El periodismo de investigación avanza a pasos agigantados con la tecnología

Escrito por , 29 de enero de 2013 a las 17:30
El periodismo de investigación avanza a pasos agigantados con la tecnología
Tecnología

El periodismo de investigación avanza a pasos agigantados con la tecnología

Escrito por , 29 de enero de 2013 a las 17:30

La tecnología favorece el desarrollo del periodismo de investigación, según un informe de Nieman Journalism Lab. Entre la adaptación del periodismo al presente y la sobrecarga informativa, el analista Ken Doctor da un toque de atención a las empresas de comunicación sobre lo que deben hacer de cara a los lectores y los ciudadanos, incidiendo en la necesidad de profundizar en el periodismo de investigación desde una nueva perspectiva y con herramientas de mayor potencial con el ánimo de proveer de información con mayor profundidad y tecnológicamente más inteligentes.

Al igual que han mejorado sectores como el comercio, ofreciendo oportunidad de negocio desde el “más rápido, más barato y mejor”, Doctor entiende que la tecnología afecta a la universalización de la información, ya sea desde un ámbito local o nacional, y transversalmente por temáticas tan distintas como las noticias deportivas o el entretenimiento, gracias a una comunidad hiperconectada.

Revolución informativa

Doctor parte de una serie de parámetros base para el nuevo periodismo, algunos de los cuales considera imprescindibles para la revolución informativa: los lectores se están convirtiendo en la principal fuente de ingresos para los periódicos, lo que antes era la publicidad. Pero al vivir en la época del “mucho”, la gente pide contexto en lugar de contenido. Al conseguir contenido fácilmente gracias a las nuevas tecnologías y de bajo coste, la diferenciación del contenido de noticias se convierte en una necesidad para los medios de comunicación. Porque la creación de contenido resulta demasiado caro.

Como ejemplo de esta renovación, en el estudio citan a la emisora local de noticias Hearst Television que, para ofrecer esa unidad distintiva, se asoció con Reporteros y Editores de Investigación (IRE) ofreciendo cuatro talleres especializados en técnicas de data mining y big data aplicadas al periodismo de investigación. La idea: formar a los periodistas en nuevas fuentes y herramientas de datos.

Otro caso de éxito son las estaciones de noticias locales de la NBC, diez emisoras que cubren la información desde Los Ángeles hasta Nueva York. En solo un año, han aumentado el número de editores, reporteros y fotógrafos dedicados a la labor de investigación. Otras empresas de comunicación, como Gannett y McClatchy, han seguido también esta filosofía de invertir en capacitación.

Reenfocar la profesión

El trabajo de tecnología asistida del IRE está dirigido a esa transformación de la profesión, con conferencias y sesiones prácticas más allá del oficio tradicional. Los periodistas de investigación se han centrado durante mucho tiempo en bases de datos, fuentes gubernamentales y, en ocasiones, en datos estructurados, cercanos al data mining pero enfocados a campos o categorías. Ese trabajo continúa, pero la tendencia gira precisamente a los datos no estructurados, como serían el correo electrónico, documentos de proyectos de ley o tribunales, comunicados de prensa. “Todo por estructurar”, en palabras del analista. En conclusión, llegar a los datos no estructurados abre una investigación a gran cantidad de contenido previamente inalcanzable.

Desde el Nieman Journalism Lab, se resalta la definición de Chase Davis, director de tecnología en el Centro para el Periodismo de Investigación (CIR) de la Universidad de Berkeley: “Se trata de un mayor grado de dificultad matemática, sin duda”. Los periodistas aplican cada vez más, según cuentan, aprendizaje automático, procesamiento del lenguaje natural (NLP) y la agrupación documental a su trabajo. Es decir, bien programada, la tecnología puede hacer el trabajo más pesado de la profesión periodística.

Por ejemplo, el análisis de mensajes de correo electrónico puede reproducir patrones determinados o una inmersión algorítmica en los registros de una campaña electoral traducirse en tendencias en la financiación. En definitiva, “redescubrir” hechos reuniendo datos computerizados.

En este proceso, se siguen las mismas pautas tradicionales de contrastar las fuentes de la información y recogida y limpieza de datos, con la novedad de estructurar el resultado en “puntos de datos” y aprender de ellos tras su procesamiento informático, en busca de patrones noticiosos. Tal como lo cuenta Doctor, existe un potencial inimaginable gracias a la tecnología para recuperar ese periodismo en profundidad y volver a los orígenes de la vocación profesional.

Imagen | Trecebits.com

anterior artículo

MeterPlug, enchufe inteligente para medir el consumo eléctrico

MeterPlug, enchufe inteligente para medir el consumo eléctrico
siguiente artículo

Open Data: compartir y reutilizar datos para aportar valor

Open Data: compartir y reutilizar datos para aportar valor