mejorar mi coche, coche conectado

Qué ocurre cuando a un coche analógico le pones un cerebro

Desde siempre, el tablero de un automóvil ha mostrado toda clase de información, en tiempo real, sobre el funcionamiento y estado del vehículo. Es algo a lo que estamos todos acostumbrados. Pero tener a la vista esa información permite adelantarnos a errores y averías. Siempre y cuando le hagamos caso. Eso y saber qué le ocurre concretamente a tu automóvil antes de acudir al taller.

El inconveniente es que el vehículo estándar muestra solamente información interna. A lo sumo, la temperatura externa. El siguiente paso en su modernización, obtener datos externos para tomar decisiones de conducción. También para evitar atascos y no cometer imprudencias al volante. Y aquí Internet tiene un papel importante que responde a la pregunta: ¿cómo mejorar mi coche?

En la red hay multitud de artículos respondiendo a esa pregunta de mil maneras. Pero pocos tienen en cuenta aspectos como convertir tu coche analógico en un automóvil conectado. Puede que esto no evite que te quedes sin aceite o que se pinche una rueda. Pero te ayudará a encontrar la mejor ruta o a evitar un atasco que te hará perder tiempo y combustible. En definitiva, tener un asistente que te acompañe durante el viaje mientras tú decides qué hacer.

Mejorar mi coche conectándolo a la red

Cada vez es más frecuente encontrar vehículos que integran una pantalla en el tablero de mandos. Donde antes iban los controles de temperatura o cualquier otro aplique, en la actualidad nos topamos con pantallas que dan acceso a servicios como música por Internet, mapas de conducción, llamadas y mensajes, etc. Se puede llamar de muchas maneras, pero suele conocerse como ordenador de a bordo. Una evolución y complemento del cuadro de mandos tradicional.

Esto facilita al conductor obtener información externa con la que tomar mejores decisiones al volante. Desde encontrar la mejor ruta para llegar a un lugar, recibir avisos de citas o reuniones o incluso ver el estado de nuestro vehículo, en los modelos más modernos.

Mejorar mi coche, coche conectado

Del coche analógico al coche conectado. Con algo en apariencia tan simple como incluir un ordenador dentro del vehículo, obtenemos ventajas como conocer más a fondo el estado de salud del automóvil o recibir datos por Internet como las inclemencias meteorológicas, las gasolineras más cercanas o si la vía por la que vamos a transitar está cerrada al tráfico. Con algo tan simple puedo mejorar mi coche y aumentar los niveles de seguridad.

Datos, información y decisiones. Lo que antes debíamos hacer de manera manual y sobre la marcha, hoy es posible hacerlo con mayor comodidad gracias al uso del smartphone y a la mayor cantidad de datos que el propio automóvil puede darnos si cuenta con funciones de conectividad o integra una pantalla táctil.

Información y servicios en tiempo real

Lo mismo ocurre con la capacidad de llegar de un punto a otro. Con la misma naturalidad con la que hemos integrado un sistema de música o radio en los automóviles, los mapas digitales o dispositivos GPS son ya cada vez más frecuentes, dotando al vehículo de datos y mapas actualizados gracias a Internet. El nivel de detalle facilita la búsqueda de establecimientos o servicios concretos, avisos de tráfico o de incidencias en carretera y otras comodidades.

Dotando a un vehículo o coche analógico de funciones de automóvil conectado, éste se convierte en algo más que en un medio de transporte. También integra funciones de asistente personal, posibilitando el uso de avisos o alertas cuando el automóvil requiere mantenimiento o cuando se activa alguna cita en nuestro calendario personal o laboral.

Google Maps por qué predice atascos

Convertir un coche analógico en coche conectado es algo que podemos encontrar de serie o hacerlo nosotros mismos. El simple hecho de conectar tu teléfono al vehículo lo dota de funcionalidades relacionadas con Internet. En algunos casos, incluso es posible conectar el teléfono al sistema del vehículo, por cable o por Bluetooth, e integrar los servicios de ambos en la propia pantalla del automóvil.

También existen alternativas más próximas a una tablet o iPad que a un smartphone y que se conectan al automóvil. Además, se pueden colocar en un lugar visible y hacer las mismas funciones que los ordenadores de a bordo integrados. Y, por descontado, integran conectividad inalámbrica WiFi, Bluetooth y geolocalización GPS. Eso y soporte para aplicaciones y servicios por Internet como mapas, música, etc.

En definitiva, dotar a un vehículo analógico de funciones digitales y conectadas supone la diferencia entre limitarnos a conducir o tener que tomar decisiones constantes y consultas de información. Algo que podemos hacer con una pantalla táctil o mediante comandos de voz con nuestro propio smartphone o a través de una pantalla integrada de serie o instalada por nuestra cuenta.

Mejorar mi coche con Movistar Car

Una manera más económica de mejorar cualquier coche analógico consiste en adoptar Movistar Car, un servicio que dota a tu automóvil de conexión a Internet mediante WiFi. Así podrás conectar tu smartphone sin sacrificar tus datos móviles, obteniendo hasta 10 GB.

Tan simple como conectar un dispositivo al puerto OBD de tu automóvil. Algo que puedes hacer tú mismo y que no requiere de asistencia técnica. Además, ese dispositivo está controlado desde su propia aplicación para iPhone y Android. Con ella, Movistar Car te permitirá navegar por Internetconsultar tu posición en el mapa y encontrar los establecimientos más útiles, solicitar ayuda en caso de avería o accidente, etc.

Gracias a Movistar Car también podrás programar las revisiones de tu vehículo o recibir alertas programadas según donde te encuentres o si hay un error en el automóvil. Esto último en función de las características de tu vehículo.

RELACIONADOS

Ahora puedes disfrutar de Prime Video en Movistar+

 ¿Quién de vosotros no ha comprado alguna vez en Amazon? Sobre todo, durante los largos meses de la pandemia, nuestra mayor alegría era la llegada de sus repartidores...