Aviones de papel convertidos en drones

Escrito por , 10 de junio de 2014 a las 19:30
Aviones de papel convertidos en drones
Tecnología

Aviones de papel convertidos en drones

Escrito por , 10 de junio de 2014 a las 19:30

El sistema PowerUp 3.0 permite convertir los aviones que pueda hacer cualquier niño con un folio en drones de papel.

Etiquetas:
DRONES

Ha sido el juego de todo niño en algún momento: construir aviones de papel y lanzarlos para verlos planear o volar rectos como un misil. Ganaba – un aspecto que nunca ha estado claro – el diseño que más tiempo se mantenía en el aire, el que lograba las piruetas más majestuosas o el que más lejos llegaba. Y la gracia, cómo no, está en mejorar los aviones poniendo más peso en la punta, haciendo más grandes las alas, cortando aquí, plegando allá. En el futuro, tal vez los niños ya jueguen con drones de papel.

Shai Goitein, un antiguo piloto de la Fuerza Aérea de Israel, ha creado un sistema que permite a los aviones de juguete convertirse en drones de papel. Se trata de un mecanismo llamado PowerUp 3.0, que se puede acoplar a cualquier avión de papel. Consiste en una varilla compuesta de un motorcillo con una hélice en la parte trasera, para propulsar el vuelo, acompañado de una especie de timón para los giros. También dispone de una pequeña batería y un receptor bluetooth.

drones de papel

El sistema PowerUp 3.0 se controla a través de una aplicación para smartphone, gracias a la señal bluetooth. Desde el móvil se pueden controlar la velocidad de propulsión o los giros, de tal manera que un avión de papel se convierte en un verdadero drone. Aunque lo de “verdadero” no hay que tomarlo al pie de la letra. El sistema es aún rudimentario y, sobre todo, los aviones de papel se desestabilizan con facilidad debido a su ligereza, con lo que es normal que estos drones de papel se vayan directos al suelo en muchas ocasiones.

Sin embargo, la idea de drones pequeños y baratos suscita un gran entusiasmo. El creador de PowerUp 3.0 lleva tiempo trabajando en su proyecto y fue el pasado mes de noviembre cuando presentó su prototipo en Kickstarter. Pedía 50.000 dólares y cumplió con el objetivo de financiación en ocho horas. Al terminar el plazo el dinero que marcaba el contador era de 1,23 millones de dólares.

Con este desmesurado extra de financiación se añadirá un modo de ataque contra otros drones de papel, que lanzará una señal bluetooth para inhibir el motor de otro aeroplano con el sistema PowerUp 3.0. Además se tratará de complementar el mecanismo con acelerómetro y giroscopio. Entre los usos que se les pueden dar a los drones pequeños están la polinización de cultivos o la vigilancia del tráfico, aunque a los de papel aún les queda para resultar realmente útil en este tipo de tareas.

Imágenes: garryknight y PowerUptoys

anterior artículo

Formando nuevos profesionales: Máster en Desarrollo de Software Avanzado

Formando nuevos profesionales: Máster en Desarrollo de Software Avanzado
siguiente artículo

Tecnología en las aulas: las tablets como herramientas para la formación

Tecnología en las aulas: las tablets como herramientas para la formación