El cuerpo humano: vehículo de comunicación entre wearables

Escrito por , 9 de septiembre de 2015 a las 17:30
El cuerpo humano: vehículo de comunicación entre wearables
Futuro

El cuerpo humano: vehículo de comunicación entre wearables

Escrito por , 9 de septiembre de 2015 a las 17:30

Un equipo de científicos de la Universidad de California ha creado un sistema de comunicación mediante campos magnéticos que usa el cuerpo humano como vehículo.

Los wearables tienen un problema. Y no son los únicos dispositivos. Se trata del tamaño de su batería, necesariamente reducido y que limita su autonomía. Uno de los aspectos que más energía consumen son las comunicaciones, que actualmente se producen por bluetooth en muchas ocasiones. Esta tecnología representa un gasto de batería importante que un equipo de científicos de la Universidad de California, en San Diego, está tratando de solventar.

Su trabajo ofrece una nueva forma de comunicación. Estos investigadores han demostrado un método que permite transmitir información a través del cuerpo humano usando campos magnéticos. El sistema utiliza los tejidos del cuerpo humano como vehículo para enviar los datos, de forma que se necesita menos energía que para hacer funcionar una comunicación a través de bluetooth, cuyo vehículo de transmisión es el aire.

La tecnología está en una fase primitiva aún, pero los científicos creen que en el futuro podría ser una alternativa al bluetooth, especialmente en lo que toca a los wearables. Han demostrado que la comunicación mediante campos magnéticos funciona bien a través del cuerpo humano. Ni que decir tiene se trata de un campo de baja intensidad, con lo que no tiene consecuencias para la salud del usuario. La potencia es muchas veces menor a la que utilizan escáneres de resonancia magnética e incluso implantes que cuentan con conectividad inalámbrica.

Comunicación mediante campos magnéticos

La pérdida de energía en la transmisión de datos es mínima. De esta manera se necesitarían baterías de menor tamaño para los dispositivos o las actuales tendrían una duración mayor. Los investigadores creen que el sistema de comunicación mediante campos magnéticos podría ser útil para wearables, pero sobre todo para conectar varios sensores dedicados a la monitorización de la salud de una persona.

Y es que cada vez llevamos más tecnología encima, que no para de generar datos. Estos se transmiten para que la información sea útil, de manera que es imprescindible comunicar los dispositivos entre sí. La comunicación mediante campos magnéticos tiene una ventaja adicional. Podría garantizar mayores niveles de seguridad.

El bluetooth puede ser intervenido desde la distancia. Esta tecnología tiene un alcance de nueve metros, innecesario para conectar los dispositivos que llevamos encima, pero suficiente para que a varios metros se pueda explotar una vulnerabilidad. En cambio, si la información se transmite utilizando el cuerpo humano como vehículo esto no es posible. De hecho los científicos han demostrado que es prácticamente inviable trasmitir datos desde una persona a otra, aunque ambas estén en contacto.

Imágenes: Dean Drobot y imagedb.com

anterior artículo

¿Deberían preocuparnos enfermedades tropicales como el chikunguña?

¿Deberían preocuparnos enfermedades tropicales como el chikunguña?
siguiente artículo

Los retos del ecosistema digital en Latinoamérica

Los retos del ecosistema digital en Latinoamérica

Recomendados