Google Chromecast
  • 16 marzo, 2021
  • MOVISTAR+ 
  • 6 min

Resolución 4K: todo lo que debes saber al comprar un televisor

El contenido a resolución 4K está más presente que nunca en Internet y en plataformas de contenido bajo demanda como Netflix o Movistar+. Gracias al UHD 4K puedes disfrutar del mejor contenido con una nitidez y calidad de imagen superiores. Esto cambia por completo la experiencia visual de ver una serie, película o documental.

Pero, claro está, para ver contenido en UHD 4K necesitas un televisor que admita esta resolución. El límite de la calidad de imagen la determina tu televisor. Si es HD o Full HD, hasta ahí podrás llegar. En cambio, si cuentas con un televisor a resolución 4K, podrás ver películas o series en formato UHD 4K pero también contenido HD o SD.

A continuación, hacemos un listado de los detalles y aspectos a tener en cuenta si vas a adquirir un televisor con resolución 4K. Y es que más allá de la propia resolución, hay más elementos para decidir qué modelo es adecuado para ti.

El tamaño sigue importando, también para la resolución 4K

Desde siempre, el tamaño del televisor ha sido el principal aspecto a considerar para comprarlo. Eso y el precio, claro. Pero el tamaño siempre ha sido y sigue siendo lo primero en que nos fijamos al cambiar de televisor.

No es lo mismo un televisor principal que uno secundario para otra estancia de casa. Como por ejemplo una cocina o una sala de estar. También hay que considerar el espacio disponible donde la colocaremos, la distancia desde donde la veremos y el uso que le daremos. No es lo mismo un televisor para simplemente ver las noticias que uno para juego o un televisor para disfrutar de cine y series en casa.

Resolución 4K

En relación a la resolución 4K, ten en cuenta que hay un tamaño mínimo para disfrutar de esta resolución. Por ejemplo, por debajo de las 40 pulgadas es prácticamente imposible encontrar televisores UHD 4K. A partir de ahí, cuantas más pulgadas, mejor.

Y aunque parece obvio, conviene prestar atención a que el televisor indique claramente que se trata de un televisor en resolución 4K. También encontraremos sinónimos como UHD 4K, 4K UHD o resolución 3840×2160. Precisamente, 4K en la práctica corresponde a esa resolución, a diferencia de un televisor Full HD o HD, que alcanza una resolución menor de 1080×720.

El famoso HDR

Junto a la resolución 4K, la tecnología HDR es el segundo factor que más va a influir en cómo verás el contenido en tu televisor. Lo que conocemos como HDR o Alto Rango Dinámico en castellano, permite que tu televisor te muestre eventos deportivos, documentales de naturaleza o películas con una calidad de luz, contraste y color superiores.

Ver el mismo contenido con el HDR desactivado o activado cambia mucho la experiencia, tal y como puedes comprobar tú mismo cuando dispongas de tu propio televisor UHD 4K.

HDR Dolby Vision

Por regla general, todos los televisores 4K del mercado cuentan con HDR. Eso sí, deberás fijarte en qué estándar emplean. En la actualidad, te encontrarás con HDR10 o HDR10+, que es el más habitual, y un segundo tipo de HDR, Dolby Vision. Este segundo es menos frecuente y corresponde a modelos de televisores de rango medio y alto debido a su mayor precio. Al mismo tiempo, ofrece mejor calidad de imagen.

La tecnología de la pantalla

En la época de los televisores de tubo catódico, todas las pantallas eran de vidrio. Pero hoy, la cosa es más compleja. Habrás oído hablar de acrónimos como LCD, LED, IPS, OLED o QLED. La diferencia entre estos acrónimos tiene que ver en cómo la pantalla de tu televisor ilumina los píxeles para formar la imagen que vas a ver. Todos tienen sus defensores y detractores, y en la práctica, las diferencias se encuentran en pequeños detalles y en el precio final del televisor.

Resolución 4K

Las pantallas LED (Light Emiting Diode) emplean diodos blancos que son iluminados por píxeles de color desde atrás. Sus limitaciones tienen que ver con imágenes oscuras, ya que los tonos negros u oscuros son difíciles de obtener en este tipo de pantallas. Por contra, los colores se muestran menos saturados.

Las pantallas QLED (Quantum Dot Light) son una evolución de las anteriores. Iluminan los píxeles de manera individual, mejorando el contraste y obteniendo negros más puros. Precisamente, los modelos de televisores QLED suelen destacar este aspecto, obtener tonos negros.

Las pantallas OLED (Organic Light Emiting Diode) iluminan los píxeles con su propia luz. El resultado es que permiten mostrar mejor los colores a riesgo de perder naturalidad. También tienen la ventaja de ser más finas que las otras pantallas. Por contra, suelen ser más caras y se reservan a televisores de grandes dimensiones.

Por si no es suficiente con esto, los televisores LED pueden ser de dos tipos: IPS y VA.

  • IPS (In-Plane Switching), permiten ángulos de visión amplios. De manera que si ves el televisor desde un lateral, lo verás mejor que si fuera VA. –
  • VA (Vertical Alignment), tienen la ventaja de un mayor contraste de la imagen. En la práctica, negros más profundos y blancos más intensos.

Elegir entre unas tecnologías u otras dependerá de si verás eventos deportivos, programas de televisión al uso o películas y series. En un contenido de ficción, por ejemplo, te encontrarás con escenas nocturnas que disfrutarás mejor en pantallas VA y/o QLED.

Entradas, salidas y aplicaciones en las teles con resolución 4K

Ahora que conocemos el tamaño del televisor, sabemos que su resolución es 4K, ya hemos tomado partido por el tipo de pantalla que queremos y, finalmente, ya solo nos queda saber qué tipo de conexiones necesitamos.

Tener más o menos entradas HDMI y USB. Que tenga conexión Bluetooth. Y se pueda conectar a Internet por WiFi o Ethernet. Son detalles a tener en cuenta en función de si vas a conectar dispositivos externos como el Descodificador UHD de Movistar.

Hoy en día es frecuente conectar el televisor a un descodificador para ver contenido de pago. También hay dispositivos que nos permiten acceder a contenido digital y a otras plataformas de contenido. Y qué decir de las consolas de videojuegos. Otra posibilidad es que quieras conectar un ordenador mediante VGA, DVI o DisplayPort.

Resolución 4K

A nivel de sonido, tal vez quieras conectar tu televisor a un equipo de música, altavoces o barras de sonido. Para ello te encontrarás con salida de auriculares, el clásico Jack, salida de sonido digital, etc.

Finalmente, si quieres evitar tener que conectar mil y un dispositivos a tu televisor con resolución 4K, un detalle en el que fijarnos es qué sistema operativo emplea el televisor. Eso y qué aplicaciones tiene instaladas por defecto. Según el fabricante, encontramos televisores con Android TV, otros con sistemas propios como WebOS de LG o VIDAA de televisores Hisense.

Y si quieres instalar la aplicación de Movistar+, deberás tener en cuenta que la aplicación para smart TV es compatible con televisores Samsung y LG de 2012 en adelante, y de 2016 en adelante para tener todas las funciones disponibles y televisores Hisense de 2020 con VIDAA 4.0.

RELACIONADOS