Aerotaxi español Concept Integrity de UMILES NEXT

Así son los eVTOL: ¿el futuro de la movilidad y el transporte aéreo?

La ciencia ficción nos puso la miel en los labios cuando nos mostró los vehículos voladores. Motocicletas o automóviles capaces de volar y de llevarnos de casa al trabajo o dar un paseo viendo el paisaje desde el cielo. En realidad, hoy en día esto es posible, en cierta manera, gracias a los helicópteros y las avionetas. Pero carece del glamour de los aparatos voladores que hemos visto en los cines. Lo más parecido que existe en la realidad son los llamados eVTOL

Se les conoce como eVTOL por su siglas en inglés: Vertical Takeoff and Landing. Despegue y aterrizaje verticales. Como los helicópteros. Aunque se les compara más con los drones, dispositivos que están más de moda que estos últimos. Y la e de eVTOL tiene que ver con que utilizan baterías eléctricas para funcionar. 

Todavía no los vemos surcando los cielos de nuestras ciudades. Pero existen decenas de proyectos probando este tipo de aparatos, también conocidos como aviones eléctricos, aeronaves eléctricas, taxis aéreos o drones tripulados. La idea que se desprende de su nomenclatura es que son vehículos unipersonales o con pocos pasajeros. Y cuya misión sería la de hacer desplazamientos de corta o media distancia. Especialmente en núcleos urbanos. Integrándose en las ciudades en vez de situarse a las afueras como ocurre hoy en día como aviones privados o helicópteros.

El futuro de la movilidad sostenible y personal

Airbus (Europa) y Boeing (Estados Unidos), los principales fabricantes de aviones comerciales del mundo, creen en un futuro en el que los eVTOL serán de uso habitual. Pero hay más nombres del sector. Embraer (Brasil), EHang (China) o las japonesas Honda, Toyota y Hyundai también invierten en investigación sobre este tipo de vehículos eléctricos. Precisamente, que no utilice combustibles fósiles es una de las claves de su impulso.

Con diseños futuristas y que integran los conocimientos adquiridos gracias al uso de drones, los eVTOL supondrían un gran cambio en la manera en que vemos la aviación, un sector que en la actualidad es altamente contaminante y que sirve para transportar a millones de personas por todo el mundo. Especialmente en grandes aeronaves. Los vuelos privados tan solo suponen un 4% del total de uso de combustible. 

Pero el desarrollo de los eVTOL podría ayudar a resolver varios problemas de movilidad. Uno de ellos, descongestionar las ciudades, que en la actualidad padecen el exceso de coches privados. Segundo, ayudar a desarrollar tecnología para que los aviones comerciales puedan sustituir los combustibles contaminantes por la electricidad. Y, tercero, facilitar los desplazamientos interurbanos o entre ciudades reduciendo el tiempo empleado sin descuidar su impacto ambiental.

AutoFlight es el eVTOL que más lejos ha volado
AutoFlight tiene el honor de haber llegado más lejos que otros eVTOL: 250 kilómetros

Pruebas, pruebas y más pruebas con eVTOL

La tecnología eVTOL ya existe. Y hay en el mercado una larga lista de modelos de vehículos voladores de este tipo. Para uno o dos pasajeros. Con autonomía suficiente para desplazamientos cortos y medios. El récord está en 250 kilómetros. Conseguido por AutoFlight. Algunos modelos son prototipos. Pero otros se podrían fabricar en serie. Y pilotar a distancia. Sin embargo, si todavía no vemos los eVTOL volando por el cielo es por varios motivos.

El principal es que al ser una tecnología que implica la integración en un entorno urbano en el que conviven personas e infraestructuras no puede lanzarse al mercado así como así. Requiere de muchas pruebas que cumplan con los duros estándares y requisitos de las normativas de regulación aérea internacional. 

Para hacernos una idea. No es lo mismo un accidente de carretera en el que colisionan dos vehículos que un incidente en el que esté implicado un eVTOL que choque contra un edificio, contra un espacio repleto de personas o directamente, dos eVTOL colisionen entre sí. Que algo así ocurriera supondría un desastre para este sector y retrasaría su implementación varios años o décadas.

De ahí que, por ahora, se hayan realizado pruebas dentro de espacio aéreo controlado. Principalmente, aeropuertos. El siguiente paso, hacer vuelos en ciudades, también en fase de pruebas. Una de estas pruebas ocurrirán en 2025 en la Exposición Universal de Osaka, Japón. Toyota hará volar su eVTOL SkyDrive. Y, posteriormente, hará más pruebas en su ciudad futurista Woven City. Creada precisamente como aparador y campo de pruebas para futuras tecnologías de movilidad.

El reto de las grandes inversiones 

Otro elemento que impide que veamos eVTOL en nuestras ciudades es su elevado coste. A lo que hay que añadir que se tendrían que implementar infraestructuras nuevas. Básicamente zonas de aterrizaje y despegue como los helipuertos actuales. Pero no es algo que abunde y requeriría una inversión que supera con creces la construcción de un aparcamiento para automóviles o una electrolinera, por poner dos ejemplos comparables.

Construir zonas de aterrizaje es caro. Y también lo son, o serán, los propios eVTOL. Precisamente, los vuelos privados actuales son algo limitado a una población con alto poder adquisitivo por su coste prohibitivo. Los eVTOL serían más económicos a largo plazo, pero en una primera fase, resulta difícil implementar un servicio de aerotaxis sin una gran inversión y sin una política de precios que esté fuera del alcance de la mayoría.

Pero quedémonos con la idea de que también los primeros automóviles eran prohibitivos y símbolo de pertenecer a cierta clase social. Pero con la fabricación en serie y el uso de otros materiales y componentes, el automóvil privado acabó por estar al alcance de todos los bolsillos. Es probable que el uso de eVTOL para desplazamientos también acabe por democratizarse si logra abaratarse su coste y, especialmente, si resultan útiles para la sociedad del futuro.

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...