Router Movistar

La historia del router: desde IMP a Smart WiFi en 40 años

Desde la creación de Internet en 1983, nuestra vida ha ido evolucionando a una velocidad de vértigo. Sin apenas darnos cuenta, hemos tenido que ir asimilando todos estos cambios para no quedarnos atrás, pasando de hacer simples búsquedas en los navegadores a poder controlar electrodomésticos desde el teléfono móvil

En la actualidad ya no podemos imaginar cómo sería vivir sin estar permanentemente conectados. El uso de las nuevas tecnologías y las RRSS forma parte de nuestra rutina diaria: ir a trabajar, comer, dormir, hablar por WhatsApp, enterarse de las últimas noticias en Twitter o subir esa foto de las vacaciones que tanto nos gusta a Instagram.

Telefónicacomo empresa pionera en innovación y nuevas tecnologías, ha conseguido que sus clientes puedan sacar el mayor rendimiento a sus conexiones. El último gran hito de la compañía ha sido el lanzamiento del Amplificador Smart WiFi 6, el primer dispositivo con WiFi 6 que hay en España. Todos los avances que la compañía ha ido realizando a lo largo de estos años, le han permitido estar presente en los hogares españoles desde sus inicios.  

El primer router: IMP (Interface Message Processors)

Toda historia tiene su principio y el del router se remonta a los años 60 y 70. Se diseñó una red basada en la conmutación de paquetes que se llamó ARPANET (ARPA Network) y cuyo mecanismo facilitaba el uso eficiente de rutas alternativas. 

Los dispositivos conectados a ARPANET se llamaban IMP (Interface Message Processors) y eran ordenadores que almacenaban y reenviaban mensajes utilizando las técnicas de conmutación de paquetes. Estos dispositivos son conocidos como los primeros “routers” porque es la primera vez que la conmutación de paquetes deja de ser solo teoría y se empieza a llevar a la práctica. Más tarde de la mano de la NSF (National Science Foundation), una agencia de investigación científica gubernamental de los Estados Unidos, nace NSFNET, la primera red que hace la función de columna vertebral de Internet. Comenzó a operar en 1985 utilizando la misma tecnología y protocolos de ARPANET y debido a su éxito inmediato, en 1990 ARPANET deja de funcionar de forma definitiva.  

La red NSFNET está operativa hasta 1995. En ese año, la NSF (National Science Foundation) transfiere el control de Internet de forma provisional a cuatro operadoras norteamericanas: MFS Datanet, Sprint, Ameritech y Pacific Bell. Dichas empresas constituyen los puntos de acceso a la red, conocidos como NAP (Network Access Point), que proporcionan conectividad a los ISP (Internet Service Provider). El proveedor de servicios de Internet (ISP) es la empresa que ofrece servicios de conexión a Internet a sus clientes. El proceso de descentralización de la Red continua durante los años siguientes estableciéndose la arquitectura que se mantiene en la actualidad.

Un crecimiento imparable

En los últimos 20 años Internet ha crecido a pasos agigantados. A finales de los años 90 se comienzan a utilizar los estándares xDSL que permiten el acceso a una conexión de alta velocidad a un gran número de usuarios. En 2001 se empieza a utilizar por primera vez la red 3G. En los años siguientes, gracias a la creación de dispositivos móviles con grandes capacidades de conectividad y a la aparición del universo Web 2.0 (modelo de páginas web que buscan convertir al usuario en un agente activo y que interactúe, y no sea solo un mero receptor de información) Internet no hace más que aumentar su crecimiento a un ritmo vertiginoso

Debido al auge de Internet, en el año 2007 se agotan las direcciones IPv4 (el protocolo de Internet versión 4 es un protocolo de interconexión de redes basados en Internet, y fue la primera versión implementada para la producción de ARPANET en 1983). Este factor impulsa la actualización del protocolo IPv4 al IPv6, diseñado para resolver el problema de agotamiento de direcciones. Además, es un elemento clave en la adopción de NAT (Network Address Translation), un sistema que se utiliza en las redes bajo el protocolo IP y que permite el intercambio de paquetes entre dos redes que tienen asignadas mutuamente direcciones IP incompatibles. 

En el año 2010 se empezó a utilizar la red 4G y en 2013, de la mano de Cisco surge un nuevo concepto llamado Internet of Everything (Internet de todas las cosas). Esta idea es totalmente disruptiva, porque busca dotar de conectividad a cualquier objeto que estando conectado tenga un valor añadido. En este camino, a finales de 2018 llegó el 5G que tiene como objetivo satisfacer las necesidades de comunicación de miles de millones de dispositivos conectados. 

 

El importante papel que juega Telefónica

Telefónica ha sido uno de los actores principales en el desarrollo y avance de las telecomunicaciones. En 1995 montó su primera conexión a Internet. A comienzos del siglo XXI apostó por el ADSL y fue todo un éxito. El primer router que distribuyó para ADSL fue el modelo 3 Com 812. Su segunda gran apuesta en conectividad fue la fibra óptica y, de nuevo, obtuvo un éxito rotundo, convirtiéndose en la gran dominadora dentro del mercado español. En 2005 empezó a realizar sus primeras pruebas, ofreciendo ya entonces una conexión de 50 Mbps de bajada. Además, ese mismo año lanzó al mercado el primer router con tecnología WiFi.  

En la actualidad, con la llegada del 5G y el WiFi 6 están iniciando una nueva etapa en el terreno de la conectividad. Pero, hay cosas que no cambian con el paso del tiempo, y Telefónica sigue liderando la transformación digital en el mundo de la telecomunicación.  

Ser la compañía de referencia en este campo, ha permitido a Telefónica poder analizar y saber qué es lo que necesitan sus clientes en cada momento. Por esa razón, continúa apostando por el usuario y lo hace a través del Hogar Movistar. El objetivo es otorgar una mayor conectividad entre dispositivos para hacer más fácil, familiar y privada la vida en el hogar. 

Una nueva era: El Router Smart WiFi y el Amplificador Smart WiFi 6

Dentro del ecosistema Hogar Movistar puedes disfrutar de la última tecnología y la mejor conectividad. Un ejemplo de ello, son dos de sus dispositivos, el Router Smart Wifi y el Amplificador Smart WiFi 6.  

El Router Smart WiFi dispone de la tecnología WPS 2.0, que facilita y agiliza la configuración e instalación de nuevos equipos inalámbricos en el hogar usando códigos QR impresos en su propia carcasa. En las últimas versiones del firmware se incluye la tecnología Band Steering, que selecciona automáticamente la mejor banda disponible en cada momento (2,4 o 5 GHz). Este router es el mejor que ha lanzado la compañía hasta el momento. Si algo lo diferencia de sus predecesores, es que está ideado para que aproveches todas las posibilidades de conexión en tu hogar, desde mejorar la seguridad de la red, controlar qué dispositivos están conectados a Internet hasta bloquearles por completo el acceso. 

Por su parte, si quieres que tu conexión llegue hasta a las zonas de tu casa donde no suele haber conexión, el Amplificador Smart WiFi 6 es tu solución, aunque en estos momentos hay unidades limitadas de dicho producto. Este dispositivo tiene una velocidad hasta 5 veces mayor y con un 30% más de cobertura que un equipo de la generación anterior. Gracias al protocolo WPA3, cuenta con mayor seguridad y, además, ofrece la posibilidad de crear una única red WiFi para todo el hogar con el mismo nombre y clave para todos los dispositivos. 

Toma el control desde la App Smart WiFi

Telefónica quiere llevar la última tecnología a los hogares de sus clientes, para conseguir hacerles la vida lo más sencilla, cómoda y segura posible. Dentro de ese objetivo, se encuentra la App móvil Smart WiFi, una aplicación totalmente novedosa en España, que ofrece al usuario la posibilidad de gestionar el router o el amplificador desde su móvil:  

  • Activar Conexión Segura para proteger todos tus dispositivos cuando navegas por internet 
  • Bloquear el acceso a cualquier usuario en todo momento 
  • Ver y gestionar los dispositivos que están conectados a tu red WIFI
  • Realizar un análisis del funcionamiento y optimizar el canal para una mejor conexión 
  • Reiniciar el router y cambiar la contraseña de tu WiFi 
  • Pausar y reanudar la conexión a la red WiFi de cualquier dispositivo  
  • Personalizar tu red WiFi creando una red para invitados  

Si aún no dispones de ella, ¿a qué esperas? Descárgate la versión para Android o la versión para IOS

Pero eso no es todo, porque si además eres cliente Movistar Fusión y dispones de un Descodificador UHD o  Descodificador UHD Smart WiFi con la Living App Smart WiFi en Movistar+ podrás ver qué dispositivos tienen acceso a tu red WiFi, consultar la contraseña y reiniciar el router desde tu televisión. 

No te quedes atrás y ¡hazte ya con estos dos dispositivos de Movistar para sacar el máximo rendimiento a tu experiencia digital!     

RELACIONADOS

Movistar+: diferencias entre VOD y U7D

La televisión ha cambiado mucho en los últimos años y gracias, como siempre, a Internet. El otro día una vecina llamaba a mi puerta para preguntarme...