Así se ha doblado el uso de estaciones de carga eléctrica en Escocia

Escrito por , 17 de noviembre de 2016 a las 15:30
Así se ha doblado el uso de estaciones de carga eléctrica en Escocia
Futuro

Así se ha doblado el uso de estaciones de carga eléctrica en Escocia

Escrito por , 17 de noviembre de 2016 a las 15:30

El uso de estaciones de carga eléctrica en Escocia se ha duplicado en el último año, un síntoma de que los coches eléctricos van ganando popularidad.

El caso de Escocia podría ser ilustrativo de una tendencia. Tal vez las cifras no sean las mismas en otros países, pero no cabe duda de que los coches eléctricos cada vez ruedan con más asiduidad por las carreteras. En lo que se refiere a Escocia, la organización Charge Place ha sacado unas estadísticas que indican que las estaciones de carga eléctrica repartidas a lo largo del territorio se han usado más del doble que el año pasado.

ChargePlace Scotland tomó como referencia el mes de agosto. En 2016 se usaron las estaciones de carga 26.119 veces, mientras que en el mismo mes de 2015 el número de veces solo fue de 12.939. Las cifras de este año también suponen multiplicar por nueve las obtenidas en 2014.

El número de estaciones de carga eléctrica han pasado de 694 en 2015 a 870 en 2016. Y lo que es casi más importante, el número de conectores ha pasado de 1.373 a 1.772. Son cifras y de carácter local, pero reflejan una tendencia que está llegando a otros países. Los coches eléctricos cada vez están más presentes en las calles.

Y de estas estadísticas se pueden extraer datos valiosos. Uno de ellos es que las estaciones de carga eléctrica rápida –que serían las equivalentes al supercargador de Tesla– se están usando mucho más que las estaciones estándar, pese a que solo representan un 18% del total. Hasta el punto de que algunas de estas últimas prácticamente no se utilizan.

Esto podría significar que los usuarios de coches eléctricos  no solo prefieren las estaciones de carga rápida sino que en ocasiones la carga estándar ni siquiera se contempla como una opción. Se trata de una lección para los instaladores y los responsables del desarrollo de este tipo de infraestructura. Y es que quizá merezca más la pena construir pocos puntos de carga rápida que muchos de carga estándar.

Estaciones de carga eléctrica

Mientras que una carga estándar tarda entre cuatro y ocho horas en recargar la batería de un coche, con una estación rápida se recarga el 80% de la capacidad del coche en media hora.

Entre las lecciones que se extraen de las estadísticas de ChargePlace Scotland, también está la relativa a la localización de las estaciones de carga. Los puntos tienen que estar en lugares donde la gente los vaya a utilizar. Uno de los apropiados es el área donde viven los usuarios.

A nivel más global, otro de los signos de la expansión del coche eléctrico es la proliferación de los puntos de carga. Si en Escocia se ha doblado su uso en un año, en Japón el número de estaciones de carga ha superado al de las gasolineras. No es el único lugar donde ha ocurrido esto. Si bien no a la misma escala, en Manhattan las gasolineras también se han quedado cortas: solamente las estaciones de Tesla ya las superan.

Imágenes: cnszym y xlibber

anterior artículo

Nintendo Classic Mini, o la era en la que lo antiguo vuelve

Nintendo Classic Mini, o la era en la que lo antiguo vuelve
siguiente artículo

Smart City y sus nuevos procesos

Smart City y sus nuevos procesos