Boeing empezará usar la impresión 3D con titanio para sus aviones

Escrito por , 25 de abril de 2017 a las 12:30
Boeing empezará usar la impresión 3D con titanio para sus aviones
Futuro

Boeing empezará usar la impresión 3D con titanio para sus aviones

Escrito por , 25 de abril de 2017 a las 12:30

El fabricante usará en la construcción de sus nuevos 787 Dreamliner algunos componentes de titanio impreso en 3D.

Los aviones Boeing 787 son una proeza de la técnica aeronáutica. El programa de sustitución de los modelos 767 y 747 ya se venía gestando desde los años 90. Pero no fue hasta el 2009 cuando el primer 787 surcó el cielo. Quedarían otros dos años hasta su introducción en el mercado. Tiene capacidad para transportar entre 217 y 323 pasajeros y consume un 20% menos de combustible que cualquier otro avión de su tamaño.

Los primeros Boeing 787 tenían un problema de sobrepeso. Sus estructuras cargaban con un puñado de toneladas más de lo previsto. No era mucho si se lo comparaba con el peso total de la aeronave, pero lo cierto es que el diseño se había trazado para que la estructura fuera más ligera. Había que adelgazar al monstruo. Y una de las formas que Boeing encontró para hacerlo fue haciendo un uso mator del titanio.

El resultado fue que este material se ha convertido en un elemento principal en la estructura del Boeing 787. Y ahora la compañía ha establecido un proceso para utilizar en la fabricación componentes de titanio impreso en 3D.

El uso de la impresión 3D en la fabricación de aviones e incluso cohetes no es extraño. Pero es la primera vez que el regulado mundo de la aviación da pie oficialmente a que componentes estructurales de un avión comercial se impriman en 3D. La Federal Aviation Authority, el regulador estadounidense para todo lo relativo al espacio aéreo, ha aprobado el uso de estos elementos en la estructura del avión.

Titanio impreso en 3D

El uso de titanio impreso en 3D permitirá a Boeing reducir los costes de producción de sus 787. Algo que en estos momentos resulta de vital importancia. Y es que en todos los años que lleva la compañía fabricando los aviones solo en 2016 ha salido rentable el proceso. El año anterior, en 2015, la firma perdió 30 millones de dólares por cada modelo que construyó , que en total cuestan 265 millones.

Esto es habitual en los programas de construcción de nuevos modelos de avión. Los costes de investigación y desarrollo son muy altos. Además, la optimización del proceso de producción solo se da con el paso de los años. El uso de titanio impreso en 3D forma parte de esta optimización, para reducir costes.

Imágenes: Boeing, Wikipedia

anterior artículo

Leer con el oído: herramientas online para convertir texto en voz

Leer con el oído: herramientas online para convertir texto en voz
siguiente artículo

La inevitable invasión de los bots

La inevitable invasión de los bots

Recomendados