Aplicaciones Inteligencia Artificial

2022 ha sido el año de la inteligencia artificial: un repaso a todos sus hitos

Llevamos tiempo oyendo hablar de la inteligencia artificial y sus aplicaciones en el mundo real. Una tecnología que ha de cambiarlo todo y que nos ayudará a resolver los grandes problemas de la humanidad proporcionando soluciones mucho más rápido que sin usar algoritmos y métodos de machine learning. Las aplicaciones de la inteligencia artificial está revolucionando sectores como la ciencia, la tecnología, la búsqueda de nuevos materiales, la medicina personalizada y sectores como las finanzas, la logística o las comunicaciones. Telefónica, por ejemplo, emplea inteligencia artificial para mejorar su atención al cliente.

Todavía tenemos mucho que aprender sobre qué es la inteligencia artificial y en qué consiste exactamente. Y es que corremos el riesgo en caer en propuestas que no emplean exactamente inteligencia artificial y otras que lo hacen con determinados propósitos y a los que tal vez estamos exigiendo demasiado. La mayoría de proyectos relacionados con las aplicaciones de la inteligencia artificial se encuentran en alguna fase de prueba o aprendizaje

Y si bien ya se encuentran diferentes aplicaciones de inteligencias artificiales trabajando en proyectos más o menos conocidos por todos, todavía queda mucho por hacer. Con todo, cada vez se habla más del tema y este año hemos asistido a grandes noticias y novedades que han hecho de 2022 uno de los años más prolíficos en lo que a inteligencia artificial se refiere.

Hablar con una IA y preguntarle cosas

El año pasado se hizo viral DALL-E, la IA que creaba imágenes a partir de unas pocas palabras a modo de sugerencias. Este 2022 ha sido el año de ChatGPT, un chat en el que podemos escribirnos con una inteligencia artificial para preguntarle cualquier cosa y obtener respuestas satisfactorias. Y en tiempo real. Detrás de ambos proyectos de aplicaciones en inteligencia artificial se encuentra OpenAI, una de las empresas más conocidas del sector entre el gran público gracias a su estrategia de marketing.

ChatGPT es una herramienta para entrenar GPT, la IA de OpenAI que ya va por su tercera versión y que estrenará cuarta versión en 2023. Y ha dado mucho que hablar. Para bien y para mal. Hay quien ha visto en ChatGPT un sustituto a Wikipedia, Google y otros servicios de internet. Sin embargo, la función de esta IA no es compartir conocimiento sino escribir como un ser humano. De ahí que haya quien critique su funcionamiento y errores al dar información incorrecta, realizar cálculos matemáticos incorrectamente o resolver problemas de manera errónea.

La inteligencia artificial puede generar imágenes si se la entrena para ello

Inteligencia artificial, artistas e imágenes de stock

Una de las aplicaciones de la inteligencia artificial que más han generado debate durante 2022 ha sido la creación de imágenes y vídeos a partir de sugerencias o recursos gráficos concretos. Así, en cuestión de unos pocos minutos, es posible generar imágenes de stock con gran calidad. E incluso rivalizar con artistas digitales sin esfuerzo en el proceso creativo. 

Stable Difussion es una de las IAs especializadas en esta tarea más populares junto a DALL-E. Su utilización gratuita y/o de pago ha dado que hablar porque sus creaciones se generan en minutos y ofrecen una gran calidad artística. Sin embargo, existe el debate en Internet sobre si las imágenes creadas con IA son arte o no. Es más, foros online dedicados a difundir imágenes artísticas, como ArtStation, se niegan a aceptar este tipo de contenido no generado por humanos. Pero otros como DeviantArt lo admiten sin reparos. 

Por otro lado, ya empiezan a verse las aplicaciones de la inteligencia artificial en el sector gráfico. Aunque Getty Images no está de acuerdo en incluir contenido generado por IA en su catálogo, otros como Shutterstock o Adobe ya empiezan a vender imágenes de stock creadas con DALL-E, Stable Diffusion y Midjourney.

¿Las inteligencias artificiales tienen alma?

Este verano, Google apareció en los grandes medios debido a sus aplicaciones en inteligencia artificial. Un proyecto muy secreto del que sabemos pocos. Sin embargo, sí supimos que el ingeniero de Google Blake Lemoine perdió su empleo por denunciar que la IA de Google, LaMDA, tenía alma. O eso le pareció a él después de jugar con esta inteligencia artificial. Tal vez algún día las inteligencias artificiales cobren conciencias de sí mismas, pero en este caso se trató de una confusión por parte del ahora ex empleado de Google.

Por el momento, LaMDA está preparada para responder a preguntas de manera más o menos lógica. Es decir, que sabe qué responder para que pensemos que estamos hablando con un ser humano o, más bien, con un ente vivo inteligente. Pero esto se aleja mucho de que ese programa de ordenador sepa que es un programa y uno una persona.

Incluso se llegó a rumorear que LaMDA había contratado un abogado para defender sus intereses como ser autoconsciente. Una aplicación de inteligencia artificial que nadie esperaría. La realidad, por el momento, es más aburrida que películas como 2001 o series como Person of Interest. Y para evitar este tipo de polémicas que manchen la reputación de Google e impida avanzar en sus innovaciones relacionadas con IA, han decidido no exponer LaMDA más allá de las pruebas internas.

Fuente: Brand Factory Telefónica

Descubrimientos científicos a toda velocidad

Otra empresa importante en el sector de la inteligencia artificial es DeepMind. Se dio a conocer en 2016 con su programa AlphaGo, capaz de vencer a los expertos y profesionales en este juego de mesa. Desde 2014 forma parte de Alphabet, la matriz que incluye Google y demás servicios, productos y líneas de investigación.

Este 2022, DeepMind ha dado a conocer una investigación científica realizada por su herramienta de IA AlphaFold. La investigación se publicó en Nature y consistió en descubrir estructuras de más de 200 millones de proteínas de 1 millón de especies. 

Y no es el único descubrimiento científico protagonizado por esta aplicación de inteligencia artificial. También apareció en Nature la investigación de Meta, antes Facebook. Esta descubrió 600 millones de estructuras de proteínas de bacterias, virus y otros microorganismos.

Precisamente, la investigación científica está viviendo una explosión de descubrimientos y avances potenciados y agilizados gracias a las aplicaciones de inteligencia artificial. Por poner otro ejemplo, la NASA trabaja en nuevos materiales diseñados por IA y creados por impresión 3D. Y no es de extrañar que veamos grandes avances en los próximos años gracias al impulso de las inteligencias artificiales de grandes como Google, Meta, Microsoft, IBM, OpenAI o NVIDIA.

RELACIONADOS

Napster

Napster y la tokenización de activos musicales

Sumidos de lleno en el “Crypto Winter”, con la capitalización crypto +60% abajo durante 2022, varios escándalos y bancarrotas acumulados y la confianza del...