• 5 junio, 2017
  • 2 min

Esta aplicación quiere evitar el desperdicio de alimentos en los supermercados

NotFoodWasted trata de acercar al usuario los productos alimenticios que están a punto de caducar para que pueda comprarlos a precios más bajos.

Un tercio de los alimentos producidos para que los consuman los humanos se tira. Son datos de la FAO y se pueden concretar aún más: el desperdicio de alimentos asciende a 1.300 millones de toneladas anuales. Es un problema de altura, especialmente teniendo en cuenta la escasez alimentaria en algunas partes del mundo. La aplicación NotFoodWasted quiere combatir este derroche de comida.

Sus creadores son holandeses y la aplicación lleva en marcha desde septiembre de 2014. La idea es poner en contacto a consumidores con supermercados y tiendas, para que los segundos avisen cuando sus productos estén próximos a caducar. Así, los primeros podrán obtener mejores precios.

Por el momento la aplicación está disponible en Holanda, pero tiene previsto expandirse a Alemania, Bélgica y Reino Unido. Los supermercados pueden colocar en la aplicación los productos que van a caducar y están más bajos de precio. Es una forma de promocionarlos y evitar que se acaben tirando. Los usuarios pueden buscar entre estos productos e incluso hacer una lista de la compra. Cuando uno de los productos deseados esté disponible la aplicación les envía una alerta.

La aplicación beneficia en tres direcciones: los consumidores obtienen alimentos comestibles a un precio más barato, los supermercados pueden vender productos que de otra forma acabarían en la basura y el medio ambiente se evita algunas toneladas de emisiones contaminantes al año. Y es que cuando los alimentos se pudren desprenden gas metano. Al haber una cantidad tan enorme de desperdicio de alimento, las emisiones a la atmósfera se notan.

NotFoodWasted

NotFoodWasted tiene 20.000 usuarios únicos diarios y en el último año se ha expandido desde 11 a 175 supermercados. Los creadores de la aplicación estiman que sus usuarios han aprovechado 1,5 millones de euros en comida. Los supermercados, por su parte, habrían reducido el desperdicio de alimentos entre un 18% y un 25%.

La aplicación no solo acerca a los usuarios a alimentos perecederos próximos a caducar, también entran en el catálogo las latas y otros productos cuya fecha de caducidad suele ser lejana. Aunque lo más importante quizá no sean los alimentos que se salvan de pudrirse sino el cambio de mentalidad que propicia la aplicación en la gente.

Imágenes: StefanSzczelkun y actionagrar

RELACIONADOS

Filósofos para una tecnología ética

La filosofía es, literalmente, el amor a la sabiduría. Y hay quien la considera el arte de pensar. En realidad, es una disciplina académica...

¿Puede el metaverso ser sostenible? 

Hoy en día todo debe ser sostenible. Es la única manera de que hagamos frente al cambio climático y al agotamiento de recursos sin...