Gaming

Gaming sin interrupciones: cómo poner fin al lag y los problemas de velocidad al usar WiFi o 5G

¿Eres gamer? Si te gustan los videojuegos, aunque juegues con el móvil a Subway Surfers o Candy Crush, puedes definirte como tal. No importa si eres un jugador casual o todo un experto con PC dedicado y diversas consolas. El gaming está al alcance de todos. Pequeños y mayores. Tengas o no tiempo.

En 2021, esta industria generó unos 1.795 millones de euros solo en España. Es incuestionable, por lo tanto, que el gaming vive una edad dorada. No obstante, ese éxito no es únicamente fruto de la abundancia de los títulos de calidad. Una parte clave en esa ecuación es la fibra óptica, el WiFi y las conexiones 4G y 5G, tecnologías que hacen posible que cualquier persona pueda descargar títulos en minutos, iniciar videojuegos en streaming o, simplemente, jugar online con otras personas situadas en cualquier parte del mundo.

No obstante, aunque estas tecnologías ofrecen una excelente experiencia por defecto, existen una serie de medidas y trucos que, con muy poco esfuerzo, pueden mejorar aún más la experiencia gaming. Hablamos de sencillos pasos que permitirán maximizar la velocidad, reducir la latencia al mínimo y mantener al raya el temido lag.

El gaming requiere una buena conexión a Internet

Fibra óptica, 5G y WiFi: ¿qué debes tener en cuenta?

Empezaremos por lo obvio. Una conexión de fibra óptica suele ser la mejor opción para acceder a internet, tanto para el gaming como para cualquier otro ámbito personal o profesional. A diferencia del ADSL, no hay pérdida de velocidad. Permite disfrutar de anchos de banda de 300 Mbps, 600 Mbps o incluso 1 Gbps. Y siempre de manera constante.

Por otra parte, las conectividades WiFi 6 y WiFi 5 son el complemento perfecto para esas conexiones fijas. Estas tecnologías inalámbricas –presentes tanto en los routers como en los dispositivos más recientes– maximizan el ancho de banda en el hogar, minimizan la latencia e incrementan tanto el número de dispositivos que pueden estar conectados de manera simultánea como la cobertura. Son, por lo tanto, la manera perfecta de jugar sin cables mientras estamos en casa. Obviamente, habrá una pérdida conforme nos alejemos del router, pero, gracias a estas tecnologías, la reducción es cada vez menor.

Si juegas con tu smartphone, utilitario o de gaming, tampoco te quedas corto. La tecnología 4G ofrece velocidades de bajada de 150 Mbps y 50 Mbps de subida en un amplio abanico de lugares. Y con las redes 5G es posible alcanzar, técnicamente, hasta 10 Gbps en condiciones ideales. Eso sí: al estar en movimiento, tanto la velocidad como latencia puede ir variando en función de la saturación de la red, de la conectividad desplegada en el nodo concreto en el que nos situamos o de la proximidad a la antena.

En cualquier caso, estas tecnologías superan con creces los mínimos requeridos por las principales plataformas. Este es el ancho de banda que indican algunos de los servicios más populares en sus páginas de soporte:

  • HD en Netflix (720p): 3 Mbps
  • FHD en Netflix (1080p): 5 Mbps
  • 4K en Netflix: 15 Mbps
  • Spotify, YouTube Music o Amazon Music: menos de 1 Mbps
  • Discord: entre 5 Mbps y 50 Mbps 
  • Fortnite: 5 Mbps de bajada y 3 Mbps de subida
  • Minecraft: 1 Mbps
  • Call of Duty: Modern Warfare: 3 Mbps
  • Clash of Clans: menos de 1 Mbps
El gaming se disfruta en cualquier dispositivo conectado

Trucos para mejorar la experiencia gaming, el ancho de banda y la latencia

Aunque, como decíamos, las conexiones actuales superan con creces los requisitos de los principales servicios y plataformas, vamos a ver una serie de trucos y consejos que te ayudarán a que tu red de fibra óptica, por cable o por WiFi, se comporte aún mejor y te permitan jugar de la mejor manera posible. O lo que es lo mismo: trucos para mejorar la cobertura, velocidad o latencia de tu conexión para gaming.

  • En caso de utilizar una red WiFi, la experiencia siempre es mejor cuanto menor es tanto la distancia como los obstáculos. Las tecnologías WiFi actuales son infinitamente mejores que las de hace años, pero siempre se pueden arañar algunos milisegundos de latencia o Mbps de velocidad si se acerca el ordenador al router o se evitan obstáculos que reduzcan la intensidad de la señal.
  • Si tus dispositivos son compatibles, utiliza siempre la red WiFi de 5 GHz. La de 2,4 GHz recorre una mayor distancia, por lo que es útil cuando el router está muy alejado y queremos mantener la conexión. No obstante, sus prestaciones son peores. Por lo tanto, si estás medianamente cerca del router, mejor optar por la de 5 GHz.
  • Si cada Mbps o milisegundo es vital para ti, entonces conecta siempre el ordenador o la consola por cable. Debes asegurarte, también, de que se trata de un cable de red capaz de transportar el ancho de banda ofrecido por tu conexión.
  • Si usas WiFi, combina tu router principal con amplificadores que incrementen la cobertura por todo el hogar.
  • Procura tener siempre actualizado el software del PC o consola de juego.
  • Activa el modo gaming y/o cierra las apps en segundo plano.
  • Al jugar online, elige siempre servidores locales o lo más cerca de tu región / país. Esto reducirá la latencia.
  • Para los expertos: abre los puertos que utiliza tu consola de videojuegos.
  • Para los más expertos: prueba a activar QoS para dar prioridad al gaming.
Smart WiFi Gaming al rescate

Smart WiFi Gaming: el modo especial de los routers Movistar

Los trucos anteriores te serán útiles como referencia, pero a veces es todo más sencillo que ponerte a trastear. En ocasiones, basta con pulsar un botón en una app de tu móvil. O así funciona, más o menos, el modo gaming de Movistar.

Si tienes contratada la fibra óptica con Movistar, estarás familiarizado con su app exclusiva Smart WiFi. Con ella puedes gestionar tu red inalámbrica y configurar tu conexión sin necesidad de acceder directamente al router. Todo desde tu iPhone o Android. 

Entre sus muchas opciones se incluye un modo gaming. Lo que hace es cambiar la configuración de tu router de Movistar para que este dedique todos los recursos a tu juego online. Es decir: dará prioridad a tu PC o consola de videojuegos sobre el resto de dispositivos de la red, además de aplicar otras optimizaciones relacionadas con la latencia y el ancho de banda.

El gaming es también móvil gracias al 5G
Foto de Nino Souza en Pexels

¿Cómo mejorar la experiencia al usar 5G?

El gaming, recordemos, no es exclusivo de un PC o una consola de videojuegos estática. Los smartphones actuales cuentan con la potencia suficiente para ejecutar juegos como Call of Duty, FIFA, Fortnite, PUBG o Clash of Clans. Todos ellos, títulos con una experiencia gráfica muy completa. Y, gracias a la conectividad 5G, se pueden disfrutar tanto en casa como en cualquier lugar en el que exista cobertura de red móvil.

Para los que optan por este tipo de títulos también existen trucos de gran utilidad que pueden mejorar la experiencia:

  • Enciende –si no lo hace por defecto– el modo juego que incorporan muchos teléfonos con Android. Este, por lo general, hace que los recursos del dispositivo (conectividad y rendimiento) se enfoquen en el videojuego.
  • Cierra las aplicaciones abiertas en segundo plano e incluso vacía la memoria RAM del teléfono (si es Android).
  • Mantén siempre el software actualizado. Tanto el sistema operativo como los videojuegos.
  • En los ajustes de conectividad del teléfono, verifica que la conectividad 5G está activa. De esta manera, el dispositivo siempre se conectará a ella –y ofrecerá la mejor experiencia posible–.
  • Las redes 5G están preparadas para ofrecer un gran servicio en todo tipo de situaciones, pero si quieres disfrutar de la mejor experiencia, busca siempre lugares exteriores y amplios (como una plaza o un parque).
Juega en cualquier dispositivo conectado con Xbox Game Pass Ultimate
Imagen: Telefónica

El futuro del gaming: en la nube y en realidad virtual

Por otro lado, servicios como Xbox Game Pass Ultimate están logrando cada vez más fuerza. Mediante una suscripción, tienes acceso a un catálogo de títulos que en el pasado sólo estaban disponibles en Xbox y en PC. Pero ahora, gracias a la nube, puedes ejecutarlos en tu televisor inteligente, en tu smartphone o en tu tablet.

Al usar estos servicios, tanto la fibra óptica como la conexión 5G son fundamentales. Más aún que en el gaming tradicional. Recordemos que en este caso es un servidor en remoto el que ejecuta el videojuego, por lo que el ancho de banda requerido es superior y, sobre todo, cualquier reducción posible en la latencia es clave. Por lo tanto, los consejos anteriormente citados –en función de si se juega en casa, en la calle, con un PC o con un móvil– cobran aún más valor.

Lo mismo se puede decir de las gafas de realidad virtual, dispositivos en los que la latencia y el ancho de banda también son más importantes que en el gaming tradicional. Este sector está viviendo muchos avances en campo profesional y lúdico. No obstante, el gaming es una de las aplicaciones más recurrentes para este tipo de productos.

Las gafas de realidad virtual sirven para también para jugar
Fuente: Brand Factory Telefónica

Además, es posible encontrar dispositivos para todos los gustos y bolsillos. Sony tiene su plataforma PlayStation VR con sus gafas PS VR2; Meta cuenta con varios modelos –como Meta Quest 2–, que tiene su propia tienda de apps y juegos; y empresas como HTC o Pico también tienen diversos productos de este tipo en el mercado.

No obstante, independientemente del producto que se tenga, la estrategia para disfrutar de la mejor experiencia gaming, maximizar el ancho de banda y reducir la latencia es similar a la que empleamos con otros dispositivos conectados.

RELACIONADOS

Fibra FTTR

Qué es y cómo funciona la fibra FTTR

Aunque todos accedemos a Internet vía WiFi, detrás de esos puntos de conexión inalámbricos suele haber un router que accede a la red de...