Estos adolescentes tienen proyectos para hacer del mundo un lugar mejor

Escrito por , 18 de agosto de 2016 a las 12:30
Estos adolescentes tienen proyectos para hacer del mundo un lugar mejor
Futuro

Estos adolescentes tienen proyectos para hacer del mundo un lugar mejor

Escrito por , 18 de agosto de 2016 a las 12:30

La Google Science Fair ha seleccionado a sus finalistas, jóvenes por debajo de los 18 años con proyectos prometedores.

Etiquetas:
EMPRENDEDORES, SALUD

La innovación muchas veces está ligada al beneficio económico. Las mejores ideas y las mejores intenciones muchas veces caen en saco roto por no contar con un modelo de negocio sostenible. Sin embargo, también hay sitio para otro tipo de innovación que no esté pegada a las voluntades del mercado. Uno de estos espacios es el concurso Google Science Fair, que acaba de seleccionar a 16 finalistas entre 13 y 18 años. Sus proyectos destacan por sus aspiraciones sociales y porque de ellos se desprende una ambición idealista de hacer del mundo un lugar más amable.

Los proyectos de estos adolescentes tienen como denominador común un prurito de cambiar el mundo que los rodea para mejor. Pero cada uno aborda este propósito de una forma diferente. Así, hay iniciativas que luchan contra el cáncer, otras que pretenden conseguir cultivos más ecológicos e incluso hay quien ha inventado un método para evitar que perdamos las llaves o el reloj.

Uno de los proyectos es el de Zain Ahmed, un chico saudí de 16 años. Vive en Riad y su madre le despertó pronto el interés por la robótica. Ahora ha creado unos guantes que a modo de exoesqueleto están destinados a ayudar a las personas que han tenido un derrame cerebral u otras complicaciones que originan la parálisis parcial del cuerpo. El paciente se coloca los dos guantes y la mano afectada imita los movimientos de la que está en buenas condiciones. Así, se estimula la actividad del hemisferio afectado, con el fin de facilitar la recuperación del paciente.

No es el único que se ha dirigido hacia el campo de la salud para crear su proyecto. Entre los proyectos finalistas destacan los trabajos que luchan contra el cáncer. Anika Cheerla tiene 14 años y es de Cupertino, en California. Ha creado un programa que analiza automáticamente las mamografías para predecir el riesgo de cáncer de mama. Confía en que su iniciativa reduzca el número de los falsos positivos que se diagnostican.

Zheng Xin Yong es de los mayores del grupo. Lo que quiere decir que tiene 18 años. Este joven de Seremban, en Malasia, ha creado un sistema para detectar prematuramente el cáncer de pulmón. Aquellos que tienen esta enfermedad tienen en la respiración una ‘huella’ química particular, con lo que ha construido un sensor para identificar estos químicos. Con su tecnología en 10 minutos se puede hacer un análisis que cuesta en torno a un dólar.

Science Fair

Con 15 años, Nikhil Gopal, de Nueva Jersey, se ha fijado en otra enfermedad, la malaria. Y ha creado una prueba barata para conocer el nivel de parásitos que se encuentran en la sangre del enfermo, un dato crucial para saber qué medicación se necesita aplicar. Esto lo consigue con una aplicación de smartphone y un pequeño equipamiento para fotografiar que en total cuesta 50 dólares. Los hospitales, por su parte, usan equipos cuyo precio en el mercado ds de 100.000 dólares.

Cambiando de tercio, Mansha Fatima, que tiene 15 años y vive en Hyderabad, en la India, se ha centrado en el alimento básico del país y de gran parte de Asia: el arroz. Su cultivo consume grandes cantidades de agua, pero también hay una gran parte del riego que se derrocha. Y con un problema de sequía creciente, el mundo no se puede permite malgastar el riego. Ha creado un sistema de gestión del agua que vigila el nivel de humedad de las plantas, limitando así su uso.

Science Fair

Otro de los proyectos finalistas de la Science Fair es el de Shriank Kanaparti, de Bangalore, en India. Este adolescente de 16 años ha trabajado en una iniciativa destinada a paliar la pérdida de objetos a causa del Alzheimer. Ha desarrollado un dispositivo wearable que utiliza una cámara que toma imágenes alrededor de su portador. Y se conecta con Google Now para analizarlas. Así, cuando el usuario quiere encontrar algo solo tiene que pedir al asistente personal que lo busque. Este lo hará mediante el reconocimiento de las imágenes de las cámaras, basado en algoritmos de deep learning a los que accede a través de la nube.

Imágenes: Google Science Fair, soniahhhh y ed and eddie

anterior artículo

Las 5 apps que no pueden faltar en tu PC con Windows 10

Las 5 apps que no pueden faltar en tu PC con Windows 10
siguiente artículo

Los semáforos tienen los días contados

Los semáforos tienen los días contados

Recomendados