Recursos humanos y redes sociales: ¿al final amigos?

Escrito por , 8 de marzo de 2013 a las 17:30
Recursos humanos y redes sociales: ¿al final amigos?
Innovación

Recursos humanos y redes sociales: ¿al final amigos?

Escrito por , 8 de marzo de 2013 a las 17:30

Nota: En el blog apoyamos las iniciativas de co-creacion en la red y en esta ocasion publicamos un post construido con docenas de pequeñas contribuciones (entre 15 y 20 palabras cada una) en la Comunidad de RR.HH. de una multinacional que utiliza Yammer como su red social corporativa en mas de 20 paises. No ganará el Pulitzer, pero más de allá de la calidad del contenido, la inicitiva ha servido para capturar algo mas profundo que una idea grupal; una aspiracion de equipo.

Si valoráramos la contribución de los social media al mundo de los recursos humanos (RRHH), a través de los titulares de prensa, concluiríamos que ésta ha mejorado nuestra capacidad de despedir empleados. Y es que en prensa solo aparecen los casos de despidos por “utilizar redes sociales” en horario de trabajo u otras cosas extrañas e igualmente falsas.

La realidad es que los recursos humanos están tomando ventaja de la potencialidad, seguramente no toda, de las redes sociales para otros campos, como demuestra su creciente uso como canales clave para una actividad típica del campo, como es el reclutamiento de nuevos profesionales. La utilización masiva de las redes sociales podría hacer que, en no mucho tiempo, los portales “tradicionales” de empleo (Infojobs, Monster, etc.) desaparezcan o, en el mejor de los casos, se tengan que reinventar.

Adicionalmente, las redes sociales son el apoyo que fundamentan nuestro acercamiento al cliente interno. Nos permiten hablarle de cómo nuestra propuesta tecnológica se plasma en iniciativas que permiten habilitar una gestión más eficiente y racional de sus recursos humanos. Todo ello a través del proceso de transformación interno que supone la adopción y la utilización racional e intensiva expand: “Aumento de la eficiencia y productividad del empleado, trabajo sencillo y útil en entornos colaborativos. Relación directa y on-line con proveedores y clientes. Ahorros en reuniones y desplazamientos…”

Como un ejemplo de lo anterior se puede mencionar la revolución en el proceso de gestión de la comunicación interna en las empresas. La creación de plataformas (como Yammer!), que facilitan la comunicación haciéndola rápida y útil, forman un mundo colaborativo en donde la fluidez del conocimiento e información enriquece nuestra cultura organizativa, dirigiéndola a hacia un ambiente activo, y en constante cambio, que favorece la creatividad en las empresas.

Gracias al uso de redes sociales corporativas, las compañías otorgan voz a sus empleados, democratizando la comunicación interna y haciéndoles partícipes de la marcha del negocio, así como de la estrategia a seguir. A través de las redes sociales la información, el conocimiento y la cultura de la organización fluyen con rapidez de una forma transversal, y los empleados pueden informarse e involucrarse en proyectos que, sin ser exclusivos de su área o departamento, afectan a la marcha de la compañía. Esta “explosión de la cultura colaborativa” que promueven las redes sociales genera mayor proactividad y fomenta el compromiso de los empleados con sus organizaciones.

Es obvio para todos que nuestras oportunidades como organizaciones se mueven hacia entornos colaborativos digitales. Aceptando esto como inevitable e irreversible, RRHH tiene un rol que más que importante: necesario. Debemos lograr que las personas que trabajan en nuestras empresas puedan entender ese entorno y sus nuevas herramientas, vean su potencial y las usen  para apalancar no sólo la eficiencia de nuestras operaciones sino también nuestros niveles de servicio. Será muy difícil que logremos esto si los propios responsables no se convierten en usuarios cotidianos de las redes sociales e incorporan este tipo de herramientas como elementos naturales de nuestras relaciones profesionales.

Las redes han transformado nuestra manera cotidiana de comunicarnos, de actuar y de modificar nuestro entorno, familiares, amigos, colegas, amiguetes, conocidos y no conocidos en absoluto. Si en el mundo de la empresa damos la espalda a esta realidad estaremos paulatinamente más separados de nuestros profesionales. Es una obligación entender este nuevo lenguaje y utilizarlo en nuestro día a día, sin miedo a la viralidad interna y al dialogo empleado-empleado. Cuando las redes sociales y las profesionales converjan,  RRHH podrá hacer grandes cosas, pero sobre todo nos ayudará a ver a la persona y no sólo sus circunstancias.

Imagen | Birgerking

anterior artículo

Wearable computing: nuestra ropa y complementos se vuelven inteligentes

Wearable computing: nuestra ropa y complementos se vuelven inteligentes
siguiente artículo

Mamá, ¿por qué ya no coges el catálogo con las ofertas del súper?

Mamá, ¿por qué ya no coges el catálogo con las ofertas del súper?