Síguenos en redes sociales:
Futuro
26 de enero de 2016 a las 21:30

Fontus, el dispositivo que transforma el aire en agua potable

Fontus, el dispositivo que transforma el aire en agua potable

Fontus, el dispositivo que transforma el aire en agua potable

Escrito por , 26/01/2016 a las 21:30

¿Te imaginas que en tus rutas ciclistas puedas obtener agua potable mientras pedaleas? Con la botella inteligente Fontus será posible.

La bicicleta está de moda en España, y se refrenda con un volumen de ventas que llega a 1.088.548 unidades en 2014 entre las de montaña, carretera, ciudad…, según AMBE, Asociación Nacional de Marcas del Sector del Ciclismo. De hecho, la bicicleta es un excelente medio de transporte que no contamina y fomenta la movilidad urbana sostenible. Además, su uso tiene multitud de efectos positivos para la salud que remarcan el éxito progresivo que está teniendo en el mundo de la urbe. Y en este contexto, sostenibilidad, medio ambiente, salud y apoyo tecnológico son algunos de los elementos que han propiciado la creación de una botella que se rellene de agua mientras pedaleas

Este ingenioso dispositivo se llama Fontus. Básicamente, extrae la humedad del aire para generar agua potable a través del principio de refrigeración termoeléctrica que es utilizado en deshumidificadores domésticos. Este desarrollo, creado por Kristof Retezár, genera por tanto agua para el consumo humano a partir de la condensación de la humedad del aire.

“Simplemente es la condensación de la humedad que contiene el aire. Siempre hay un porcentaje de humedad en el aire, no importa dónde estés, incluso en el desierto”, explica Kristof Retezár.

Fontus-5

¿Cómo es el funcionamiento de Fontus?

El dispositivo funciona gracias a la energía solar ya la energía creada a través del pedaleo. Cuenta con un pequeño refrigerador termoeléctrico que enfría la cámara superior mientras la inferior permanece templada para que la humedad pueda transformarse en agua. Finalmente, el condensador está unido a la botella donde se almacena el agua limpia captada durante el trayecto en bicicleta.

Fontus puede producir medio litro de agua en una hora en casos de temperaturas de entre 30 y 40º; y de entre un 80 y un 90% de humedad. El dispositivo se instala sin mayor problema en el cuadro de la bicicleta, y dispone de un filtro para evitar que el polvo y los insectos entren en el mecanismo de la misma y puedan terminar en el agua.

“El agua es limpia a no ser que el aire esté realmente contaminado. Además, estamos pensando en producir una botella con un filtro de carbono para ciudades y áreas que puedan estar contaminadas, pero originalmente estaba creado para utilizarse en la naturaleza y en lugares de apenas contaminación”, explica Kristof Retezár.

fontus_04

Nuevos objetivos

Según la OMS, cerca de 663 millones de personas no tienen acceso a agua potable en el mundo. Además, más de 2.400 millones de personas no tienen acceso a un saneamiento adecuado. Estas son algunas de las principales conclusiones que recoge el Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo (PCM) sobre el acceso a agua potable y saneamiento.

Retezár, consciente del problema global que existe en relación al agua, está trabajando en una versión diferente utilizando un ventilador invertido para aspirar aire del ambiente en el sistema. Una gran idea para las regiones donde la humedad es alta pero el acceso al agua potable es complicada.

“La idea es acabar con un problema global como es la escasez de agua en zonas de gran humedad. Mi intención es crear un dispositivo que sea capaz de filtrar el aire y convertirla en agua potable”, matiza Kristoff Retezár.

Reconocimiento y financiación

La creación de este accesorio para bicis empezó a darse a conocer tras ser preseleccionado para los premios James Dyson 2014. Un primer prototipo que ha ido tomando cuerpo con el tiempo gracias al apoyo financiero recibido por parte del gobierno austriaco para el desarrollo de la parte técnica. Con el objetivo de crear agua potable a través del pedaleo de la bicicleta, el inventor quiere llegar más lejos para que Fontus pueda convertirse en un dispositivo que ayude a evitar la escasez de agua en zonas marcadas por ese déficit.

Kristoff Retazár empezará con el lanzamiento de un crowdfunding para cubrir el coste de Fontus a gran escala, ya que la idea es mantener el coste de los dispositivos por debajo de 100 dólares. Si todo este proceso sigue los pasos marcados, Fontus estará a la venta en menos de un año.

Sobre el autor

Pablo Requejo Rodriguez

Pablo Requejo Rodriguez

Periodista. Apasionado de la revolución tecnológica que vivimos. Adicto al deporte y a coronar las grandes cimas del ciclismo con mi bicicleta. Lab Marketing de Contenidos de Telefónica.
Ver todos sus artículos »