El mecanismo de Anticitera: un ordenador analógico en la Antigua Grecia

Escrito por , 24 de junio de 2016 a las 08:30
El mecanismo de Anticitera: un ordenador analógico en la Antigua Grecia
Conocimiento

El mecanismo de Anticitera: un ordenador analógico en la Antigua Grecia

Escrito por , 24 de junio de 2016 a las 08:30

Esta especie de ordenador analógico, bautizado como mecanismo de Anticitera, servía para predecir posiciones astronómicas y fechas con años de antelación.

Etiquetas:
HISTORIA

A día de hoy sigue siendo un misterio. El juego de ruedas y engranajes roídos por el salitre y por el tiempo se lleva estudiando más de medio siglo sin llegar a conclusiones convincentes. Se bautizó como el ‘mecanismo de Anticitera’ porque se descubrió cerca de la isla griega con el mismo nombre. Data del segundo siglo antes de Cristo y servía para calcular posiciones astronómicas, así como fechas en el calendario con varios años de antelación.

En el año 1900 un grupo de buceadores buscaba esponjas naturales que después tenían intención de vender. Estos animales poríferos se usaban para distintos aspectos relacionados con la higiene y el cuidado de la piel. En esta ocasión los buceadores trabajaban al noroeste de Creta, cerca de la isla de Anticitera, cuando toparon con los restos de un naufragio.

Comenzaron a sacar estatuas de bronce, vasijas de cerámica y un surtido de objetos de vidrio, monedas y joyas. Entre todos los tesoros rescatados del fondo marino había un artefacto cuya identidad no se supo identificar en un principio. Tuvieron que pasar dos años hasta que el arqueólogo griego Valerios Stais reconoció en aquel objeto un mecanismo complejo que asoció con un reloj astronómico.

mecanismo de Anticitera

Con el tiempo se descubriría que se trataba de un mecanismo de relojería compuesto de al menos 30 engranajes de bronce, el más grande de los cuales contaba con 14 centímetros de diámetro y habría estado dotado de 223 dientes. Del mecanismo de Anticitera original se conserva aproximadamente el 40%, que se reparte en 82 fragmentos. Se cree que el artefacto original se habría encuadrado en una caja de madera de 34x18x9cm.

Durante 50 años el artefacto estuvo guardado hasta que despertó el interés del historiador británico Derek J. de Solla Price, que abrió el camino para que empezaran a surgir nuevos estudios sobre la pieza. Estos han determinado que su construcción se basa en las teorías matemáticas y de astronomía vigentes en la Antigua Grecia.

El mecanismo de Anticitera ha sido señalado en ocasiones como la primera computadora analógica conocida. Estaría diseñado para predecir posiciones astronómicas, las fases de la luna o eclipses y fechas señaladas en el calendario hasta con 19 años de antelación. Así, los griegos podrían saber en qué días caerían los Juegos de Olimpia y otros eventos de relieve en el mundo heleno.

mecanismo de Anticitera

Recreación del mecanismo de Anticitera

Una investigación reciente ha logrado traducir parte del texto que viene en los restos del artefacto. Lo que los investigadores han sacado en claro es que los textos apuntan a que el mecanismo era una especie de dispositivo para instruir a los futuros filósofos. Sería como una especie de libro de texto para facilitar la enseñanza de ciertas materias que se impartían en la época, en lugar de un artefacto propiamente construido para hacer cálculos.

En todo caso lo cierto es que la tecnología que desplegaba esta combinación de ruedas dentadas no se volvió a alcanzar hasta 15 siglos después, cuando en Europa se inventaron los relojes astronómicos.

Imágenes: New York University, Wikipedia, II

anterior artículo

Músculos para robots inspirados en la anatomía humana

Músculos para robots inspirados en la anatomía humana
siguiente artículo

¿Quiénes son los inventores europeos del año?

¿Quiénes son los inventores europeos del año?