En Stanford han creado una batería que se apaga antes de sobrecalentarse

Escrito por , 19 de enero de 2016 a las 08:30
En Stanford han creado una batería que se apaga antes de sobrecalentarse
Futuro

En Stanford han creado una batería que se apaga antes de sobrecalentarse

Escrito por , 19 de enero de 2016 a las 08:30

Un equipo de científicos de la Universidad de Stanford ha creado una batería que no se calienta.

Uno de los problemas que tienen las baterías de ion-litio es el sobrecalentamiento. Este no solo lleva a los casos más llamativos, en los que el dispositivo electrónico puede incluso incendiarse, sino que afecta a la eficiencia energética. Aunque los casos extremos son pocos, sí somos muchos los que hemos notado en más de una ocasión que nuestro smartphone, por hablar del producto más usado, se calentaba demasiado.

Los científicos de la Universidad de Stanford han creado una batería que no se calienta, al menos no hasta llegar al punto de sobrecalentamiento. Antes de hacerlo, el propio sistema químico se autorregula, apagando la batería, que vuelve a funcionar cuando la temperatura baja.

Una batería de ion-litio se compone de dos electrodos y el electrolito, un líquido que lleva las partículas cargadas entre los dos elementos anteriores. Hay determinadas causas por las que este sistema se puede sobrecalentar, como la presión o la sobrecarga. Si la temperatura sube hasta los 150 grados el electrolito puede incendiarse.

Lo que han hecho los científicos para evitar que esto ocurra es crear un material formado por partículas de níquel puntiagudas, que están recubiertas con grafeno e integradas en un film elástico de polietileno. Con este material han cubierto uno de los electrodos. Para conducir la corriente eléctrica, las partículas de níquel tienen que tocarse entre ellas. Pero cuando la temperatura aumenta el polietileno se estira, con lo que las partículas se distancian entre sí, de forma que el electrodo que está cubierto con el nuevo material deja de ser conductor.

Cuando la temperatura vuelve a bajar el polietileno regresa a su estado natural, las partículas de níquel se juntan de nuevo y la corriente fluye otra vez entre los dos electrodos. Así de simple y así de eficaz. Otros trabajos han probado técnicas diferentes para evitar el sobrecalentamiento, pero son irreversibles. En el caso de esta batería que no se calienta, el sistema puede volver a funcionar y no se pierde eficiencia energética.

Batería que no se calienta

Las baterías de ion-litio aún no hn superado el problema del sobrecalentamiento

El sobrecalentamiento de las baterías de ion litio ha dado algún que otro susto en los últimos años. Han sido famosos los casos de algunos smartphones que se incendiaron en un avión en pleno vuelo, mientras que diferentes productos electrónicos que montan este tipo de tecnología de ion litio de vez en cuanto saltan a la primera plana por problemas derivados del sobrecalentamiento.

Uno de los últimos han sido los patinetes eléctricos, cuya repentina popularidad ha hecho que muchas empresas empezaran a fabricarlos y otras a importarlos. Como la mayoría de productos electrónicos, la fabricación se hace en China, aunque las baterías tienen orígenes dispares. Por ejemplo, las de factura coreana son más fiables, mientras que las producidas en China son más baratas pero de menor fiabilidad.

En todo caso, este es el problema que quieren atajar los científicos de Stanford, evitando así escenas como las que han aflorado a Internet a finales de 2015, en las que se podían ver patinetes en llamas y hasta algunos que aparecían chamuscados.

Imágenes: RDECOM y adafruit

anterior artículo

Sectores tradicionales tocados por los avances tecnológicos

Sectores tradicionales tocados por los avances tecnológicos
siguiente artículo

Guantes smart para paliar el párkinson

Guantes smart para paliar el párkinson