El Día del Libro, una jornada para que las tecnologías fomenten la lectura

Cada 23 de abril se celebra el «Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor». La celebración de esta jornada sirve para atraer a la causa de los libros y del derecho de autor a un gran número de personas de todos los continentes y orígenes culturales. En este sentido, las nuevas tecnologías continúan ayudando a facilitar la lectura con inventos como los libros electrónicos.

“El que no encuentre tiempo para leer, peor para él”. Esta genuina frase corresponde a **Umberto Eco**, escritor italiano recientemente fallecido, que a lo largo de su vida dejó escritas algunas de las novelas más célebres del siglo XX. Entre ellas destaca *El Nombre de la Rosa*, novela de misterio ambientada en la Italia medieval, que penetra con vigor en el turbulento contexto religioso de la época; permitiendo a los lectores viajar a un lugar y tiempo concretos mientras que se desarrolla una trama trepidante. Su lectura provocará la experiencia única de **trasladarse a otros parajes, empatizar con los personajes y vivir una aventura extraordinaria**.

Y es que, en definitiva, la labor de los libros es hacernos revivir historias de todo tipo desde la amena lectura de unas líneas escritas. El reconocimiento de esta actividad es tal, que cada **23 de abril** se celebra el [**«Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor»**](http://www.un.org/es/events/bookday/background.shtml). La celebración de esta jornada sirve para **atraer a la causa de los libros y del derecho de autor** a un gran número de personas de todos los continentes y orígenes culturales. Contemplar el libro como **un vehículo de valores y conocimientos**, como puerta de acceso a la diversidad de las culturas e instrumento de diálogo, e incluso como fuente de ingresos para sus creadores, da sentido a este día.

El origen de la celebración hay que atribuírselo a la [**UNESCO**](https://es.unesco.org/) que, en su **Conferencia General de 1995** celebrada en París, decidió rendir homenaje al día en el que fallecieron **Cervantes y Shakespeare**. La fecha la conmemoran hoy millones de personas en todo el mundo, que desde sus asociaciones, escuelas y organismos públicos, impulsan iniciativas de sensibilización y reflexión por la lectura.

Sin embargo, la actualidad parece advertir que esta afición se encuentra parcialmente estancada. De acuerdo con **el último barómetro del CIS, el 40,3% de los españoles no lee nunca o casi nunca**. Por ello, esta clase de reivindicaciones se atisban como totalmente necesarias en un país donde la **tasa de alfabetización alcanza casi el 100% de la población total**.

## Los libros electrónicos se asocian con la lectura interactiva

En este sentido, las nuevas tecnologías continúan ayudando a facilitar la lectura. El auge de los libros electrónicos ha supuesto que podamos leer **casi cualquier obra desde un dispositivo portátil**, capaz de albergar infinidad de textos en **un espacio muy reducido**. Además, los libros electrónicos han venido acompañados del concepto de **la lectura interactiva**, desde la cual podemos ampliar conocimientos pulsando una pantalla. Se trata de utilidades que ayudan a que el amor hacia esta actividad **continúe propagándose en todo el mundo**.

En suma, la jornada de hoy sirve para celebrar la existencia de algo tan preciado como los libros; instrumentos que nos permiten viajar, conocer culturas, sumergirnos en lugares recónditos a través de la piel de personajes de toda clase. La difusión de este hábito resulta prioritario para divulgar conocimientos y transmitir valores por todo el mundo. A su vez, el apoyo de la tecnología parece ser totalmente imprescindible en esta causa. La lectura debe contemplarse como la satisfactoria actividad que es, de modo que todo el mundo llegue a la misma conclusión que Umberto Eco; y piense que el que no encuentre tiempo para leer, peor para él.

RELACIONADOS