contaminación lumínica
  • 8 julio, 2016
  • 2 min

Drones para controlar la contaminación lumínica

Un equipo británico diseña una tecnología para monitorizar y mapear la contaminación lumínica mediante drones. ¿Solucionaremos este problema medioambiental?

La contaminación lumínica es uno de los problemas medioambientales más graves a los que nos enfrentamos en la actualidad. Durante décadas, la presencia de sustancias químicas perjudiciales en el aire de nuestras ciudades, que puede ser detectada mediante una aplicación móvil, era uno de los retos más importantes para garantizar la sostenibilidad.

Sin embargo, las alertas constantes de la comunidad científica han puesto de manifiesto una problemática reflejada en ámbitos tan dispares como la música. Y es que, como cantara Amaral, desde muchas ciudades no se puede contemplar las estrellas. Aunque normalmente esta contaminación lumínica se había relacionado con problemas para los investigadores, al no poder, por ejemplo, realizar correctamente observaciones astronómicas, lo cierto es que también puede haber implicaciones para nuestra salud y el medio ambiente.

Cada vez son más los estudios que apuntan a que la contaminación lumínica puede afectar gravemente a la biodiversidad o a nuestro propio bienestar. De ahí que surjan iniciativas de ciencia ciudadana, como el proyecto STARS4ALL, para concienciar y difundir este problema entre la sociedad. ¿El objetivo? Poder disfrutar algún día de cielos oscuros, con el fin de evitar la contaminación lumínica, contar con un alumbrado público más eficiente y preservar nuestros paisajes nocturnos.

contaminación

Tradicionalmente, la lucha contra la contaminación lumínica había ido de la mano de expertos del cielo. Las miles de imágenes recopiladas desde la Estación Espacial Internacional, mostrando el grave problema que afrontamos en Europa, habían servido de acicate para concienciarnos sobre esta materia medioambiental, que también presenta un fuerte impacto ecológico, económico y sanitario. Pero una nueva iniciativa, impulsada desde la Royal Astronomical Society, ha ido un paso más allá.

La entidad ha presentado un proyecto para utilizar drones con los que monitorizar los niveles de contaminación lumínica. Científicos de la Universidad de Nottingham Trent en Reino Unido han implementado un sencillo y económico sistema que, acoplado a los vehículos aéreos no tripulados, es capaz de determinar el grado de contaminación lumínica de forma autónoma. Así, es posible mapear las zonas donde este problema medioambiental es más grave. Los astrónomos también quieren difundir esta iniciativa en escuelas e institutos, para así concienciar a los más jóvenes e inspirarles para utilizar la tecnología con el fin de solucionar problemáticas como éstas.

Imágenes | NASA (Flickr), Ray Terrill (Flickr)

RELACIONADOS

Todo lo que debería ofrecernos el metaverso

Aunque se habla mucho del metaverso, suelen haber dos preguntas que se repiten con cierta frecuencia. La primera, obviamente, tiene que ver con qué es...

Hay muchos metaversos, ¿podrán coexistir todos?

Mucho se habla del Metaverso y todavía no tenemos del todo claro de qué estamos hablando. Los metaversos actuales “están” en Internet, en la misma infraestructura...