Una startup del MIT promete baterías con el doble de capacidad para 2017

Escrito por , 17 de agosto de 2016 a las 15:30
Una startup del MIT promete baterías con el doble de capacidad para 2017
Futuro

Una startup del MIT promete baterías con el doble de capacidad para 2017

Escrito por , 17 de agosto de 2016 a las 15:30

Gracias al empleo de nuevos materiales, SolidEnergy Systems ha logrado producir sin comprimisos una batería de litio con el doble de capacidad que las convencionales, con el objetivo de comercializarlas a partir de 2017.

SolidEnergy Systems, una empresa salida del MIT, está casi lista para producir y comercializar una batería de litio de nueva generación que ofrece el doble de capacidad energética que las baterías convencionales que hoy en día se encuentran en casi todos los dispositivos electrónicos. Este tipo de promesas suelen surgir de otros materiales como el grafeno o el hidrógeno, que sin embargo son difíciles de traer a un mercado masivo. La novedad es que SolidEnergy dice poder tenerlo pronto en manos del consumidor.

Llegará, además, sin los compromisos habituales en otras tecnologías de baterías. La propuesta de la empresa fundada por Qichao Hu es el doble de densa, pero tan segura y duradera como las actuales. Así, tal y como han mostrado en la imagen junto al iPhone, son capaces de, manteniendo la capacidad o incluso ampliándola levemente, reducir el tamaño de estas a la mitad. De igual manera, manteniendo el tamaño, se puede duplicar la capacidad, aunque esto no parece el objetivo de los fabricantes de smartphones o incluso coches, que siempre buscan miniaturización.

Generaciones litio

Para llegar a esto, SolidEnergy ha sustituido el materíal más común en el ánodo, el grafito, por una hoja metálica de litio que puede contener una cantidad de iones mucho mayor, lo que redunda en mayor capacidad. Así han superado el gran problema del metal de litio, la generación no controlada de dentritos en el ánodo, que reduce la calidad de los circuitos y produce fuertes calentamientos que inflaman el electrolito. Más adelante, además de volverse no seguras, pierden la capacidad de ser recargables.

Otro problema que tuvieron que superar fue que con estos cambios las baterías sólo funcionaban a 80º C, lo que reducía enormementa las aplicaciones prácticas. Con la ayuda de Donald Sadoway, descubrieron que podrían recubrir la hoja de litio de un finísimo electrolito sólido que no precisa de ser calentado, lo que, unido a un electrolito líquido no inflamable, frenó las reacciones negativas e hizo el proyecto algo palpable.

SolidEnergy

Este cambio en la composición no precisa de muchas modificaciones en la producción, por lo que otra ventaja de producir las nuevas baterías es el coste: cualquier factoría actual está más que lista para hacerlo sin aumentar el coste. Ese, entre otros motivos, como que los inversores están confiando en el producto, es el hecho que les hará llevar la batería a smartphones y wearables en 2017 y a coches eléctricos en 2018. En estos últimos, prometen mejorar la autonomía media de 200 a 400 millas.

anterior artículo

Project Alloy, la solución de Intel para superar los problemas de la realidad virtual

Project Alloy, la solución de Intel para superar los problemas de la realidad virtual
siguiente artículo

LinkedIn va a permitir a los usuarios más influyentes crear vídeos de 30 segundos

LinkedIn va a permitir a los usuarios más influyentes crear vídeos de 30 segundos

Recomendados