El funcionamiento de las aplicaciones que pueden predecir terremotos

Escrito por , 22 de febrero de 2016 a las 12:30
El funcionamiento de las aplicaciones que pueden predecir terremotos
Futuro

El funcionamiento de las aplicaciones que pueden predecir terremotos

Escrito por , 22 de febrero de 2016 a las 12:30

Gracias al acelerómetro de nuestro smartphone es posible detectar movimientos anormales, que son analizados y, de existir coincidencia con otros de la red, se alertaría a los usuarios de zonas afectdas de posibles terremotos futuros.

La actividad sísmica que se da en las distintas capas de nuestro planeta tiene, a menudo, resultados devastadores plasmados en desastres naturales como terremotos que arrasan a su paso por las poblaciones y el medio rural, lo que no sólo causa la destrucción de gran cantidad de edificaciones, sino la muerte de gran cantidad de población. Contra su origen, de momento, no podemos hacer nada, ya que el movimiento de placas se escapa de nuestro poder, pero sí podemos prevenirlos con ciertas técnicas, para que en el momento en que ocurran afecten lo menos posible.

En la actualidad, ya existen aplicaciones que nos avisan a modo de alerta de actividad sísmica poco convencional que puede acabar en terremotos o en tsunamis, pero no tienen más fundamento que conectarse a una base de datos.

Lo que investigadores de Universidad de California y el Centro de Innovación de Deutsche Telekom en Silicon Valley están llevando a cabo es mucho más ambicioso, ya que con una aplicación que ya han lanzado en Android (MyShake), buscan crear una red de detección sísmica, de la misma manera que otras compañías están llevando a cabo para aplicaciones médicas.

MyShake

Gracias a los sensores que nuestros smartphones integran, y en especial al acelerómetro, se pueden detectar movimientos anormales que, analizados y cuando coincidan con otros muchos, puedan considerarse generados por actividad sísmica y que a corto plazo puedan suponer terremotos, momento en el que la aplicación notificaría a usuarios de zonas afectadas.

De momento sólo está siendo usada para detectar actividad y enviar información a los servidores centrales, ya que antes de que comience a alertar interesa que “aprenda” a discriminar qué movimientos pueden ser provocados por la actividad propia del móvil en los bolsillos o vibraciones y cuáles vienen por causas ajenas. Para ello, el equipo ha desarrollado algoritmos.

Con esto no esperan sustituir a sistemas profesionales que llevan años perfeccionándose a base de enormes inversiones, pero sí avanzar en otros sentidos como la disponibilidad, ya que los sistemas de detección -donde estén presentes-, se ubican cada 10 kilómetros, y personas con smartphones hay en cada lugar donde exista población.

Imágenes: Myshake

anterior artículo

Bosques «a la carta» contra el cambio climático

Bosques «a la carta» contra el cambio climático
siguiente artículo

La era de la televisión social

La era de la televisión social

Recomendados