Distancia TV 4K, control parental
  • 11 noviembre, 2021
  • MOVISTAR+ 
  • 5 min

Cómo solucionar los problemas de calidad de imagen en Netflix

Hoy en día, para disfrutar de una buena serie o película necesitas contar con un buen televisor que permita ver contenido en la mejor calidad de imagen. Poco a poco nos vamos acostumbrado a verlo todo en HD o Full HD, es decir en alta definición o 1080p. Y los más adelantados están dando el salto al 4K o UHD, ultra alta definición o 2160p. La pregunta es, ¿cómo disfrutar de esas definiciones en Netflix? ¿Cómo podemos cambiar la calidad de Netflix si tenemos problemas de imagen? O mejor, ¿es posible subir la calidad de Netflix si no es la adecuada?

Para obtener la mejor calidad disponible en Netflix necesitamos cumplir varios requisitos. Por el momento, esa calidad o definición es 4K, UHD o 2160p. Para obtenerla necesitas un televisor compatible. Segundo, contratar Netflix Premium. Y para disfrutar de ese contenido UHD integrado en tu catálogo de Movistar+, además deberás contar con el descodificador UHD de Movistar que tú mismo puedes instalar en tu hogar. Y no olvidemos otro requisito indispensable: tener contratada la fibra óptica de Movistar para recibir contenido por streaming en la mejor calidad posible.

Pero vayamos por partes. Primero, veamos qué plan de Netflix necesitas según la calidad de imagen deseada. Luego, algunos trucos para cambiar la calidad de Netflix en tus dispositivos. Y, por último, cómo resolver posibles problemas de calidad de imagen de esta plataforma de vídeo por Internet.

cambiar calidad de Netflix - calidad de imagen - subir calidad de Netflix

Netflix en SD, HD y UHD

Netflix se puede contratar mediante suscripción. Sus tres planes condicionan la contratación en función de qué calidad de imagen quieres obtener. Por ejemplo, el plan Básico ofrece series, películas, documentales y demás contenido audiovisual en calidad SD. Si quieres subir la calidad de Netflix, puedes optar por el plan Estándar, que te da acceso a su catálogo en calidad HD. Y si tu televisor es UHD o 4K, podrás optar por el plan más completo de Netflix: el plan Premium con calidad UHD, Ultra HD o 4K.

Elegir un plan u otro también tiene otras diferencias, como poder ver el catálogo de Netflix de manera simultánea en un dispositivo (plan Básico), dos dispositivos (plan Estándar) o en hasta cuatro dispositivos a la vez (plan Premium). Y, obviamente, esto también se traduce en precios distintos, de menos a más.

Recuerda que puedes contratar Netflix, Estándar (HD) o Premium (Ultra HD), directamente desde Movistar. Así integrarás tu cuenta de Netflix en tu plan de Movistar+ a través de una de las muchas modalidades de Movistar Fusión. La ventaja de tener Netflix con Movistar+ es que su precio es más barato. Y si además dispones del descodificador UHD de Movistar, el catálogo de Netflix estará integrado en el catálogo de Movistar+, en calidad 4K e incluso podrás acceder a su propia app oficial.

Cambiar la calidad de Netflix en tus dispositivos

Si quieres asegurarte de que la calidad de Netflix es la mejor posible, puedes hacer varias cosas, según en qué dispositivo veas ese contenido. Empecemos por el descodificador UHD de Movistar. Por defecto, todo está pensado para ver el catálogo de Netflix en Ultra HD. Por si acaso, Netflix nos recuerda los requisitos: contratar Netflix Premium, tener un televisor UHD, conectar el descodificador UHD mediante un cable HDMI compatible con HDCP 2.2 o superior, tener una velocidad de Internet de, al menos, 25 megabits por segundo y, finalmente, que la configuración de la calidad de streaming de tu cuenta sea Alta o Automática.

Lo mismo ocurre para disfrutar de Netflix en tu ordenador, teléfono o tableta. Primero, ten en cuenta la definición máxima que admiten. Hoy en día es frecuente el soporte para HD. No tanto 4K, algo que deberemos relegar a televisores específicos 4K o UHD. Las videoconsolas de última generación, PlayStation 5 y Xbox Series X/S, también integran Netflix en calidad 4K si el televisor lo admite.

Una vez sabemos la calidad máxima a la que podemos aspirar, para cambiar la calidad de Netflix en tus dispositivos compatibles o, directamente, subir calidad de Netflix, deberás acceder a la aplicación correspondiente, entrar en tu perfil de usuario y luego ir a Cuenta. Allí deberás entrar en tu perfil correspondiente dentro de Perfil y control parental. Entre las opciones a cambiar, iremos a Configuración de reproducción > Cambiar > Uso de datos por pantalla. Allí podrás elegir entre Bajo, Mediano y Alto. También puedes optar por Automático, que te dará la mejor calidad según la conexión disponible.

Si tu plan de datos móviles es limitado, ten cuenta que usar distintas calidades consumirán más o menos datos. En concreto, Bajo equivale a 0’3 GB por hora. Mediano, 0’7 GB por hora. Y Alto, 3 GB por hora para HD y 7 GB por hora para Ultra HD.

Otro dato de interés. Para ver contenido de Netflix en SD, necesitarás 3 Mbps. Para HD, 5 Mbps. Y para 4K o Ultra HD, 25 Mbps. Vamos, que con WiFi y fibra óptica obtendrás la mejor calidad.

cambiar calidad de Netflix - calidad de imagen - subir calidad de Netflix

Problemas de calidad de imagen en Netflix

Si cumples con los requisitos antes mencionados, no deberías tener problemas para subir la calidad de Netflix y para ver su catálogo sin problemas. Pero, en ocasiones, suceden cosas inesperadas. La ayuda oficial de Netflix nos da una lista de posibilidades.

Posibles problemas de calidad en Netflix: pantalla en negro con o sin sonido, pantalla en blanco, pantalla en gris, roja, verde, violeta o rosa, imágenes distorsionadas o de mala calidad, imágenes pixeladas, etc. Vamos, que hay un sinfín de problemas posibles, aunque no frecuentes.

Las soluciones genéricas a estos problemas te sonarán porque son habituales y efectivas con cualquier otro aparato o dispositivo electrónico. El clásico apagar, esperar unos segundos y encender resuelve la mayoría de estos problemas. Esto se aplica al televisor, al descodificador UHD y/o al router. Comprobar que los cables están bien conectados (HDMI, corriente, Ethernet) también ayuda. No es frecuente, pero un cable mal conectado o flojo afecta a la calidad de imagen.

Tanto si estás usando el descodificador UHD de Movistar como si accedes a Netflix desde tu teléfono, tableta, ordenador o videoconsola, en esos casos puedes salir de la aplicación y volver a entrar para ver si se resuelve el problema.

En ocasiones, un contenido se empieza reproduciendo a baja calidad pero a los pocos segundos vuelve a la mejor calidad disponible. Si no es así, comprueba la velocidad de conexión. Puedes hacerlo desde la App Smart WiFi desde tu iPhone, Android o desde tu descodificador UHD.

RELACIONADOS