Centro de I+D de Telefónica en Chile

Escrito por , 26 de junio de 2015 a las 19:30
Centro de I+D de Telefónica en Chile
Iniciativas

Centro de I+D de Telefónica en Chile

Escrito por , 26 de junio de 2015 a las 19:30

Hernán Orellana, director del Centro de I+D de Telefónica en Chile, nos explica los objetivos de este recién estrenado centro

Somos un grupo que comparte la visión de que es posible ayudar a mejorar el mundo desde el desarrollo y la aplicación de la tecnología. La misión del Centro es contribuir a generar los productos y servicios que la compañía va a vender en los próximos 20 años.

Nuestros objetivos son dos:

  • Construir estos productos y servicios en base al desarrollo de conocimiento y tecnologías asociadas a Internet de las Cosas.
  • Instalar capacidades en el país (capital humano, infraestructura, know how, etc.) que permitan aprovechar la oportunidad que nos presenta la Internet de las Cosas.

Este es un proyecto de 4 años de duración que cuenta con USD$24 millones de financiamiento provenientes en 1/3 de CORFO, la entidad estatal que promueve la generación de nuevos negocios y empresas en Chile, y 2/3 de Telefónica Chile. Junto a CORFO, nos acompaña la Universidad del Desarrollo (UDD) que es un aliado estratégico para el Centro. Otro actor fundamental para la materialización de este Centro ha sido Telefónica I+D España, quienes idearon el proyecto y confiaron en las capacidades de Chile para llevar adelante la idea. Junto a ellos hemos definido la estructura, organización, las áreas de foco, las actividades de ecosistema del Centro, de tal manera de contribuir a desarrollar las distintas capacidades para aprovechar exitosamente la Internet de las Cosas en el país.

  • La Internet de las Cosas

smart-city ZGZ626x260

En términos simples, la Internet de las Cosas, IoT o Internet of Things, es la capacidad de agregarle inteligencia a los objetos. Esta inteligencia puede ser el registrar una medición de cualquier tipo (temperatura, presión, etc.), entregar la posición del objeto, reconocer la presencia o ausencia de alguna condición, en fin, cualquier uso que pueda ser incorporado en un pequeño dispositivo llamado sensor que se instala en el objeto en cuestión. Este sensor también debe incorporar la conectividad a Internet, con lo cual el objeto se transforma en un objeto inteligente y conectado.

Se espera que en los próximos diez años se incorporen más de 50 mil millones de sensores a Internet, o sea, más de 10 veces la cantidad de teléfonos móviles existentes.

Una aplicación probablemente más cercana en el tiempo de Internet de las Cosas es el poder caracterizar procesos en el mundo industrial, gracias a los sensores que ponemos en ellos. Los sensores son como las pequeñas luces o guirnaldas con las cuales se adornan las casas para navidad. Gracias a estas luces, podemos reconocer en la oscuridad el contorno y formas de las casas. Los sensores nos permiten reconocer el proceso de transporte de mineral o el nivel de humedad en el regadío de un predio agrícola. Esta caracterización se produce gracias a los miles de datos que nos proveen en cada segundo los sensores del proceso. Debido a esto podemos representar el proceso en forma de un modelo matemático y hacerlo más eficiente, aumentar la productividad manejando las variables claves de insumos del proceso y también predecir su comportamiento futuro, haciéndolo más barato y sin fallas. Se espera que en los próximos 20 años, la Internet de las Cosas genere entre 10 y 15 billones (millones de millones) de dólares en ahorros por productividad, el tamaño de la economía de EEUU.

Entonces, la Internet de las Cosas no es sólo una tecnología más que se anuncia en el horizonte, la IoT nos afectará y cambiará la competitividad de las economías de todo el mundo. Por lo tanto, no sólo debemos estar allí, tenemos que ser pioneros. Tenemos que ser de los primeros en capturar las ganancias de productividad que se producirán por esta disrupción tecnológica.

  • Industrias Foco del Centro

¿En qué industrias nos concentramos inicialmente? Nuestro equipo junto a CORFO y a la UDD se han inclinado por tres grandes oportunidades de intervención que son de gran impacto para el país: minería, agricultura y las ciudades o servicios ciudadanos.

  • La Minería es la mayor industria de Chile, está enfrentando aumentos importantes de costos y qué duda cabe, requiere urgentemente de aumentos de productividad.
  • La Agricultura también es un sector exportador importante para el país, genera mucho empleo y ha estado bastante ausente en la incorporación de tecnología.
  • Las Ciudades continuarán creciendo, los desafíos de congestión, contaminación y logística de abastecimiento serán cada vez mayores, por lo que es necesario incorporar tecnología para ofrecer mejor calidad a sus ciudadanos.
  • La Minería

Específicamente en Minería, estamos desarrollando un concepto amplio que llamamos Sistema de Operaciones Sustentables. Este sistema se basa en la capacidad de medir, visualizar e interrelacionar variables claves del proceso minero para reducir el uso de insumos, como son agua y energía. También queremos darle predictibilidad y confiabilidad al proceso, mejorando su eficiencia y productividad. Hemos comenzado ya a trabajar un proyecto de Smart Metering, que consiste en medir el consumo eléctrico en todas las etapas del proceso minero y reducirlo basado en el manejo de los parámetros claves. Este proyecto lo estamos realizando junto a la Minera Amalia, ubicada en las cercanías de Santiago.

Tenemos más proyectos en portafolio en esta misma línea y esperamos entusiasmar a otros con nuestra visión. No desarrollaremos ningún proyecto que no tenga un cliente de contraparte. Creemos que es fundamental el poder ir desarrollando una propuesta de valor validada por el mercado, mientras desarrollamos el conocimiento y la tecnología. Ofrecemos inversión, investigación, tecnología y requerimos procesos, experimentación y feedback. Obviamente aquellos clientes que trabajen con nosotros serán los primeros en aprovechar los desarrollos que hagamos.

  • La Agricultura

open data en la agricultura

En Agricultura, hemos pensado en desarrollar dos líneas de trabajo: Agricultura de Precisión e Identidad Total del Producto. En Agricultura de Precisión vemos muchas oportunidades en torno al estudio de Variables Agronómicas. Vamos a correlacionar una serie de variables como son agua, temperatura, vientos, calidad de suelo, variables que permiten caracterizar los distintos predios agrícolas y definir a priori las ventajas para determinados cultivos e indicadores de rendimiento. Pensamos que podemos aportar importantes avances en la productividad de los procesos agrícolas. Hemos comenzado a trabajar con una empresa llamada Agrícola Garcés y con nuestro socio tecnológico Wiseconn en variables agronómicas y caracterización de predios.

En la línea de Identidad Total de Producto, vemos una gran oportunidad de poner la tecnología de Internet de las Cosas al servicio de la Cadena de Frío y poder anticipar y prevenir las millonarias pérdidas que sufren nuestros agricultores en la exportación de frutas principalmente.

  • Servicios Ciudadanos

En Ciudades Inteligentes o Servicios Ciudadanos, estamos trabajando en ofrecer servicios de Internet de las Cosas para que terceros, emprendedores o empresas interesadas en estos temas, desarrollen aplicaciones que permitan hacer realidad las ciudades inteligentes, esto es, mejorar la calidad de los servicios públicos que las diferentes ciudades ofrecen a sus usuarios. Hay mucho interés en estos temas en Chile pero escasa capacidad tecnológica para poder desarrollarlos. Pensamos ofrecer inicialmente servicios de plataforma FIWARE que es una plataforma abierta, gratuita y muy utilizada en Europa para proyectos de Smart Cities, como medio para que terceros puedan desarrollar sus propias iniciativas, incluyendo la posibilidad de disponibilizar datos públicos. Chile cuenta hoy, por ley, con muchos datos que son públicos pero que no están disponibles. Los llamados Datos Abiertos o Open Data son fundamentales para desarrollar las iniciativas de Smart Cities.

Por otro lado, ya estamos trabajando en el análisis de datos de ciudades, gracias a un trabajo en conjunto con la Subsecretaría de Transportes. Estamos trabajando en caracterizar y modelar los traslados de los habitantes de las comunas del Gran Santiago. Este trabajo esperamos poder extrapolarlo a otras ciudades en Chile.

  • Ecosistema

Conectado con lo anterior, también estamos trabajando en instalar capacidades en Chile de Internet de las Cosas. Hemos creado una iniciativa de Open Innovation que busca unir a todos los interesados en IoT para trabajar colaborativamente en la innovación y creación de valor. Es así como hoy contamos con más de 150 entidades, universidades, institutos profesionales, otros centros de I+D, incubadoras de negocios, centros de emprendimiento, empresas, desarrolladores independientes de software que están colaborando para que Chile sea un centro internacional del IoT. Esperamos que así como Chile se ha transformado en capital latinoamericana del emprendimiento, en el futuro, también pueda ser la capital de Internet de las Cosas, la capital de la innovación disruptiva y de punta tecnológica latinoamericana.

Creemos que la Internet de las Cosas representa una gran oportunidad para Chile. Si hacemos sólo el promedio del mundo en estas materias, el país podría capturar entre 50 y 60 mil millones de dólares en los próximos 20 años. Pero si hacemos más, si aumentamos la apuesta y nos adelantamos en el juego, la recompensa puede ser mayor. Si queremos mejorar nuestra productividad en serio, esta es una gran oportunidad.

anterior artículo

Beneficios del valor compartido: #SIS2015

Beneficios del valor compartido: #SIS2015
siguiente artículo

Un experimento logra prevenir el estrés activando el «centro de la memoria» del cerebro

Un experimento logra prevenir el estrés activando el «centro de la memoria» del cerebro

Recomendados