Síguenos en redes sociales:
Futuro
3 de marzo de 2016 a las 15:30

Pilas de combustible y vagones modulares se unen en el transporte del futuro

Pilas de combustible y vagones modulares se unen en el transporte del futuro

Pilas de combustible y vagones modulares se unen en el transporte del futuro

Escrito por , 3 de marzo de 2016 a las 15:30

Citylog EMF puede ser una de las soluciones que estamos esperando para todo tipo de transporte de personas y mercancías de bajos recorridos, gracias a su baja contaminación y a su modularidad.

Algo en lo que investigadores y encargados ambientales y de urbanismo comienzan a estar completamente de acuerdo es que el modelo actual de ciudad no es sostenible. Por mucha apuesta que se haga por autobuses que produzcan menos emisiones, sigue siendo tan alto el tráfico de coches (y va a más) que además de la altísima polución, en los centros de las urbes se producen atascos kilométricos.  Como propuesta para solucionar el problema desde la perspectiva del creciente transporte de mercancías a particulares, en HET Engineering proponen un vehículo modular de cero emisiones para áreas congestionadas.

Aunque en principio está pensado para agencias de mensajería, el Citylog EMF también sirve para el transporte de personas, ya que se pueden añadir módulos (vagones), lo que además, gracias a su pequeño tamaño, también lo hace ideal para transporte en hoteles o de equipajes en aeropuertos de gran tamaño, donde las emisiones y el ruido son muy importantes.  Su fuerza no es problema, ya que son capaces individualmente de mover hasta 2 toneladas.

transporte modular

Más allá de la comodidad que ofrecen vialmente, está el asunto clave, la alimentación energética y su eficiencia. Y es que cada vagón tiene su sistema de suminsitro, con energía almacenada en pilas de combustible (compuestas de oxígeno e hidrógeno), de las que hemos hablado mucho y cuyo uso en el misiones espaciales es una realidad. La ventaja sobre baterías es el peso, factor clave para recorrer más kilómetros. Además, se recargan mucho más rápido: frente  a las 4 horas que requiere una batería, la pila de combustible lo hace entre 5 y 10 minutos, un tiempo que fácilmente podrían esperar los paquetes y los pasajeros.

Uno de los encargados de DLR, o Centro Espacial Alemán, que ha ayudado con la parte energética de los Citylog EMF, afirma que lo más complicado ha sido conseguir que los vehículos puedan circular a temperaturas bajo cero, debido a los tradicionales problemas que tienen en esas franjas las pilas de combustible. Gracias al aumento de la producción y de la demanda también se ha resuelto el asunto de los costes.

En Austria se va a comenzar a probar el Citylog EMF a finales de año, con el objetivo de, en principio, aligerar las entregas de paquetes en zonas muy concurridas.

Imágenes: HET Engineering.

Sobre el autor

Antonio Sabán

Antonio Sabán

Futuro e innovación.
Ver todos sus artículos »