bloqueadores de anuncios eyeo y axel springer

¿Bloqueadores de anuncios sí o no? La justicia dice sí

Recibimos un impacto publicitario cada 10 segundos cuando estamos en Internet, es decir, 5.000 impactos diarios, según un estudio publicado por la agencia Wola. En medio de este contexto, cada vez son más las personas que deciden utilizar una aplicación para bloquear la publicidad de sus navegadores y evitar el consumo no deseado.

El uso de este tipo de herramientas afecta a espacios como los medios de comunicación que encuentran en la publicidad digital una de sus principales fuentes de ingreso. En 2014, el grupo editorial alemán Axel Springer comenzó una batalla legal contra Eyeo, empresa desarrolladora del conocido bloqueador de anuncios Adblock Plus. Diez años después, el Tribunal Regional de Hamburgo ha dado la razón a los adblockers o bloqueadores de anuncios dejando sobre la mesa un debate muy importante en torno a este tema.

Actualmente, la mayoría de los medios de comunicación ha incorporado un modelo de suscripción digital para incrementar sus ingresos como consecuencia del desplome de la inversión publicitaria durante la pandemia. Sin embargo, un estudio elaborado por la consultora PwC muestra que este mecanismo representa únicamente el 3% de los ingresos de la prensa frente al 60% que consiguen con la publicidad digital.

La popularización de los bloqueadores de anuncios supone, por tanto, una pérdida de ingresos para el sector. Uno de los primeros grupos en oponerse al uso de estas herramientas en el navegador ha sido Alex Springer, corporación que a día de hoy cuenta con cabeceras importantes como Business Insider, Computer Hoy o Hobby Consolas.

En el año 2014, el conglomerado de medios presentó una demanda contra el Eyeo por infringir la Ley de Competencia. Los usuarios que se descargaban la aplicación de carácter gratuito podían evitar una parte de la publicidad presente en las páginas web, lo que afectaba directamente a las cabeceras del medio. Pero no solo eso. El desarrollador alemán permitía los anuncios de determinadas marcas que se encontraban en la conocida como “lista blanca” porque los consideraba aceptables y obtenía una pequeña parte de los beneficios publicitarios.

bloqueadores de anuncios adblocks
Fuente: Envato

Si Adblock Plus bloqueaba los anuncios que se publicaban en los medios de comunicación Alex Springer, las marcas no obtendrían beneficios y dejarían de invertir en estos espacios.

La justicia no consideró ilegal este modelo de negocio y desestimó la primera demanda del grupo de comunicación. Para hacer frente a este revés, Axel Springer cambió su estrategia y demandó nuevamente al bloqueador de anuncios alegando que su actuación violaba los derechos de autor al interferir en el código HTML de las páginas web.

La resolución judicial fue nuevamente favorable para Eyeo. La decisión se argumenta en el hecho de que la herramienta puede cambiar la estructura de la pantalla durante la navegación, pero no manipula los archivos creados por los creadores de contenido. Su actuación sería similar a la que podría hacer un usuario cuando cambia un elemento dentro de la configuración de su móvil u ordenador.

Empresas como Google han creado sus propios bloqueadores de anuncios para evitar el impacto formatos intrusivos como las ventanas emergentes.

El grupo editorial volvió a apelar a la decisión judicial sin obtener una resolución favorable ante el Tribunal Regional de Hamburgo. A pesar de que el editor puede recurrir ahora al Tribunal Federal de Justicia, lo cierto es que la evolución de la batalla legal entre ambas empresas pone de manifiesto la importancia de los derechos de los usuarios en Internet.

17 demandas durante una década

El desafío legal entre Eyeo y Axel Springer se ha extendido durante más de diez años. Esta última resolución es la decimoséptima y quizás no la última. El grupo editorial mantiene su posición en contra de los bloqueadores de anuncios por los efectos negativos que genera a los medios de comunicación. A día de hoy, AdBlock cuenta con más de 10 millones de descargas en todo el mundo en su extensión de Chrome.

bloqueadores de anuncios medios de comunicacion
Fuente: Unsplash

Las sentencias judiciales que se han publicado a lo largo de los años han demostrado que el acto de bloquear anuncios es lícito. El uso de este tipo de aplicaciones ha hecho que empresas como, Apple, Firefox e incluso Google hayan creado sus propios programas de bloqueo para ofrecer una mejor experiencia a los usuarios.

Además de evitar el impacto de anuncios no deseados, este tipo de herramientas reducen el consumo de ancho de banda, ahorran tiempo y evitan la entrada de posibles virus dentro de los dispositivos electrónicos. Dependiendo de la aplicación el número de anuncios que se bloquean es mayor o menor. En términos generales, los bloqueadores de anuncios como, por ejemplo, Google, evitan solamente el 1% de la publicidad.

El debate legal entre Alex Springer y Eyeo demuestra la dificultad de legislar en un tema que afecta directamente a la libertad de los usuarios en Internet. Las resoluciones jurídicas ponen de manifiesto que, por ahora, la red sigue siendo un espacio abierto en el que las personas pueden incorporar las herramientas que necesiten para mejorar su experiencia de navegación.

Con esta sentencia encima de la mesa, los medios de comunicación se siguen viendo afectados por la progresiva caída en la inversión publicitaria. Uno de los principales retos a los que han de hacer frente es la búsqueda de nuevos mecanismos de financiación que no afecten a la interacción de los usuarios dentro de sus espacios.

Sobre el autor

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...