Por qué es recomendable comprar un SAI

Escrito por , 12 de Mayo de 2014 a las 19:30
Por qué es recomendable comprar un SAI
Tecnología

Por qué es recomendable comprar un SAI

Escrito por , 12 de Mayo de 2014 a las 19:30

Un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) es en esencia una fuente de alimentación complementaria, pero su uso puede salvar situaciones realmente incómodas.

Los SAI (sistemas de alimentación ininterrumpida) cumplen con una función esencial, sobre todo dentro de una empresa cuyo sistema informático es básico para el funcionamiento del negocio, una coyuntura que cada vez es más habitual, sin duda. Se trata de dispositivos que cuentan con una fuente de almacenamiento energético propia, lo que les concede autonomía frente a la red eléctrica. Esta autonomía se presta a un ordenador cuando éste se queda sin el aporte eléctrico necesario de forma repentina.

¿Cuántas veces no ha ocurrido que un apagón eléctrico tira por tierra un buen rato de trabajo? Es cierto que estos acontecimientos ocurrían antes con mayor frecuencia, pero la posibilidad de que sucedan sigue presente. Los SAI o UPS, por sus siglas en inglés (uninterruptible power supply), constituyen un seguro ante circunstancias de este tipo. Su misión es la de mejorar la calidad de la electricidad que llega a nuestro ordenador o servidor.

Casi se puede decir que un SAI actúa como catalizador de la corriente eléctrica, de manera que filtra los posibles picos de tensión y evita que una máquina se apague cuando se corta la electricidad. No se trata de una fuente de alimentación externa de larga duración, ésta no es la intención de los sistemas de alimentación ininterrumpida, aunque es cierto que algunos proporcionan una autonomía nada desdeñable (todo se paga, claro).

sai

El objetivo de los SAI sencillamente es facilitar un lapso de tiempo clave para que el usuario apague el ordenador o la máquina correspondiente de forma adecuada. Así podemos guardar el trabajo realizado, dar algunas órdenes si es necesario y cerrar el sistema sin sobresaltos. Si se producen por causas internas, del propio edificio, los cortes de electricidad normalmente están ligados a la instalación eléctrica, que falla debido a su antigüedad o a que no funciona correctamente.

Los picos de tensión suelen estar ligados a los apagones, pues cuando vuelve la electricidad (igual que cuando se fue) lo hace incontroladamente y el estrés que esto provoca puede estropear la fuente de alimentación, incluso afectar a otros componentes. La placa base o el disco duro están en el punto de mira cuando el voltaje sube a más de un 110%, incluso al caer muy bajo también pueden dañarse. Y esto es significativamente más problemático que sustituir la fuente de alimentación o perder una porción del trabajo.

Un SAI se encarga de que esto no llegue a ocurrir. De hecho, aunque su principal misión es la de servir de reserva energética, algunos dispositivos pueden corregir la inestabilidad en la frecuencia o las interferencias en la señal eléctrica.

anterior artículo

Welcome to the new battle on your smartphone: contextualised information

Welcome to the new battle on your smartphone: contextualised information
siguiente artículo

Cómo disminuir el consumo energético de tu ordenador

Cómo disminuir el consumo energético de tu ordenador

Recomendados