Convertir botellas de agua de plástico en diamantes, ¿cómo es posible?

¿Te imaginas que la Tierra reciba una “lluvia de diamantes”? Quizá en nuestra realidad es imposible, sin embargo, este es un fenómeno que se da en otros planetas. Un grupo de investigadores lo ha confirmado y han experimentado para simularlo con botellas de agua de plástico.

¿De qué se trata este nuevo avance de la ciencia y cómo puede ser posible? A continuación, te contamos todo al respecto.

Los planetas helados y la “lluvia de diamantes”

Nuestro universo es un misterio definitivamente asombroso. Lejos de nuestro hogar, existen dos gigantes helados: Urano y Neptuno, los cuales tienen las siguientes características:

  • Están compuestos principalmente de oxígeno, nitrógeno, carbono y azufre.
  • Poseen una mezcla fluida densa de agua, metano y amoníaco.
  • Las atmósferas de ambos son muy parecidas.
  • Son de color azul o verde azulado, en contraste con la apariencia más amarillenta de Júpiter y Saturno. Esto es generado de una combinación de la abundancia de metano gaseoso.

Tras la comprensión de lo existente en dichos lugares, los científicos han experimentado con escasos datos y los han combinado en sus laboratorios. Obteniendo como respuesta, la réplica de las condiciones encontradas allí. El modelado matemático ha llevado a los investigadores al hallazgo de la tan famosa “lluvia de diamantes”. Una idea que se dice fue propuesta en el año 1977, en la misión Voyager 2. Entre las hipótesis encontradas sobre este fenómeno están las siguientes:

  • Ya se sabía de antemano de qué están hechos estos planetas.
  • El modelo matemático ha ayudado a complementar cada detalle, como las temperaturas en el interior de los planetas de 12.140 °F y las presiones de 6 millones (mayores que la atmósfera de la Tierra).

De modo que las intensas presiones rompen la molécula de metano, liberando de esta manera el CO2. Y, finalmente, las largas cadenas forman patrones cristalinos similares al diamante.

Las botellas de agua de plástico y el experimento

Un equipo de investigadores alemanes y franceses diseñaron un intrigante experimento para indagar ampliamente sobre las condiciones en los planetas. Dicho artículo fue publicado en la revista Science Advances.

El experimento fue llevado a cabo en el Laboratorio Nacional de Aceleradores SLAC de California. Y en este se manipuló un potente láser de rayos X basado en un acelerador sobre las botellas de agua de plástico.

La experimentación consistió en proyectar destellos de láser extremadamente potentes a una película de plástico PET (tereftalato de polietileno). Es decir, se usaron botellas de agua de plástico y descubrieron que en el choque surgían los pequeños diamantes.

Se utilizaron dos métodos de medición para analizar lo que sucedía cuando los intensos destellos láser golpeaban la película PET. Estos fueron:

  • La difracción de rayos X que determinó si se producían los nanodiamantes.
  • Una técnica llamada dispersión de ángulo pequeño que permitía ver qué tan rápido y qué tan grande crecían.

Conclusiones del hallazgo con las botellas de agua de plástico

El experimento con las botellas de agua de plástico respalda la teoría inicial de la anhelada “lluvia de diamantes”. Otras particularidades que se destacan son:

  • Hay una hipótesis de que también se produce “agua superiónica”. Se ampliará la investigación para confirmarlo.
  • Esto ha proporcionado un nuevo y emocionante conocimiento sobre los planetas gigantes de hielo.
  • El estudio ha establecido una nueva forma de producir nanodiamantes para la industria. Estos pueden utilizarse, por ejemplo, en la producción de sensores cuánticos.
  • Los diamantes de este tipo se han producido esencialmente mediante la detonación de explosivos. Se espera que, en el futuro, con la ayuda de los flashes, se generen de manera más limpia.

En síntesis, estas investigaciones han conllevado a conocer con más detalle otros planetas del sistema solar. Igualmente, emplear botellas de agua de plástico ayudará al reciclaje y traerá ventajas significativas a nivel industrial y científico. Todo lo expuesto representa un aporte a nuestra tierra, gracias a los hallazgos de Urano y Neptuno.

RELACIONADOS

Filósofos para una tecnología ética

La filosofía es, literalmente, el amor a la sabiduría. Y hay quien la considera el arte de pensar. En realidad, es una disciplina académica...