Francia soluciona la parada por radar en las instalaciones eólicas

Escrito por , 12 de septiembre de 2014 a las 08:30
Francia soluciona la parada por radar en las instalaciones eólicas
Futuro

Francia soluciona la parada por radar en las instalaciones eólicas

Escrito por , 12 de septiembre de 2014 a las 08:30

Una granja eólica en Perpignan incorporará una nueva tecnología para evitar que los radares detengan sin querer el funcionamiento de los molinos de viento.

Uno de los problemas que tiene la energía eólica es que las turbinas de los molinos de viento modernos son detectadas por los radares de aviones. Esto puede confundir a los sistemas de aviación, pues les es difícil diferenciar entre un vuelo bajo y los molinos. La cuestión tiene otra vertiente y es que, como ha pasado en Francia, el ejército bloquea las instalaciones eólicas al ser detectadas por radar. Hasta 6.000 MW de este tipo de granjas han quedado paradas por los militares.

Ante esta situación, la compañía energética francesa EDF Energies Nouvelles se ha propuesto crear turbinas con tecnología que las camufle de los radares. Empezarán por una granja eólica situada en Perpignan, cerca de la frontera con España. No es la única compañía que se ha embarcado en un proyecto similar. La danesa Vestas ha explorado incluso la tecnología militar para intentar que estas turbinas pasen desapercibidas a los radares de los aviones.

Existen dos tipos de tecnologías para ocultar aviones, por ejemplo, de los radares. La que quizá sea la más compleja consiste en diseñar los aviones de tal manera que las señales de radar reboten en ángulos forzados y no regresen de vuelta a la estación. Hay otra forma –por la que han apostado los responsables de la granja eólica de Perpignan– que consiste en cubrir el exterior con una capa que convierta las señales de radar en calor, un parámetro que las estaciones receptoras no pueden registrar.

granja eolica

La granja eólica tendrá por tanto las hélices de sus molinos cubiertas de una capa anti-radar, para evitar la detección de la turbina. Actualmente el proyecto está en fase de pruebas, pero los primeros resultados han sido positivos. La idea es que esta tecnología se ponga en marcha a gran escala para evitar los parones de las centrales eólicas, que suponen una pérdida de dinero y un quebradero de cabeza para los técnicos.

Ni que decir tiene Francia no es el único país que tiene este tipo de problemas. Las compañías implicadas en el desarrollo de la tecnología anti-radar tienen las miras puestas en otros lugares, como Reino Unido y Estados Unidos. Si el despliegue a gran escala marcha bien en el país galo la internacionalización de la tecnología estará muy próxima.

Imágenes: Storm Crypt y dgarkauskas

anterior artículo

Google Glass en viajes: otra mirada para recorrer el mundo

Google Glass en viajes: otra mirada para recorrer el mundo
siguiente artículo

Este robot autónomo es capaz de cargar con hasta 8 kg de peso

Este robot autónomo es capaz de cargar con hasta 8 kg de peso

Recomendados