Estas adolescentes han diseñado en África un satélite privado

Escrito por , 1 de diciembre de 2016 a las 08:30
Estas adolescentes han diseñado en África un satélite privado
Futuro

Estas adolescentes han diseñado en África un satélite privado

Escrito por , 1 de diciembre de 2016 a las 08:30

Este satélite africano diseñado por un grupo de adolescentes será el primero que una empresa privada ponga en órbita.

El primer satélite africano se lanzó al espacio en el año 2007. El próximo año está previsto otro hito espacial. En este caso se tratará del primer satélite puesto en órbita por una compañía privada, un indicador de desarrollo del sector aeroespacial. El equipo tendrá una particularidad, no obstante. El diseño lo han hecho 14 chicas adolescentes de Sudáfrica, en el marco de un campamento científico.

El grupo de adolescentes ha diseñado la carga que llevará el satélite africano, que orbitará sobre los polos de la Tierra y escaneará toda la región de África. Los objetivos están claros. Se escaneará con una imagen térmica el continente dos veces al día para prevenir desastres naturales y mejorar la seguridad alimentaria.

Las imágenes térmicas de este nuevo satélite africano permitirán controlar las zonas donde se cultivan alimentos, así como regiones que se deben repoblar con árboles y vegetación. Asimismo servirá para prevenir incendios o inundaciones, pudiendo alertar de las áreas en riesgo con antelación. El pasado mes de abril, el temporal que se dio en llamar El Niño hizo que en la parte sur de África se produjeran 9,3 millones de toneladas de maíz menos de lo normal.

La organización sudafricana MEDO (Meta Economic Development Organisation) ha comprado el satélite y se espera que en mayo de 2017 una empresa privada lo lance al espacio. Será la prueba de fuego, pues por ahora las adolescentes solo han experimentado con pequeños satélites que han puesto en la órbita baja terrestre mediante globos de gran altura.

Satélite africano

En la programación y el diseño de la carga del satélite, las adolescentes recibieron la ayuda de los ingenieros de la Universidad de Tecnología de la Península del Cabo. Fueron ellos quienes las introdujeron en este ámbito, en el marco del campamento científico en el que participaron.

Ahora las chicas quieren expandir el proyecto a otros países, como Namibia, Malawi, Kenia o Ruanda, para servir de inspiración a las mujeres africanas, con el objetivo de que participen en los campamentos STEM (science, technology, engineering and maths).

Imágenes: NASA Johnson y MEDO

anterior artículo

The BIG Bell Test necesita 30.000 voluntarios para un experimento de física cuántica

The BIG Bell Test necesita 30.000 voluntarios para un experimento de física cuántica
siguiente artículo

Japón creará la supercomputadora más rápida del mundo

Japón creará la supercomputadora más rápida del mundo

Recomendados