfriado, etc. Y, por lo tanto, no es necesaria una exploración física inmediata.
  • Quieres resolver dudas específicas acerca de tu estado de salud. Siendo esta opción común para aquellas personas que padecen enfermedades crónicas, como la diabetes, asma, etc.

En definitiva, el uso de las llamadas telefónicas para hablar con un médico online son recomendables para abordar cuestiones concretas. Se trata de una opción útil, por ejemplo, para resolver preguntas en cuanto a alimentación, vacunación, lactancia o síntomas leves en bebés.

Médico online
Foto: Romain V

Según datos de Eurostat de 2017, se registraron 7,26 visitas al médico por habitante en España, una cifra por encima de la media europea que se encuentra en 6,8. De esta manera, logramos descongestionar los centros médicos con consultas que pueden resolverse de manera sencilla vía teléfono.

Cuándo pedir cita vía videollamada

Por su parte, en lo referido a las consultas vía vídeollamada, uno de los ejemplos más adecuados de su uso son las consultas dermatológicas, ya que son cuestiones que pueden resolverse de manera eficaz, a través de esta modalidad, sin necesidad de desplazamiento.

También, se aprovecha la cardiología de este sistema, ya que mediante el uso de marcapasos o electrodiagramas implantables se consigue que el médico pueda seguir la evolución clínica del paciente en la distancia. A la par que es posible conocer la tensión arterial o el nivel de oxígeno en la sangre.

Así, otras de las especialidades beneficiadas son: la endocrinología, la obstetricia, la psicología o la rehabilitación. En el caso de la última, el médico puede guiar al paciente acerca de los ejercicios que necesita, sin necesidad de tener que acudir diariamente al centro médico.

Es decir, las consultas para hablar con un médico online a través de videollamadas son más frecuentes cuando es necesario que el profesional visualice el estado del paciente. Por ejemplo, es común su uso tras operaciones quirúrgicas, de esta manera se evita que el paciente se desplace al hospital y evitar, así, posibles infecciones.

Médico online
Foto: Harry Cunningham

Telemedicina: un complemento en las consultas presenciales

Si echamos la vista atrás, en un artículo de la revista científica The Lancet, de 1879, abordaban la posibilidad de utilizar llamadas telefónicas con el objetivo de descongestionar el sistema sanitario, siempre y cuando la situación del paciente así lo requiera.

Es decir, esta estrategia sanitaria no es nueva, sino que lleva aplicándose desde hace tiempo, pero en menor medida. Es importante recalcar que ambas modalidades consisten en un complemento de asistencia a los pacientes.

Asimismo, se trata de un avance en la medicina tradicional para aquellos pueblos donde no llega la asistencia sanitaria o donde llega un par de días a la semana. Mediante consultas telefónicas u online todas las personas pueden tener acceso al sistema sanitario. De la misma manera que es una opción efectiva para aquellas personas que se encuentran fuera del país.

Foto de cabecera por Gonzalo Chavarri.

RELACIONADOS