La Ps4
  • 14 septiembre, 2021
  • GAMING 
  • 5 min

Descubre los pasos para mejorar la conexión de la PS4 o de la Xbox

Ponerse en línea con la PS4 o la Xbox es un momento de mucha emoción. Sin embargo, el tiempo de espera prolongado puede lograr que el entusiasmo se desvanezca rápidamente. Para evitar esto, creamos una guía completa y práctica para descubrir cómo mejorar la conexión de la PS4 y de la Xbox.

Consejos prácticos para mejorar la conectividad y seguridad de la PS4 o de la Xbox

Antes que nada, debes comenzar por optimizar tu conexión local. Muchos de los problemas iniciales se pueden solucionar hablando con tu proveedor. Más allá de eso, hay algunas configuraciones en la consola y en los puertos para mejorar la PS4 y la Xbox.

Ahora, otro punto clave es la seguridad. Si estás a punto de entrar en línea, es vital crear una cuenta maestra de PS4 o Xbox. Esta cuenta tiene toda la autoridad para configurar los ajustes generales de tu consola, incluyendo medios de pago. Así que asegúrate de que solo tú sepas el código de acceso a esta cuenta para evitar que otros realicen cambios.

Sin embargo, no hay forma de evitar el hecho de que el tamaño de archivo de los juegos es muy grande. Estos pueden ir desde los 20 GB hasta los 50 GB para los juegos más grandes. Por eso, para mejorar la conectividad de tu consola puedes seguir estos consejos:

1. Conéctate por cable siempre que se pueda

El cable Ethernet utiliza una conexión directa al router. Con este garantizas que cualquier problema de conexión que surja de la distancia entre tu consola y el enrutador no afecte la estabilidad del Internet. Si no tienes uno a la mano, mover la consola más cerca del router podría ayudar. Así se puede resolver cualquier problema de interferencia que esté causando una descarga lenta.

Otra opción para disfrutar de la mejor conectividad en tu consola es activar la funcionalidad gaming, disponible en la app móvil de Smart WiFi, sin necesidad de conexión por cable. Puedes activarla desde tu móvil y priorizar la señal de hasta dos dispositivos de juego mientras estás conectado a la red WiFi Plus. De este modo tienes la misma conexión como si jugaras conectado por cable. Esta funcionalidad se irá poniendo en producción de forma progresiva y permite, mediante la apertura de puertos, disfrutar al máximo del juego online con menos lag. 

2. Pon la consola en modo reposo

En el caso de la PS4, se llama modo de reposo. En el caso de la Xbox One, se llama modo de encendido instantáneo. Ambos modos se pueden configurar para permitir que las descargas continúen mientras se encuentran en estos estados.

En la PS4:

  • Ve a “Configuración” en el menú de tu PS4.
  • Ahora ve a la configuración de “Ahorro de energía”.
  • Ingresa a “Establecer funciones disponibles en el modo de reposo”.
  • Asegúrate de que la casilla “Descargar archivos” esté marcada.
  • Ahora puedes mantener presionado el botón de PlayStation o ir a “Opciones de energía” y poner la PS4 en modo de reposo mientras descarga juegos o parches.

En la Xbox:

  • Dirígete a “Configuración, todos los ajustes”.
  • Selecciona las opciones de encendido e inicio.
  • Selecciona la opción “Encendido instantáneo del modo de energía”.
  • Asegúrate de que la casilla «Descargar actualizaciones y compras automáticamente» esté marcada y que la casilla «Cuando la Xbox esté apagada, apague el almacenamiento» no esté marcada.
  • Mantén presionado el botón de inicio en tu mando de juego y luego selecciona “Apagar consola” para ponerlo en modo de encendido instantáneo. Realiza este paso una vez que un juego haya comenzado a descargarse.

En ambos casos, las descargas deberían completarse un poco más rápido.

3. Cambia tus servidores DNS

Esto puede dar lugar a velocidades de descarga más altas. Aunque los resultados serán diferentes para cada persona dependiendo de su ubicación, hardware, calidad de tu conexión a Internet, etc.

Pasos para cambiar el DNS en la PS4:

  • Dirígete a “Configuración”, luego a “Red”.
  • Ve a “Configurar conexión a Internet”.
  • Selecciona LAN o wifi según lo que estés usando.
  • Selecciona “Personalizado”.
  • Haz clic en las configuraciones de Dirección IP y DHCP tal como están, sin cambiarlas.
  • Ahora cambia el DNS a modo manual.
  • Ingresa tus servidores DNS primarios y secundarios. Puedes utilizar Google DNS, que es el servicio más común y con más servidores en todo el mundo.
  • DNS de Google: Principal 8.8.8.8 / Secundario 8.8.4.4.
  • OpenDNS: Primario 208.67.222.222 / Secundario 208.67.220.220.
  • DNS de CloudFlare: Primario 1.1.1.1 / Secundario 1.0.0.1.
  • Ejecuta el resto de las configuraciones tal como están sin cambiarlas.
  • Vuelve a probar tus velocidades de carga y descarga en “Configuración”. Ingresa a “Network” o “Red” y luego a “Probar conexión a Internet”.

Pasos para cambiar el DNS en la Xbox:

  • Presiona el botón Xbox en el medio de tu control para abrir la guía.
  • Ve a “Sistema” y luego a “Configuración”.
  • Dirígete a “Red”, luego a “Configuración de red” y finalmente a “Configuración avanzada”.
  • Selecciona “Configuración de DNS” y luego “Manual”.
  • Ingrese su configuración DNS primaria y secundaria como indicamos en el caso de la PS4.
  • Una vez ingresado, presione el botón B para salir y probar la conexión.

Sigue estos pasos para mejorar la conexión en Fortnite, Call of Duty, FIFA o cualquiera de tus favoritos. En este sentido, una buena conectividad siempre será esencial para mejorar tu experiencia de juego. Así el tiempo y la rapidez en tu conexión ahora estarán de tu lado.

Imágen de cabecera: Stefan Coders 

RELACIONADOS

Movistar+: diferencias entre VOD y U7D

La televisión ha cambiado mucho en los últimos años y gracias, como siempre, a Internet. El otro día una vecina llamaba a mi puerta para preguntarme...