Este buque mercante experimenta con energía eólica para complementar al diésel

Escrito por , 18 de octubre de 2017 a las 15:30
Este buque mercante experimenta con energía eólica para complementar al diésel
Futuro

Este buque mercante experimenta con energía eólica para complementar al diésel

Escrito por , 18 de octubre de 2017 a las 15:30

El barco de carga Estraden se ha convertido en un pionero de la navegación con renovables al incluir la energía eólica para complementar al diésel.

Etiquetas:
ENERGíA EóLICA

Una gran parte del transporte de mercancías se realiza a través del mar. Los barcos de carga viajan repletos de contenedores uniendo negocios, ciudades, países, continentes. Y en la travesía consumen grandes cantidades de combustible.

El consumo de uno de estos gigantes marinos es algo desorbitado en comparación a los niveles que mueven los vehículos terrestres. Y, sin embargo, los barcos de carga apenas se han visto acariciados por las energías renovables. No será porque no dispongan de recursos: hay superficie para instalar paneles solares y en alta mar el viento sopla con fuerza muchas veces.

Puede que esto empiece a cambiar. El buque de carga finlandés Estraden ha hecho un experimento pionero. En su cubierta tiene instalados una especie de molinos de viento , que complementan la quema de diésel para abastecer al barco.

El Estraden cuenta con una instalación desarrollada por la compañía también finesa Norsepower. Se trata de los llamados 'Rotor Sails', que absorben energía eólica procedente del viento que sopla sobre cubierta. Realmente tienen poco de molinos de viento, ni por su estructura ni por su forma de funcionar.

Su aspecto es más bien el de columnas coronadas con un tope. Todo lo largo del tubo rota muy rápido cuando le da el viento. Este movimiento crea una diferencia de presión entre la parte delantera y la trasera de la columna. En una el viento sopla a mayor velocidad que en la otra, algo parecido a lo que ocurre en las alas de un avión. Si en aeronáutica esto se conoce como el teorema de Bernoulli, en este caso es el efecto Magnus. La diferencia de presión impulsa al barco hacia delante.

Estraden

Los efectos de esta especie de velas modernas se dejan notar en ahorro de combustible y también de dinero. Desde Norsepower apuntan que se pueden ahorrar 400 toneladas de combustible al año, lo que equivaldría a 1.000 toneladas de emisiones al año. En términos económicos esto sería un ahorro de 400 dólares cada día por barco.

El Estraden, que navega por el mar del Norte seis veces por semana, ha sido pionero. Lleva tres años probando la energía eólica en su cubierta, aunque hay otros barcos que incorporarán estos tubos en un futuro próximo , según Norsepower.

La combinación de la energía eólica con la quema de diésel convierte al transporte de mercancías en una actividad mucho más ecológica. Se puede decir, por tanto, que el Estraden es una especie de barco híbrido. Su propulsión procede en parte de la quema de diésel y, en parte, del viento.

En la actualidad, la industria marítima genera un 2,2% de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. La Organización Marítima Internacional estima que en 2050, estas emisiones podrían llegar a incrementarse en un 250%. Son proyectos como los del Estraden los que podrían rebajar los efectos contaminantes.

Imágenes: Norsepower

anterior artículo

Esta planta de geoingeniería absorbe más emisiones de las que escupe

Esta planta de geoingeniería absorbe más emisiones de las que escupe
siguiente artículo

Alastria: el primer ecosistema blockchain del mundo

Alastria: el primer ecosistema blockchain del mundo