Aprendizaje digital a través de la música, una Sinfonía Digital

Escrito por , 21 de julio de 2016 a las 18:00
Aprendizaje digital a través de la música, una Sinfonía Digital
Educación

Aprendizaje digital a través de la música, una Sinfonía Digital

Escrito por , 21 de julio de 2016 a las 18:00

Niños y jóvenes de escasos recursos que viven en zonas vulnerables forman parte del proyecto “Sinfonía Digital”, una iniciativa que combina música y tecnología para fomentar valores, creatividad y autoestima.

Cada vez que pienso en Clément Mathieu, el mítico profesor en paro que empieza a trabajar como vigilante en el centro de menores de la famosa película de Los Chicos del Coro, no puedo evitar pensar en la importancia de la experiencia artística en la vida de un chico. La música puede brindar oportunidades a niños en exclusión social.

En este contexto, César Alierta, el por entonces todavía Presidente de Telefónica, y el conocido tenor peruano Juan Diego Flórez, presentaron el pasado 16 de marzo “Sinfonía Digital”, un proyecto global que combina música y tecnología como palancas de educación e inclusión social de jóvenes con escasos recursos.

Así, gracias a las vasta experiencia en la región de Latinoamérica de Telefónica y de “Sinfonía por el Perú”, un sistema de orquestas juveniles creado por Juan Diego Flórez, el nuevo proyecto dirigido a jóvenes para fomentar la integración social y la formación en valores a través de la música, supone un gran proyecto al puro estilo del popular profesor de Los Chicos del Coro.

Potenciar valores, creatividad y autoestima

Y es que, el proyecto de “Sinfonía Digital” está desarrollando tres ámbitos en los próximos tres años. Os los contamos:

  • Utilización de la música como un nuevo camino hacia el aprendizaje digital con disciplinas STEAM, es decir, ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas.
  • Aprendizaje a través de la música para fomentar valores, creatividad y autoestima de los chicos.
  • Ofrecer oportunidades a los jóvenes con talento musical para que promocionen en su carrera musical

Este proyecto está introduciendo nuevas actividades con el paso del tiempo, aunque ya hemos visto varias iniciativas de actuación de carácter educativo como es el desarrollo de contenidos musicales online, e incluso la introducción de los mismos en plataformas educativas de Telefónica.

Pues bien, a través de Fundación Telefónica impulsa desde hace varios años diferentes iniciativas educativas en las que solo en 2016 se beneficiarán 1,5 millones de jóvenes en Latinoamérica, siendo 250.000 peruanos. Por su parte, Juan Diego Flórez creó en 2011 “Sinfonía por el Perú”, una red de orquestas y coros orientada a niños con escasos recursos. Los 4.000 jóvenes que han pasado ya por esta experiencia de formación musical han logrado mejorar sus resultados académicos, reforzar sus valores y aumentar su autoestima.

Un recital benéfico de Juan Diego Flórez

Animados ambos por sus experiencias, “Sinfonía Digital” es fruto del interés común que comparte Telefónica y el tenor peruano. Y como decíamos, Juan Diego Flórez está participando en numerosas iniciativas corporativas dirigidos a empleados, clientes y otros socios de la compañía.

Así, se va a celebrar el primer acto público y conjunto de Telefónica y Juan Diego Flórez en España, y será un recital benéfico del artista junto al pianista Vincenzo Scalera el próximo día 4 de octubre a las 20:00 horas en el Teatro Real. El tenor, hará un repaso de las interpretaciones más importantes de su carrera, y además, aprovechará para presentar algunas actividades de su Fundación “Sinfonía por el Perú”, que utiliza la música como plataforma educativa en distintas zonas de su país de origen. Los beneficios obtenidos se destinarán a esta fundación social.

Ya puedes comprar tu entrada en taquillas, en el teléfono 902244848, o en la siguiente web: teatro-real.com.

Si quieres hacer un donativo a la Fundación Sinfonía por el Perú, puedes hacerlo en http://www.sinfoniaporelperu.org/#donar

anterior artículo

¿Trabajarán en oficinas nuestros hijos?

¿Trabajarán en oficinas nuestros hijos?
siguiente artículo

El espíritu nostálgico de Nintendo

El espíritu nostálgico de Nintendo