Este coche-cangrejo quiere ser el coche del futuro

Escrito por , 5 de mayo de 2015 a las 12:00
Este coche-cangrejo quiere ser el coche del futuro
Futuro

Este coche-cangrejo quiere ser el coche del futuro

Escrito por , 5 de mayo de 2015 a las 12:00

El EOscc2 es un prototipo de coche eléctrico y semiautónomo, capaz de moverse lateralmente, como lo haría un cangrejo.

Los científicos del Centro DFKI Robotics, situado en la ciudad alemana de Bremen, han creado un prototipo de coche eléctrico semiautónomo como solución maestra para mejorar la movilidad. Se trata de un concepto innovador y verdaderamente arriesgado, pues implica una serie de cambios funcionales importantes con respecto a los automóviles a los que estamos acostumbrados. El EOscc2 es un modelo monoplaza con un diseño futurista que puede girar sobre sí mismo o desplazarse en lateral, como un cangrejo.

Este prototipo ha nacido de la necesidad de crear un medio de transporte individual pero eficiente para las ciudades. Por tanto hay una serie de aspectos que eran obligatorios en este coche para lograr el objetivo planteado. En primer lugar, como la mayoría de los automóviles transportan a una sola persona en sus desplazamientos, sobre todo en ciudad, el vehículo es monoplaza. De esta forma ocupa menos espacio y pesa menos, con lo que el consumo energético se reduce.

eoscc2

Se trata de un coche eléctrico, con lo que no emite gases contaminantes a la atmósfera, lo que sirve para aliviar la polución en las ciudades. Como consecuencia de la fuente energética, le motor tampoco emite ruido prácticamente, lo que en definitiva sirve para mejorar la calidad de vida de los habitantes.

La versatilidad es otro de los puntos fuertes del futurista EOscc2 (sus puertas se abren como el DeLorean de la película ‘Regreso al Futuro’). Dispone de motorcillos individuales para cada una de las ruedas, que permiten girarlas hasta el punto de que el coche da la vuelta sobre sí mismo o se desplaza lateralmente. Se trata de una forma de facilitar el aparcamiento en espacios reducidos y las maniobras en general.

La tecnología del coche también incluye la conducción autónoma hasta una velocidad de 65 Km/h gracias a un sistema de sensores, entre ellos un LIDAR de 360 grados situado en el techo del vehículo. Además, el EOscc2 permite que varios coches de este tipo se puedan acoplar en forma de convoy, dando lugar a una especie de tren rodante. Así, si una de las unidades tiene poca batería el resto pueden cargar su batería.

Si el EOscc2 se produjera comercialmente tendría que luchar contra una mentalidad forjada a base de décadas y hábitos arraigados. Su carácter de monoplaza sería una de las barreras. Y es que lo normal es comprarse un coche cuando se necesita para desplazamientos diarios o casi diarios, en los que el conductor viaja solo. Pero ya que se realiza el desembolso se piensa en adquirir un vehículo que sirva para hacer viajes más largos y llevar a familia, amigos o al menos otra persona.

Imágenes: robotik.dfki-bremen.de

anterior artículo

Los cinco descubrimientos más importantes del telescopio Hubble

Los cinco descubrimientos más importantes del telescopio Hubble
siguiente artículo

Cómo la tecnología está ayudando a “The Other Billion”

Cómo la tecnología está ayudando a “The Other Billion”