• 4 septiembre, 2017
  • 2 min

El coche volador del futuro, cada vez más cerca

El futuro avecinado por Marty McFly a bordo del DeLorean está cada vez más cerca, y no, no es ciencia ficción. Las fantasías imposibles de hacerse realidad, que aparecían en Regreso al Futuro como el combustible reciclable, el monopatín o el coche volador, hoy traspasan la gran pantalla.

Es cierto, aún no podemos ver un coche volador sobre nuestra ciudad, pero existen prototipos que avecinan un futuro sobrecogedor en la era de los transportes. Como si de un avión se tratase, el modelo de coche autónomo de la empresa Terrafugia ya ha logrado vuelos exitosos.

En el año 2013 la startup estadounidense presentaba el nuevo concepto de transporte aéreo del futuro: Terrafugia TF-X, el primer coche volador de la historia. Este modelo fue la evolución del Transition, cuyo primer vuelo fue en 2009, tratándose de un vehículo híbrido entre coche y aeroplano.

https://www.youtube.com/watch?v=NCkJHqpV0kc Características relevantes

El TF-X podrá alcanzar una velocidad de crucero de 320 km/hora con un alcance de 800 millas. Será capaz de despegar y aterrizar verticalmente de forma nivelada en menos de 30 metros de diámetro. Necesitarás un tiempo de entrenamiento para pilotar el TF-X menor que el certificado de piloto tradicional o de piloto deportivo, y sólo requerirá una licencia de conductor estándar.

El precio, por otra parte, será similar a los coches de lujo de gama alta aunque, por desgracia, la información específica estará disponible a medida que avancen en su desarrollo.

¿Cómo están avanzando las pruebas? En febrero de 2016 la compañía publicó un comunicado donde informaba de que habían completado con éxito las pruebas de carga estática de un prototipo de escala del ala TF-X. La prueba verificó que el ala de fibra de carbono de una décima escala será capaz de soportar con seguridad las cargas necesarias durante las pruebas de túnel de viento.

Para completar dicha prueba, los ingenieros de la compañía desarrollaron prototipos y aplicaron cargas tanto a la estructura del ala central como a las vainas motoras laterales para comprobar su rendimiento. Resultó exitosa. El ala mantuvo la integridad en más de cinco veces las cargas máximas previstas.

Principales inconvenientes

Sin embargo, los coches voladores tienen aún problemas para ser una realidad en nuestro espacio desde un punto de vista regulatorio, ya que no se permitirá que despeguen o aterricen en zonas residenciales, sino que precisarán de zonas aprobadas legalmente. Desde luego, no falta nada para sobrevolar las calles con tu coche y, hoy por hoy, nos preguntamos ¿existirá rival capaz de frenar al TF-X?

RELACIONADOS

blockchain industria 4.0

Qué son las redes privadas 5G y para qué sirven

Las redes privadas 5G son una de las mejores herramientas que esta tecnología ofrece a empresas e industrias. En un contexto en el que abundan la maquinaria...

Absorber CO2 para salvar el planeta

Ni huele ni se ve. Pero no es tóxico ni arde. El ser humano lo produce al respirar. Y si nuestro cuerpo no lo...
androide

Una empresa nombra directora general a una IA

¿Imaginaste alguna vez que un androide podría ser nombrado director general de una compañía? Aunque parezca increíble, es una realidad. No te pierdas lo...