Los rivales de Apple atacan la inminente llegada del iPhone 5

Escrito por , 12 de septiembre de 2012 a las 14:00
Los rivales de Apple atacan la inminente llegada del iPhone 5
Innovación

Los rivales de Apple atacan la inminente llegada del iPhone 5

Escrito por , 12 de septiembre de 2012 a las 14:00
Etiquetas:
APPLE, IPHONE5, NOKIA, SAMSUNG

Los rivales de Apple se han lanzado a una frenética carrera de anuncios ante la inminente llegada del iPhone 5. Antes de que se presente,  vamos a contaros los  principales anuncios de los fabricantes realizados durante la feria IFA, celebrada en Berlín entre el 31 de agosto y el 5 de septiembre de 2012; y los que han hecho Nokia y Motorola en Nueva York.

Feria IFA: Samsung se adelanta a Nokia con un móvil WP8 e Intel presenta varios “ultraphones”

La IFA es, ante todo, una feria orientada a la electrónica de consumo, aunque el sector de la telefonía móvil tiene una presencia en ella cada vez más importante. Según la casa de analistas de la industria, Strategy Analytics, las principales novedades en cuanto a dispositivos móviles y software han sido este año las siguientes:

Samsung acaparó buena parte de las miradas, pues presentó la phablet Galaxy Note 2, con Android Jelly Bean y una enorme pantalla de 5,5 pulgadas que amplía los límites de los móviles en cuanto a dimensiones. El dispositivo es compatible con LTE en mercados importantes como Corea del Sur y Europa Occidental. Utiliza GPS y GLONASS para los servicios cartográficos y de ubicación, e incluye NFC para sistemas de pago y conexión entre dispositivos. Samsung también causó sorpresa al anunciar inesperadamente el smartphone Ativ S (imagen de la izquierda), que utiliza la nueva plataforma Windows Phone 8. El Ativ S, compatible con HSUPA, cuenta con una pantalla de 4,8 pulgadas, 1 GB de RAM y un microprocesador Qualcomm de doble núcleo. No es un dispositivo revolucionario por sus prestaciones ni por sus servicios, y la gama Ativ tiene mucha menos fuerza que la Galaxy, pero su presentación –realizada deliberadamente la semana pasada para adelantarse a los modelos WP8 de Nokia, que analizaremos más adelante– supuso un golpe de mano para la empresa coreana desde el punto de vista publicitario.

En el pasado, Samsung se ha apoyado en los dispositivos de Android para arrebatar cuota de mercado a Apple a escala global, pero el veredicto en su contra de los tribunales estadounidenses proyecta algunas sombras sobre los fabricantes de dispositivos Android y su excesiva dependencia de Google para el software de sus teléfonos, por lo que Samsung podría estar pensando en un cambio de estrategia que le haga depender menos de Android, utilizando a WP8, el SO de Microsoft, como alternativa.

Nokia, como se esperaba, tuvo una presencia discreta en la IFA. Comprensiblemente, el fabricante finlandés estaba reservándose para el Nokia World y en su nuevo catálogo de dispositivos que utilizan la plataforma de Microsoft, que comentaremos más adelante. En la IFA, Nokia se centró en ofrecer usos alternativos para la tecnología NFC. El fabricante anunció que sus futuros smartphones se sincronizarán con auriculares Harman mediante esta tecnología. Nokia lleva tiempo insistiendo en que el NFC no sirve solo para realizar pagos a través de los móviles, sino también para conectar dispositivos y compartir datos.

Sony está integrando el NFC en la mayoría de sus terminales 3G para la sincronización rápida de altavoces y auriculares. Los nuevos smartphones Android de las gamas Xperia T, TX y V llevan radio NFC. El PC híbrido Vaio 11 Duo, de próxima aparición, también cuenta con NFC, un buen indicio de que Sony tiene intenciones de utilizar esta tecnología en diversas plataformas.

Uno de los anuncios más importantes realizados por Sony fue el de la tableta Android Xperia Tablet S, que ha salido a la venta el 7 de septiembre. Además de las funciones habituales en este tipo de dispositivos, como el acceso a Internet, la nueva Xperia permitirá a los usuarios controlar directamente sus televisores y descodificadores a través de una aplicación precargada que funciona como mando a distancia universal. La aplicación está diseñada para controlar otro tipo de aparatos, como equipos estéreo y reproductores Blu-Ray. La Xperia S saldrá a la venta en tres modelos: una versión de 16 GB por 399 dólares estadounidenses (unos 318 euros), una de 32 GB por 499 dólares (unos 397 euros) y una de 64 GB por 599 dólares (unos 476 euros).

LG presentó el Optimus L9 en su stand. Se trata de un modelo Android “Ice Cream Sandwich” con formato Slate y HSUPA de 5,76 Mbps, que se pondrá a la venta en diversas regiones del mundo en el cuarto trimestre del 2012. El L9 tiene software HTML5 y competirá con el Galaxy S3 de Samsung y los dispositivos Lumia de Nokia.

Acer presentó tres nuevos teléfonos: el CloudMobile, el Liquid Gallant y el Gallant Duo. El dispositivo CloudMobile es mediocre en cuanto a su diseño de hardware y ha tardado seis meses en salir al mercado tras su presentación inicial en el Mobile World Congress de febrero. Sin embargo, utiliza AcerCloud, un servicio de almacenamiento por Internet que sincroniza los contenidos de una serie de dispositivos, de manera similar a la iCloud de Apple. El CloudMobile es un ejemplo de una nueva tendencia, los cloudphones, cuya consolidación, según Srategy Analytics, se producirá a lo largo de la próxima década.

Huawei ofreció una presentación preliminar de su nueva interfaz de usuario para terminales 3G, Emotion. Se trata de una interfaz basada en el sistema operativo Android, como Sense de HTC o TouchWiz de Samsung. La interfaz Emotion se puede instalar en otros modelos, como el Ascend P1. El objetivo de Huawei es diferenciar Emotion por medio de widgets, como el Smart Tutorial (para los recién llegados a Android). La aparición de Emotion contribuirá a personalizar la experiencia Huawei, pero también empeorará la actual fragmentación de la plataforma de Google, Android.

Intel presentó varios ultraphones en la IFA. Strategy Analytics define un “ultraphone” como un teléfono móvil con un microprocesador Intel, una pantalla de más de 3 pulgadas y un grosor inferior a 15 mm. Este tipo de teléfonos están empezando a introducirse en mercados desarrollados y en vías de desarrollo. Tenemos el buque insignia de ZTE (Grand X IN) – ver imagen abajo – para Europa , el Orange San Diego para Europa, el Lenovo K800 para China, el Lava Xolo X900 para la India y el MegaFon Mint para Rusia. Sin embargo, ninguno de ellos ha conseguido despertar el entusiasmo del sector. Por lo general, se trata de dispositivos que no destacan en exceso por su diseño de hardware, sus prestaciones o sus servicios. SA calcula que los ultraphones supusieron solo un 0,1 % de las ventas de smartphones a nivel global durante el segundo trimestre del año, lo que quiere decir que de momento son una propuesta marginal. Motorola Mobility también lanzará un ultraphone antes de que acabe el año, lo que constituirá una prueba de fuego para esta nueva categoría de dispositivos.

Ultraphone Grand X IN de ZTE

Intel pretende desplazar a empresas como Qualcomm, Texas Instruments y Nvidia en el sector de los smartphones, firmas que utilizan la arquitectura de chipsets de baja potencia de ARM Holdings y trabajan mucho con fabricantes como Samsung, HTC y otros. Las empresas basadas en ARM –Qualcomm en particular– dominan el mercado de los microprocesadores de aplicaciones para smartphones; aunque Intel, gracias a su posición de privilegio en el mercado de los PC, es el mayor fabricante de chips de silicio del mundo. Intel tendrá que enfrentarse también a rivales más pequeños, como Broadcom y MediaTek, que intentan por todos los medios introducirse en el sector, sea en los segmentos de precio bajo o en los demás.

Recientemente, Qualcomm ha nombrado director de marketing al antiguo ejecutivo de Intel, Anand Chandrasekher, con el objetivo de impulsar el perfil publicitario de la marca por todo el mundo. Chandrasekher abandonó Intel en marzo de 2011 y el último puesto que desempeñó en la empresa fue el de vicepresidente sénior y gerente general de Ultra Mobility Group, responsable de la familia de procesadores Intel Atom.

Nokia 920 y 820: la apuesta contrarreloj con WP8 para cautivar al mercado estadounidense y, por extensión, al global

En el evento celebrado en Nueva York, Nokia presentó sus últimos dispositivos Lumia con Windows Phone, con el claro objetivo de mejorar la posición de la empresa en el mercado estadounidense y diferenciarse de Apple y Android.

Su buque insignia, el Lumia 920, y su hermano de gama media, el Lumia 820, son los dos únicos dispositivos con Windows Phone 8 que se han anunciado de momento, junto al smartphone Ativ de Samsung, presentado la semana pasada en la IFA de Berlín, como ya hemos señalado más arriba.

La decisión de Nokia de presentar la segunda generación de dispositivos Lumia en Estados Unidos es sumamente significativa si tenemos en cuenta que el fabricante finlandés siempre ha tenido dificultades en este mercado, incluso antes de la llegada del iPhone de Apple. Su volumen de ventas en América del Norte lleva seis meses sin crecer, con apenas 600 000 unidades en cada uno de los dos últimos trimestres. En el segundo trimestre del 2011, Nokia vendió 1,5 millones de dispositivos en este mercado.

El Lumia 920 fue la estrella del evento. Nokia anunció que sus versiones LTE y HSPA+ saldrán a la venta este mismo año; los datos sobre precios y contratos con operadoras se anunciarán por separado en cada país.

El dispositivo, dotado con un microprocesador de doble núcleo Snapdragon S4 a 1,5 GHz y fabricado por Qualcomm, demuestra que Nokia no ha escatimado esfuerzos para mantener su posición como principal fabricante de teléfonos con Windows Phone. Por ejemplo, su cámara de ocho megapíxeles incorpora parte de la tecnología PureView que Nokia presentó en el Mobile World Congress a comienzos de este año. Entre otras características, permite sacar mejores fotografías nocturnas, así como grabar vídeo en HD de calidad en movimiento. La empresa también ha incorporado sistemas de realidad aumentada a sus aplicaciones de navegación, que superponen información adicional sobre la zona al visor de la cámara. El Lumia 920 cuenta, además, con capacidad de carga inalámbrica, basada en el estándar Qi de Wireless Power Consortium, así como con tecnología NFC para la conexión de productos compatibles como altavoces y auriculares. La inclusión del NFC podría allanar el camino a una serie de servicios de pago a través del móvil. Desde el punto de vista estético, el dispositivo encarna los mismos principios de diseño que uno de sus predecesores, el Lumia 800, y cuenta con la misma pantalla ligeramente curva encastrada en una sola pieza de policarbonato. Sin embargo, ahora se ofrece en una amplia gama de colores con el fin de distinguirse de la tendencia generalizada a la monocromía.

Nokia 920, fuente: Nokia

Más información sobre características y especificaciones técnicas del Nokia 920

Más información sobre el evento de Nokia 

Motorola Mobility: primeros anuncios de la era Google

Motorola, que solo fabrica teléfonos con el sistema operativo de Google, Android, anunció también el miércoles y en Nueva York tres teléfonos: el Droid Razr M, el Razr HD y el Razr Maxx HD. El M saldrá a la venta el 13 de septiembre por un precio de 100 dólares estadounidenses (unos 80 euros); la empresa declaró que los dos teléfonos Razr HD estarían disponibles “antes de Navidad”. Motorola utilizó la presentación de los teléfonos para incidir en su autonomía –ya era una de las ventajas comparativas de su catálogo de smartphones– y recalcó que la batería del Droid Razr HD dura un 40 % más que la del primer Droid Razr. La empresa asegura que el Droid Razr Maxx HD puede reproducir 13 horas consecutivas de vídeo con una sola carga.

Los últimos dispositivos de la gama Droid Razr cuentan con procesadores de doble núcleo a 1,5 GHz y cámaras de 8 megapíxeles. El Droid Razr M, más pequeño, lleva una pantalla de 4,3 pulgadas, mientras que la de los dos modelos HD es de 4,7.

Motorola había empezado a diseñar los tres teléfonos antes de que Google cerrara la compra de la empresa. Aun así, Google quiso resaltar su compromiso con el fabricante de hardware, abriendo el evento con un discurso de su presidente, Eric Schmidt, que alabó la trayectoria de Motorola como fabricante de teléfonos móviles. Los nuevos smartphones de Motorola serán los primeros en llevar el navegador Chrome de Google. Aunque este navegador se ha hecho con una importante presencia en el mercado de los ordenadores personales, está casi ausente en el de los teléfonos móviles, debido sobre todo a problemas de rendimiento.

Conclusión: carrera contra Apple… y contra el tiempo

Como hemos visto, la competencia de Apple se afana por presentar sus nuevos smartphones antes de la llegada del iPhone 5 hoy, pero en su precipitación parece estar olvidando algunos detalles importantes. Nokia –en su día, el mayor fabricante de teléfonos del mundo– esperaba dar la campanada el miércoles con la presentación del Lumia 920 y el 820, pero la falta de información sobre fechas de salida, operadoras que los ofrecerán y precios provocó una caída de sus acciones de casi un 16 % ese mismo día. El mismo día, Motorola Mobility, filial de Google, presentó tres teléfonos que distribuirá a través de Verizon Wireless; sin embargo, solo ofreció la fecha de salida y el precio de uno de ellos. Como hemos visto más arriba, Samsung también mostró un teléfono en la feria IFA que, al igual que los nuevos dispositivos de Nokia, utiliza el sistema operativo de Microsoft, aunque sin anunciar tampoco precios ni fechas de salida. Todas estas omisiones subrayan una nueva y brutal realidad del mercado de la telefonía móvil: para alcanzar a Apple, la competencia no solo necesita la mejor tecnología, sino que, dispone, además, de muy poco tiempo. Apple se convirtió en el referente del sector con la presentación del iPhone en 2007. Desde entonces, ha forzado al sector a operar a un ritmo mucho más acelerado, sacando actualizaciones importantes cada 12 meses, más o menos.  A esta velocidad, empresas como  Nokia, Motorola Mobility o RIM, corren el riesgo de quedar rezagadas en la carrera tecnológica. El lanzamiento de teléfonos nuevos implica muchos aspectos: tenemos el propio teléfono, pero también están las relaciones con las operadoras y los contratos de marketing; conseguir que todas las piezas encajen a la vez es una tarea nada desdeñable.

La ventaja de Apple es que solo produce un teléfono, a diferencia de sus rivales, que por lo general desarrollan muchos dispositivos. Se espera que Apple presente el iPhone 5 hoy; si actúa siguiendo la misma pauta que en el pasado, en él anunciará también su precio, las operadoras que lo ofrecerán y la fecha de su salida al mercado. Estos detalles son importantes porque permiten que los consumidores planifiquen sus compras, las operadoras preparen sus planes de marketing y las desarrolladoras de aplicaciones programen nuevas actualizaciones.

 Imagen

anterior artículo

Hibridación entre Cine y Educación

Hibridación entre Cine y Educación
siguiente artículo

Tag-U: comparte tus recuerdos solo con tu círculo

Tag-U: comparte tus recuerdos solo con tu círculo

Recomendados