El coche, próximo soporte para aplicaciones

Escrito por , 19 de junio de 2013 a las 17:30
El coche, próximo soporte para aplicaciones
Tecnología

El coche, próximo soporte para aplicaciones

Escrito por , 19 de junio de 2013 a las 17:30

Fabricantes de coches y compañías tecnológicas se muestran cada vez más activas en la construcción de plataformas de aplicaciones para los vehículos.

Etiquetas:
APLICACIONES, COCHES

El modelo de creación de software que dio comienzo con la llegada de los smartphones se ha expandido, primero a las tabletas, dispositivos que se constituyeron como una prolongación de los anteriores. Pero después ha saltado a nuevas plataformas. Las smart TVs quizá sean el ejemplo más claro de la introducción de las aplicaciones en un terreno que hasta hace unos años contemplaba sólo unas pocas funcionalidades. La llegada de software abre un mundo de posibilidades a los televisores, no sólo por la capacidad que ganan los usuarios con las apps, sino por el estímulo que supone a los fabricantes para adaptar y mejorar sus productos.

El coche es otro de los soportes que está importando este modelo basado en aplicaciones. Los fabricantes han empezado a lanzar sus propias plataformas de software y están llegando a acuerdos con compañías tecnológicas. El escenario se está preparando y los cambios pueden producirse antes de lo que pensamos. La firma analista Juniper Research prevé que en Europa Occidental y Norteamérica el 20% de los vehículos estén conectados a Internet en 2017.

Según sus previsiones habrá 90 millones de coches conectados para esas fechas y el mercado de las aplicaciones en este sector moverá 1.200 millones de dólares cada ejercicio. Otra de las consultoras que ha estudiado el fenómeno, ABI Research, calcula que en 2017 el 60% de los vehículos que se vendan dispondrán de conexión a Internet. Los proyectos de los distintos fabricantes apuntan, desde luego, en esta dirección. El cambio supone para ellos dar un nuevo valor añadido al coche, lo que se deriva en un estímulo a las ventas e incluso en la posibilidad de elevar los precios.

El estímulo a los desarrolladores

El emblemático fabricante estadounidense Ford es una de las marcas que se ha subido al carro de las aplicaciones con mayor prontitud. Ha desarrollado Sync, una plataforma que permite al conductor acceder a sus dispositivos móviles a través de una pantalla táctil en el salpicadero, aunque también es posible hacerlo mediante voz. La compañía se asoció nada menos que con Microsoft para sacar adelante el proyecto, aunque ahora trabaja en solitario.

Pero Ford no se ha quedado ahí. También está trabajando en una plataforma para facilitar el despliegue de aplicaciones similares a las de un smartphone. Además, permitirá la comunicación entre vehículos con el mismo sistema, facilitando el intercambio de datos, por ejemplo, para conocer el estado del tráfico. El fabricante ya ha señalado que para el año 2014 espera que haya 14 millones de sus coches conectados en las carreteras.

ford sync

Estas expectativas no se podrían cumplir sin estimular a los desarrolladores. Para ello Ford ha lanzado un SDK (software development kit) gratuito, así como una plataforma destinada a apoyar la programación. Las aplicaciones serán compatibles con Android e iOS, para de esta forma incentivar su desarrollo.  Las únicas limitaciones que se han impuesto son el uso de vídeo, texto excesivo y juegos. De momento, el fabricante ha logrado que Amazon Cloud Player, o el diario Wall Street Journal estén presentes en Sync. Reservas en restaurantes o compra de entradas son otras opciones que encajarán bien entre los conductores. Los desarrolladores tendrán en su mano los recursos para construir software orientado a este perfil de usuario.

Diversidad de iniciativas

Son varios fabricantes de coches los que se han acercado al mundo de las aplicaciones. La General Motors ha experimentado con la integración de Siri como asistente de voz en algunos de sus modelos, mientras que marcas asiáticas como Hyundai o Toyota siguen su propia hoja de ruta. El primero dispone desde 2011 de su tecnología Blue Link para sincronizar los vehículos con un iPhone o un dispositivo Android. El segundo cuenta con un avanzado sistema de comandos de voz, que le permite manejar el software del coche con precisión.

Pero también hay compañías tecnológicas que miran de cerca a los vehículos. BlackBerry ha lanzado un software basado en QNX con el fin de ofrecer una plataforma de aplicaciones para coches. Car Platform 2.1 permitirá a los fabricantes instalar aplicaciones Android, además de fomentar la creación de cuadros de mando digitales. Por el momento el sistema se ha mostrado en un modelo de Bentley y en otro de Jeep. La información acerca del estado del vehículo se une a las posibilidades de las aplicaciones para ofrecer toda la información en una sola interfaz.

Apple también está introduciéndose en el mundo de la automoción. En la WWDC de este año, el CEO de la compañía Tim Cook presentó iOS in the Car, que permitirá sincronizar iOS 7 con un vehículo. Varias marcas ya han dado un paso para adaptarse a este sistema. Entre ellas se encuentran Nissan, KIA o Ferrari. La plataforma basará su funcionamiento en Siri y los primeros modelos llegarán en 2014.

Imágenes: Georg Schwalbach (GS1311) y  Long Zheng

anterior artículo

Proyecto Abalar, la iniciativa gallega para educar con software libre

Proyecto Abalar, la iniciativa gallega para educar con software libre
siguiente artículo

Protegido: Upplication: bienvenido a la era post-PC

Protegido: Upplication: bienvenido a la era post-PC