ciencia ciudadana
  • 10 noviembre, 2014
  • 3 min

Ciencia ciudadana para detectar un peligroso transmisor de enfermedades en Andalucía

Nuevo éxito de la ciencia ciudadana: una app móvil permite rastrear y seguir al mosquito tigre, transmisor de peligrosas enfermedades como el dengue.

Su nombre científico, Aedes albopictus, probablemente no nos suene de nada. Pero si hablamos de mosquito tigre, y más aún, si explicamos que es el transmisor de enfermedades como el dengue, chikungunya o la infección del Zika virus, probablemente nos alarmemos más. Su pequeño tamaño (oscila entre los 2 y los 10 milímetros), puede hacer que sea invisible a nuestros ojos. Un proyecto de ciencia ciudadana ha logrado ahora detectarlo en Andalucía.

¿Es la primera vez que este mosquito tigre aparece en España? Como explican los investigadores en la revista Anales de Biología, la identificación inicial de este insecto en nuestro país ocurrió en 2004. El año pasado se había detectado en todas las provincias del arco mediterráneo. Los últimos esfuerzos por identificar el mosquito tigre en Andalucía, sin embargo, databan de 2007.

En esa franja de tiempo surge la ciencia ciudadana, como herramienta complementaria al esfuerzo y trabajo que realizan a diario miles de investigadores en nuestro país. Así nació Atrapa el Tigre, una iniciativa liderada desde el Centro de Estudios Avanzados de Blanes, perteneciente al CSIC. ¿Y en qué consistía el proyecto?

En junio de 2014 lanzaban Tigatrapp, una aplicación móvil que pretendía involucrar a la ciudadanía para estudiar y seguir al mosquito tigre en España. Hasta el momento más de 6.000 personas se han descargado la app, según explican en Agencia SINC, y enviado datos que permiten localizar 1.600 posibles puntos donde podríamos localizar a este insecto, transmisor de peligrosas enfermedades.

Tras recopilar esta información inicial fruto de la ciencia ciudadana, los entomólogos se dispusieron a rastrear y verificar los sitios donde el mosquito tigre podría esconderse. Gracias a esta aplicación móvil, se pudo realizar un muestreo y seguimiento regular del insecto en Andalucía, algo que no había ocurrido nunca.

A día de hoy no se sabe por qué este transmisor de enfermedades ha dado el salto geográfico, pero los científicos apuntan al transporte como posible vía de ‘escape’. Por este motivo, han implementado la app con una nueva misión, denominada experimento coche. Con ella quieren que rastreemos y situemos posibles insectos en nuestros vehículos, viendo cuánta distancia podría recorrer el insecto con este peculiar ‘auto-stop’.

Como resultado, los investigadores han demostrado mediante la ciencia ciudadana que el mosquito tigre continúa su expansión en España de forma imparable. Coordinar esfuerzos y ayudarse de aplicaciones móviles como ésta parecen ser dos herramientas adecuadas para saber dónde se encuentra el insecto, y especialmente estar preparados ante las enfermedades que podría transmitirnos.

Imágenes | James Gathany-CDC (Wikimedia)

RELACIONADOS

Drones médicos

Cómo es el sector de los drones en España en 2022

Los hay para pasar el rato. Otros tienen usos agrícolas. También se emplean en vigilancia en carretera, prevención de incendios, reconocimiento geográfico, para rodar películas o...
blockchain industria 4.0

Qué son las redes privadas 5G y para qué sirven

Las redes privadas 5G son una de las mejores herramientas que esta tecnología ofrece a empresas e industrias. En un contexto en el que abundan la maquinaria...