Esfera de Las Vegas

La historia tras la impresionante esfera de Las Vegas que ha sido desarrollada en España 

Todo el mundo conoce Las Vegas. Una ciudad conocida por albergar hoteles de lujo, casinos gigantescos, protagonizar series y películas y, cómo no, contar con algunos de los espectáculos más destacados del panorama musical. Es imposible aburrirse en esta ciudad de Estados Unidos. Y su última gran atracción es de grandes dimensiones. La gigantesca esfera de Las Vegas, que es como muchos la han bautizado, ha impresionado a todo el mundo tras convertirse en un inigualable escenario para el concierto de U2. Y, curiosamente, esta ha sido posible gracias a un estudio de arquitectura de Zaragoza, España.

Como decía, todo el mundo la conoce ya por «La Esfera de Las Vegas«. Hasta tiene su propia página web. Se puede ver a gran distancia desde distintos puntos de la ciudad, que tiene más de 650.000 habitantes –o más de 2 millones si contamos toda su área metropolitana–. Pero lo más sorprendente es su pantalla gigantesca, que muestra imágenes para quien esté en su interior y también para quien la vea desde la lejanía. Tecnología punta que, por el momento, no encontraremos en otro lugar del planeta. Al menos a esta escala.

Sus propietarios son The Madison Square Garden Company, una empresa conocida por su estadio polideportivo de Nueva York. Allí se juega a baloncesto y hockey sobre hielo, además de realizarse conciertos de grandes estrellas y torneos de boxeo de primera línea, entre otros eventos. Esta compañía del entretenimiento, eso sí, no podía faltar en Las Vegas, y por eso estrenó a finales de septiembre un edifico que ya es emblemático pese a su juventud: el Madison Square Garden de Las Vegas (la citada esfera de Las Vegas).

Desde Zaragoza a Las Vegas

El estudio de arquitectura responsable, situado en Zaragoza, ha sido la sede en España de SACO Technologies, una empresa canadiense especializada en tecnología audiovisual con más de 30 años de trayectoria. De hecho, en el pasado, han instalado pantallas gigantes en Nueva York, Qatar o Dubai.

La esfera de La Vegas que han diseñado desde España tiene como elemento principal una pantalla de alta definición, la más grande del mundo. Según cuentan sus responsables, el contenido que emite la esfera de Las Vegas tiene una resolución de 128K, 32 veces más que la alta resolución que vemos en nuestros televisores

Gracias a ella, este pabellón multifunciones podrá albergar toda clase de espectáculos. El primero de ellos, un concierto de U2. Que si ya son, de por sí, espectaculares gracias a su combinación de música, video y proyecciones, con La Esfera se convirtió en una experiencia inolvidable para quienes disfrutaron de él. Además, se pueden emitir toda clase de espectáculos audiovisuales de artistas y cinestas. En la web de Sphere, por ejemplo, aparecen los nombres de Refik Anadol y Darren Aronofsky. Este último ha rodado una película especialmente para la pantalla de la esfera de Las Vegas.

En declaraciones a los medios, el estudio de arquitectura destaca su combinación de arquitectura con informática y programación. La cara visible del estudio en el proyecto de la esfera de Las Vegas, Cristina Simón, es arquitecta y estudiante de ingeniería informática, de manera que han combinado varias disciplinas técnicas y tecnológicas para dar lo mejor de todas ellas. Y, como no, incluyendo también el uso de inteligencia artificial. En la página oficial de Sphere se mencionan todas las fórmulas y descubrimientos matemáticos que han hecho posible esta cúpula audiovisual.

5 años para dar vida a la esfera de Las Vegas

Han sido necesarios 5 años para dar vida a Sphere, la esfera de Las Vegas. Incluyendo un parón de las obras durante la pandemia de coronavirus. El resultado ha sido una gigantesca cúpula que emite imagen por dentro y por fuera. 54.000 metros cuadrados de pantalla exterior y 15.000 metros cuadrados de pantalla interior. Mide 111 metros de altura y está compuesta por 1,2 millones de pantallas LED. Cada una de ellas con 48 diodos LED individuales. Y cada diodo, capaz de emitir 256 millones de colores diferentes.

Todo un logro de técnica, arquitectura, ingeniería, informática y programación para el que será necesario crear contenido a altísimas resoluciones y que servirá para toda clase de espectáculos, musicales, deportivos o incluso entregas de premios y otros eventos públicos y privados. Una experiencia inmersiva que dio que hablar con su inauguración y de la que se seguirá hablando en sucesivas proyecciones a medida que se crean contenidos específicos para esta cúpula gigantesca.

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...