El proceso para tener océanos sin residuos

Escrito por , 11 de julio de 2016 a las 17:30
El proceso para tener océanos sin residuos
Futuro

El proceso para tener océanos sin residuos

Escrito por , 11 de julio de 2016 a las 17:30

The Ocean Cleanup es un proyecto capitaneado por el joven Boyan Slat, que consiste en la limpieza de los océanos gracias a unas barreras flotantes en las que, gracias a las corrientes marinas, el plástico se acumula para evitar que los residuos vaguen sin rumbo por el mar.

Corría el verano del año 2011 cuando un joven holandés llamado Boyan Slat pasaba sus vacaciones en Grecia. Durante uno de esos días se unió a un grupo de amigos para bucear por las aguas del Mar Egeo. Fue entonces cuando le sorprendió que en el fondo marino hubiese más bolsas de plástico que peces. Esta situación alarmó al joven, perplejo ante el panorama devastador que tienen que enfrentar mares y océanos.

Al terminar el periodo vacacional, Boyan volvió a sus obligaciones diarias en el instituto, donde comenzó a dar forma a la idea que tenía en la cabeza tras un examen de ciencias. A partir de ahí, Boyan empezó a investigar sobre la contaminación en los mares, buscando soluciones para poder sacar toda la basura que hace oscurecer el color azul de los océanos. Ante la teoría de que es casi imposible deshacerse de la basura, el joven ideó una manera para que las corrientes y la propia energía que crean sean capaces de atraer los desperdicios y reciclarlos sin que pasen factura a la fauna y dejen de flotar sin rumbo por los océanos.

Esa idea fue tomando cuerpo, y en una charla en TEDx en Delft (Países Bajos) su alocución y pasión por la vida marina se hizo viral, propiciando el interés de científicos e ingenieros por dar un paso adelante y ayudar a llevar a cabo esta iniciativa para mejorar la calidad de vida de nuestro planeta. Así fue como se fundó The Ocean Cleanup.

The Ocean Cleanup

El ser humano es capaz de lo mejor, logrando grandes retos de la investigación, pero también de lo peor, contaminando nuestro hogar sin ningún tipo de pudor. Ahí es donde entra el proyecto de Boyan Slat para poner solución a la contaminación marítima con la instalación de la primera barrera flotante en el mar.

El sistema consiste en una barrera de caucho, poliéster y tela que está conectada a unos brazos flotantes que ayudan a recopilar los deshechos. Una cortina sumergida irá atrapando los plásticos que terminarán en un contenedor. Cuenta con decenas de sensores que medirán toda la actividad que tenga lugar en el perímetro de la barrera, el comportamiento de la estructura y los cambios del clima.

El primer lugar donde va a ser instalado el sistema es en el Mar del Norte. Allí se colocará una barrera a 23 kilómetros para probar que puede soportar las condiciones marítimas adversas que caracterizan esta zona que confluye entre el Reino Unido, Países Bajos y los países escandinavos.

Un proceso con vistas al año 2020

Las diversas pruebas del prototipo que será implantando en el Mar del Norte tienen un coste que alcanza el millón y medio de euros, pero la vista está anclada en el año 2020. Si las pruebas que se van a llevar a cabo son tan positivas como las realizadas hasta el momento, en esa fecha se instalará una gran barrera de 100 kilómetros de longitud entre Hawaii y California que podrá capturar más de la mitad de la basura del Pacífico en tan solo 10 años.

Una solución que salió de la preocupación por nuestro planeta y la manera en la que estamos agotándolo poco a poco. Una idea para acabar con el considerado “séptimo continente”, la isla de basura que fluye en el Océano Pacifico norte.

anterior artículo

Trucos para Google Maps que te ayudarán a usarlo como un experto

Trucos para Google Maps que te ayudarán a usarlo como un experto
siguiente artículo

Personas normales haciendo cosas extraordinarias

Personas normales haciendo cosas extraordinarias

Recomendados